Volver al inicio     
Suscripción
Información Personal

* E-mail:
Idioma / Language:


He leído y estoy de acuerdo con los términos y condiciones / I’ve read and agree to terms and conditions


Cerrar Ventana [x]
La propuesta de la red bulevares de Madrid

Cómo definir y configurar una red interdistrital de itinerarios peatonales

Patxi J. Lamíquiz Daudén + José Carpio Pinedo + Eduardo Espinosa Sánchez

1. Antecedentes: los planes sobre las calles de Madrid

Un aspecto poco conocido y que además no acaba de desarrollarse de la planificación urbana reciente de la ciudad de Madrid es la de sus calles. En buena parte ello se debe probablemente a que haya interesado verlas solo como parte del sistema de movilidad (tráfico motorizado, carriles bus, SER, APRs y últimamente carriles bici) pero también, y por eso lo traemos aquí, porque a diferencia de plazas o zonas verdes, las calles no se han considerado apenas en su dimensión de “lugares”, de espacios a habitar y diseñar. 

Figura 1. El paseo de las Delicias antes y después, según la propuesta del Plan Director para la Recuperación de Bulevares de Madrid   
Figura 1. El paseo de las Delicias antes y después, según la propuesta del Plan Director para la Recuperación de Bulevares de Madrid

Sin embargo hay varios ejemplos recientes de gran interés impulsados por el ayuntamiento madrileño, como el Proyecto Madrid Centro (2011), con su propuesta de “Supermanzanas”, el Plan Director para la Recuperación de los Bulevares (2012); o, actualmente en elaboración, los planes Madrid Regenera, con sus “Corredores cívicos” e “Itinerarios ambientales” y el Plan Estratégico  de Zonas Verdes, Arbolado y Biodiversidad, con su “Red Principal de Calles Verdes”. Su interés es que todos comparten una visión de las calles como espacios clave para la vida urbana, la regeneración urbana o el reverdecimiento de la ciudad y que, de paso, apoyarían el cambio del modelo de movilidad.

Y es que, en un entorno tan denso y falto de espacios libres como la almendra central madrileña y en una situación casi de emergencia ambiental por contaminación, la visión de las calles principales como cuando eran bulevares permitiría extender la calidad ambiental del casco histórico a toda la ciudad e implicaría quitar espacio al coche, reduciendo el tráfico de forma permanente y sostenible. En positivo, pondría cerca de cada vivienda actual una bóveda arbolada continua para mitigar el rigor del verano madrileño, itinerarios de calidad para pasear, correr o para el juego de los niños, daría un marco de calidad al comercio de proximidad y albergaría de forma digna esas terrazas que proliferan en cualquier acera de Madrid, junto al tráfico.

Este artículo presenta el Plan Director para la Recuperación de los Bulevares, una propuesta en la que participaron los autores para configurar una red interdistrital de itinerarios verdes y peatonales recuperando (y extendiendo), las antiguas calles arboladas de Madrid en la almendra central, entre las que destacaron sus bulevares (1). Sus principales aportaciones son el hecho de estar basado en una tradición muy madrileña, la de grandes calles arboladas, su enfoque integral y una metodología novedosa de identificación de las calles más idóneas para los peatones.

Otro interés del Plan era su ambición, pues, a diferencia de las “supermanzanas”, su objeto fueron las calles principales, al estar demostrado que son de mayor potencialidad peatonal (modelo “Space Syntax”, situación del comercio). Pero esa fue también su principal talón de Aquiles, pues su implementación necesitaba de un gran músculo político. Y es que se trata de buena parte de las avenidas y calles más complejas de la ciudad, aquellas de mayor anchura, continuidad y centralidad local, por tanto aquellas en las que se mezclan el comercio, los restaurantes, los edificios más representativos, la gente,  los autobuses, la carga y descarga, el aparcamiento y el tráfico de paso. Desde el Paseo de la Castellana, a la calle Bravo Murillo, pasando por el Paseo de las Delicias o, ya fuera de la almendra, el Paseo de Extremadura o la calle Alcalá.

Figura 2.  La transformación de la calle Fuencarral de Madrid, entre las glorietas de Quevedo y Fuencarral (Arquitectos: A. Padilla, E. Espinosa y P. Lamíquiz. Ingeniero: J.A. López)   
Figura 2. La transformación de la calle Fuencarral de Madrid, entre las glorietas de Quevedo y Fuencarral (Arquitectos: A. Padilla, E. Espinosa y P. Lamíquiz. Ingeniero: J.A. López)

2. El bulevar como modelo: aproximación histórica y conceptual 

2.1. ¿Qué papel jugaban los bulevares?, ¿había un solo tipo?

Históricamente la idea de bulevar se asocia a calles arboladas o “naturaleza urbana” y a la esencia de lo urbano, al “goce social”. De esta manera fue apropiada por Napoleon III, para hacer más aceptable la segunda de las grandes transformaciones de París, la apertura de los bulevares en el XIX (Barón Haussman), y se convirtió, posteriormente, en el sinónimo de urbanidad, el lugar de los cafés, los cinematógrafos y los cabarets. Ello fue posible tras el éxito dos siglos antes de la primera gran transformación de Paris, la demolición de los baluartes y el arbolamiento de la ronda resultante, durante el reinado de Luis XIV (Pierre Bullet). Ambos son bulevares muy distintos; los primeros de ronda y paseo, con andén central y varias alineaciones arboladas; los otros interiores y para la vida urbana, con aceras anchas arboladas. A pesar de ello, comparten su carácter positivo, lo que explica el éxito mundial de este tipo de espacio urbano a partir de finales del XIX.

Figura 3. Boulevard de Italie y de Haussman en Paris, con sus 30 metros de sección y sus aceras anchas arboladas a “contra-alle”
Figura 3. Boulevard de Italie y de Haussman en Paris, con sus 30 metros de sección y sus aceras anchas arboladas a “contra-alle”

2.2. ¿Cómo eran los bulevares de Madrid?

Los bulevares de Madrid se desarrollaron en su ensanche, pero no fueron planificados por Carlos María de Castro sino producto de reformas calle a calle, a partir de la petición de los vecinos de la calle Velázquez en 1889 hasta la última en 1950, llegando a sumar 17 kilómetros. Incluyeron no solo los hoy conocidos como “bulevares”(calles de Alberto Aguilera, Carranza, etc.), sino muchas otras calles, como las Rondas de Atocha y Segovia, Príncipe de Vergara, María de Molina, Francisco Silvela, Raimundo Fernández Villaverde o López de Hoyos y por supuesto, los supervivientes, como Reina Victoria, Juan Bravo, Sainz de Baranda o Ibiza. 

Figura 4. El bulevar de Velázquez en un día soleado de 1965, en el artículo de José Martínez-Sarandeses y Andrés Martínez, “Los bulevares históricos de Madrid” publicado en la Revista el Mustio Verde en 2002.
Figura 4. El bulevar de Velázquez en un día soleado de 1965, en el artículo de José Martínez-Sarandeses y Andrés Martínez, “Los bulevares históricos de Madrid” publicado en la Revista el Mustio Verde en 2002.

Constituyeron un tipo de calle muy característico, con su sombra, terrazas y kioscos para el paseo y juego de los madrileños y sus hijos, los “niños de bulevar”. Se hicieron casi siempre en calles de 30 metros (las menos de 40 metros) y con una sección muy característica de aceras estrechas (2,5-3 m)y un solo andén central (9-12 m), similar a las ramblas mediterráneas. Hay que tener en cuenta que la ciudad tenía además una gran cantidad de calles sin bulevar pero con dos o tres alineaciones de arbolado por acera (Serrano, Goya, Paseo de las Delicias, Toledo, etc), de similar calidad ambiental, lo que respondía a una tradición capitalina que comienza con los paseos de Delicias, Prado o Recoletos en el XVIII. Como resultado de todo ello, a finales de los 50 del siglo pasado, Madrid debió ser la ciudad de las grandes calles arboladas, lo que ahora llamaríamos ejes verdes.

Desgraciadamente, los bulevares fueron demolidos y desparecieron al tiempo que los tranvías, a partir de la adaptación de la ciudad al tráfico motorizado, que consagró el Plan de Red Viaria Arterial de 1967, y que supuso la transformación de lo que aquellas grandes calles en carriles para el tráfico y espacio para aparcar.

Figura 5. Sección transversal del bulevar de la calle Sagasta
Figura 5. Sección transversal del bulevar de la calle Sagasta

2.3. Requisitos bulevares: continuidad longitudinal y ámbito peatonal

Con la generalización del tráfico motorizado, no solo se destruyen los bulevares sino que algunos de los que quedan han dejado de funcionar, como el de la calle Reina Victoria. ¿Por qué? Hay dos elementos importantes que explican buena parte de su fracaso: no tiene continuidad longitudinal hasta Cuatro Caminos, ni accesibilidad transversal, con tanto tráfico y vallas, veámoslos.

El primer factor es muy claro, pues para que el paseo sea mínimamente cómodo, se necesita continuidad en los cruces sin tener que volver a la acera y otra vez al bulevar. Por ejemplo, la media de continuidad de los 12 bulevares analizados en Barcelona es de un 1.015 metros, lo que permite dar paseos de una distancia considerable con apenas interrupciones.

El segundo requisito es menos evidente, y es quela calle tiene que ser lo que Jacobs, Macdonald y Rofe (2) llaman “ámbito peatonal” (“pedestrian realm”): acera, aparcamiento, calzada y andén deben conformar una unidad funcional fácilmente atravesable por el peatón. Hay que hacer notar que este ámbito incluye las bandas que usan los coches para circular y aparcar. Por tanto y para que ello sea posible, el tráfico motorizado debe ser moderado y lento, pues de lo contrario, el andén central deja de ser accesible y utilizado. 

Figura 6. Ámbito peatonal o “Pedestrian Realm”. Fuente: Jacobs, Roffe, McDonald, ¨Multiple roadway boulevards”, 1995   
Figura 6. Ámbito peatonal o “Pedestrian Realm”. Fuente: Jacobs, Roffe, McDonald, ¨Multiple roadway boulevards”, 1995

¿Por qué es tan importante? En un estudio propio se comprobó que en el bulevar de Ibiza circulaban el mismo número de personas a lo largo del andén que en las aceras, mientras que en Juan Bravo eran la mitad. Y ello se pudo relacionar con la mayor facilidad de acceso del andén de Ibiza desde las aceras: siguiendo a los peatones, se daban mucha mayor cantidad de cruces al andén a mitad de manzana en Ibiza que en el de Juan Bravo: el 27% cruzaban en el paso de peatones intermedio y el 24% fuera del paso, contra 5% en la otra calle. Es decir, se comprobó que en Ibiza, como en las Ramblas de Barcelona, la calle funciona como un solo “Ámbito peatonal”, gracias a la accesibilidad transversal del andén central.  

Figura 7. Peatones que accedieron al andén central a mitad de manzana, en los bulevares de Juan Bravo e Ibiza
Figura 7. Peatones que accedieron al andén central a mitad de manzana, en los bulevares de Juan Bravo e Ibiza

2.4. Calles y no sólo Vías: carácter de “vínculo” vs. carácter de “lugar”

Pero, ¿cómo recuperar las actuales calles llenas de coches para que puedan albergar bulevares? 

El marco conceptual para este cambio de paradigma lo ofrece elproyecto de investigación europeo “ARTISTS” que propone transformar las arterias rodadas de las nuestras ciudades (“arterial roads”) en “Grandes Calles” o  “calles arteriales” (“arterial streets”), diseñando para ello una nueva jerarquía, la de las otras funciones de la calle, una que las entienda como lugares de estancia, relación social, uso comercial etc., que habrá de priorizarse y conjugarse a la jeraquía tradicional basada en el tráfico. En otras palabras, hay que mapificar la jeraquía de lugares, compararla con la jerarquía de tráfico y tomar decisiones sobre cual debe tener prioridad en cada caso.

 Figura 8. Jeraquización de las calles como “conexiones” (tráfico) y como “lugares” (comercio, etc.). Fuente: «ARTISTS» Arterial Streets EU RTD project, 2008
Figura 8. Jeraquización de las calles como “conexiones” (tráfico) y como “lugares” (comercio, etc.). Fuente: «ARTISTS» Arterial Streets EU RTD project, 2008

Para ello, hace falta un cambio en como diseña, se jerarquiza y gestiona el viario de una forma similar a la de los bulevares, que se pueden considerar lo que ahora se llaman “calles completas” (“complete streets”), a la vez “lugar” agradable-memorable y “espacio de circulación”.

Figura 9. Segunda fase de la remodelación del Paseo de StJoan, Barcelona (Arquitecta: L. Domenèch). Fuente: Metalocus
Figura 9. Segunda fase de la remodelación del Paseo de StJoan, Barcelona (Arquitecta: L. Domenèch). Fuente: Metalocus

3. Nuevos bulevares (o elementos de la Red Peatonal): ¿puede una acera ancha ser un bulevar? 

Para dar respuesta a lo anterior, se propuso ampliar el concepto tradicional de bulevar basándose en la definición de “Ámbito peatonal” y en la idea de “gran calle equilibrada”, que podría incluir varios subtipos, hasta las aceras anchas: 

• ANDEN CENTRAL o CALLE-BULEVAR, o bulevar con formación de un Ámbito Peatonal Conjunto a lo ancho de toda la sección de la calle (Ramblas, calle Ibiza)

• ANDENES LATERALES, bulevar con tercianas o bulevar con vías de servicio (“multiple roadway boulevard”) o bulevar con dos Ámbitos Peatonales Compuestos, uno cada  borde, gracias a la permeabilidad entre aceras y andenes (Paseo de la Castellana)

• ACERA ANCHA Y ACERA ANCHA ASIMÉTRICA: o bulevar con Ámbito o Ámbitos Peatonales simples y situados junto a la edificación (calle Fuencarral entre las glorietas de Bilbao y Quevedo)

Por tanto, el Plan de Bulevares ha propuesto como definición de “NUEVO BULEVAR”:

Vía urbana de amplia sección y elevada calidad paisajística y ambiental, que cumple funciones de estructurador urbano y de espacio de paseo, ocio y relación social local, y en la que coexisten de manera equilibrada: una amplia plataforma peatonal, central o lateral, muy accesible y continua; una importante superficie vegetal y/o masa arbórea; así como bandas para bicicletas, transporte público y automóviles.

4. Metodología: ¿cómo seleccionar los ejes de una red de nuevos bulevares? 

La definición de la Red de Nuevos Bulevares se ha basado en una sistemática capaz de dotar de fundamentos sólidos y objetivos al proceso de elección de ejes. Las fases metodológicas propuestas han sido las siguientes:

1. IDONEIDAD PEATONAL: Primera selección basada en las características intrínsecas de la vía, en su adecuación a los objetivos y criterios que describe el concepto de nuevo bulevar. 

2. COORDINACIÓN OTROS PLANES: Segunda selección basada en la congruencia y coordinación con otros planes o proyectos sobre el ámbito.

3. RED TEÓRICA: Tercera selección, correctora del resultado de la fase anterior, y estructurando una red continua, coherente y completa.

4. EVALUACIÓN ESTRATÉGICA: para comprobar en qué medida los cambios introducidos afectan a la movilidad urbana. Valoración de diversos escenarios.

5. ALTERNATIVAS TÁCTICAS Y SELECCIÓN FINAL, en relación a la viabilidad y aceptabilidad de la red.

El análisis de idoneidad peatonal se ha realizado sobre una selección previa de vías con sección suficiente: un mínimo de 25 metros para permitir al menos dos aceras de 3 metros, dos calzadas de 5,5 metros (dos carriles convencionales o uno junto a un carril bus o una fila de aparcamiento) y un andén central de 8 metros.

Este análisis ha considerado una serie de variables que, ponderadas y sumadas, pueden ofrecen una visión sintética del potencial éxito peatonal del bulevar propuesto, junto con los objetivos planteados para el Plan desde el Ayuntamiento: precedentes históricos, dimensiones, nivel de centralidad local (SpaceSyntax - Integración R3), densidad mínima y mezcla de usos, actividades en planta baja, acceso a equipamientos básicos en proximidad, lejanía a parques, calidad del paisaje urbano (% de fachadas protegidas por el PGOU), presencia y demanda de estaciones de transporte público y zona de conflicto acústico. Sobre una escala de 0,5 a 14, se han obtenido valores entre 0,5 y 9 puntos, según la figura 10.

Figura 10. Variables y ponderación de la idoneidad peatonal
Figura 10. Variables y ponderación de la idoneidad peatonal

El siguiente paso ha sido valorar la congruencia y coordinar la Red de Nuevos Bulevares con las propuestas de otros planes y proyectos municipales y, en concreto, del Plan de Calidad del Paisaje de la Ciudad de Madrid (2008), Plan Director de Movilidad Ciclista (2008), Plan de Acción en Materia de Contaminación Acústica de Madrid (2009) y el Proyecto Madrid Centro (2011).

La suma de los ejes que en la fase anterior obtenían más de 6 puntos por idoneidad peatonal con los definidos en estos cuatro planes con más de 25 metros de sección ha arrojado una nueva selección de potenciales ejes, que amplía la primera y se puede ver en la figura 11. Se han integrado a la red algunos otros bulevares que adoptarían la especialización y carácter que le otorgue el plan en cuestión. 

Figura 11. Coordinación con otros planes municipales
Figura 11. Coordinación con otros planes municipales

Finalmente, se ha tomado el conjunto anterior de calles y se ha completado o corregido para formar una red coherente, continua, conectada y funcional,  la Propuesta de Red Teórica de Nuevos Bulevares (RNB –figura 12). Cabe añadir que algunas de las conexiones sólo se han podido proponer a través de vías de menor sección (<25m), donde no cabe un nuevo bulevar pero sí una conexión de prioridad peatonal. Por otra parte, se proponen conexiones a través de zonas verdes, como las de la Dehesa de la Villa o el Parque Tierno Galván, mientras que han quedado integrado todos los ejes que actualmente cuentan con una sección de bulevar (Castellana, Juan Bravo, Ibiza o Serrano). Por último, a pesar de que el ámbito del Plan es la Almendra central, se han considerado las potenciales conexiones y extensión de la red más allá del anillo de la M-30. 

Figura 12. Propuesta de red
Figura 12. Propuesta de red

5. Propuestas de red e instrumentos de ordenación

5.1. Fases de implementación

La primera cuestión es la imposibilidad, incluso improcedencia, de la transformación simultánea de todos los ejes propuestos. Por todo ello, se ha procedido a una programación en tres fases u horizontes. El primero a los ocho años de la aprobación del PGOU (2022), el segundo a largo plazo (2030) y una imagen final, que correspondería a la Red Teórica. 

La selección en la primera fase se ha realizado en relación a cuatro criterios: 1) asegurar una red distribuida por toda la almendra central, aunque sea de menor densidad, pero que posibilite recorridos amplios; 2) incluir el mayor número de bulevares históricos, justificados desde la recuperación; 3) conectar desde el primer momento con los ejes comerciales de la periferia municipal (Alcalá-Quintana, Vinateros, Paseo de Extremadura, General Ricardos, etc.) y 4) dar acceso a los principales espacios verdes de la ciudad.

Figura 13. Red de nuevos bulevares y fases   
Figura 13. Red de nuevos bulevares y fases. Horizonte 2022 (izquierda) - Horizonte 2030 (derecha)

5.2. Modelos de intervención: reequilibrio de la sección

Dada la extensión de la red, se ha diseñado una metodología para asignar secciones automáticamente por tramos homogéneos, establecidos en función de ciertas características relevantes. Posteriormente, la sección propuesta de manera automática se ha chequeado y, en ocasiones, se ha corregido para adaptarse a circunstancias particulares.

De manera general, se parte de una preferencia por secciones con entre el 60% y el 75% de espacio para peatones o espacios verdes, incluyendo facilidades para el comercio (bandas de carga-descarga) y cuidando la continuidad longitudinal y la permeabilidad transversal.

El procedimiento sigue dos pasos: 

1. Delimitación de tramos homogéneos y asignación de sección-tipo. Depende principalmente de la relación entre demanda peatonal (uso comercial de la calle, etc.) y demanda de tráfico rodado actual (IMD), según figura en la tabla 1.El resultado al combinar ambas demandas puede verse en la figura 14.Los tipos 111 (D30), 211 (D40), 121 (C30), 221 (C40), son en los que se recomienda andén central, mientras que en el resto (por ejemplo, ejes comerciales) se recomienda acera ancha.

Tabla 1. Selección de sección-tipo, según demanda peatonal, demanda motorizada y sección disponible
Tabla 1. Selección de sección-tipo, según demanda peatonal, demanda motorizada y sección disponible
Figura 14. Propuesta de sección-tipo para cada tramo
Figura 14. Propuesta de sección-tipo para cada tramo

2. Estudio particularizado de la sección. El paso anterior tiene por objeto aplicar unos criterios comunes a toda la red y la creación de una imagen o identidad única reconocible. Sin embargo, se realizaron fichas por cada tramo para valorar cambios en la sección-tipo por la orientación, sección actual, asimetría en los usos o las conexiones, posición del arbolado existente, presencia de pasos a nivel, accesos a garajes, carriles-bici, etc. Se adjunta como ejemplo la ficha del estudio particularizado para el tramo de la calle Bravo Murillo entre Quevedo y Cuatro Caminos.

Tabla 2. Estudio particularizado de la sección de la calle Bravo Murillo
Tabla 2. Estudio particularizado de la sección de la calle Bravo Murillo

6. Aspectos estratégicos y beneficios  

La ejecución del Plan Director implicaría una alteración de las características de las redes de movilidad de la almendra, las del tráfico motorizado, el aparcamiento, el transporte público y las bicicletas. También exigiría un gran esfuerzo para configurar una red tan extensa que habría que mantener. Pero los beneficios para la regeneración de la ciudad existente serían notables.

6.1. Contraste con el mantenimiento de la accesibilidad motorizada

Si bien para definir la red completa de nuevos bulevares se ha adoptado en primer lugar una óptica de prioridad a lo peatonal, a la hora de definir la primera y segunda fase, su extensión y sección tipo, se valoraron y trataron de integrar las necesidades del automóvil (hasta donde era posible), para lograr un nuevo equilibrio. 

En el caso del tráfico motorizado, la M-30 ampliada habría de servir de gran distribuidor para absorber parte del tráfico de paso que se eliminaría al reducir la capacidad viaria en el interior de la almendra central. De hecho, gracias a esa capacidad de amortiguación y al hecho de que en la primera fase del Plan se ha evitado que los nuevos bulevares ocuparan las calles principales que comunican la M-30 con el interior de la almendra, particularmente en los accesos de las grandes carreteras radiales (Avda de América - A2, eje O’Donnell - M23, Avda. del Mediterráneo - A3, etc.), se consiguió que, según la simulación realizada con el modelo EMME de tráfico, el impacto de la RNB.1 sobre el tráfico motorizado dentro de la almendra central sería significativo pero no grave. 

Respecto al aparcamiento, la reducción en las vías afectadas por la primera fase se estima en un 38% de plazas, lo que se podría compensar parcialmente para los residentes con aparcamiento subterráneo bajo los bulevares. Respecto al aparcamiento de rotación, el criterio es que su construcción bajo los nuevos bulevares fuera una excepción, para evitar la atracción de más tráfico (se propone aquellos próximos a los accesos de la M-30 y a una estación de metro).

En relación a integración de red ciclable, al preverse la remodelación integral de los ejes afectados, la estrategia es la mejora conjunta ambiental-peatones-ciclistas (algo por desagracia secundario en los actuales carriles ciclables de Madrid). Para ello la red de bulevares alojaría los tramos correspondientes de la red básica del Plan Director de Movilidad Ciclista (PDMC) y se cuidaría en el diseño de minimizar la interferencia con el tráfico y estancia peatonales. 

En lo referente al transporte público, el criterio de conectar con las estaciones de metro e intercambiadores fue una de las bases de trazado de la red de bulevares. También se valoraba la importancia de mantener una buena accesibilidad para la EMT (personas mayores), si bien se optaba por carriles señalizados y no tanto segregados, al requerir menos espacio de calzada y afectar menos a la permeabilidad transversal. Por el contrario y debido a la buena cobertura de la red de metro en la almendra, no se identificaron oportunidades claras para ejes tranviarios, al contrario de lo que ocurría en el Estudio propio de proyectos innovadores de transformación viaria, en el que se encontraron un buen número de casos que incorporaban tranvías a los bulevares (Diagonal al mar en Barcelona, Bulevar Victor en Paris, Nantes, Casablanca, Burgos, etc). 

6.2. Acondicionamiento RNB: “imagen Nuevo Bulevar”

Varios aspectos del diseño de la red, aunque propios de la fase de ejecución y ajenos a un Plan Director, cobraban sentido al servir a objetivos de carácter estratégico. 

Un primer elemento clave era la imagen “Nuevo Bulevar”. Un primer elemento clave sería una banda verde y arbolada, lo más amplia y continua posible a lo largo de toda la red, que permitiera también usos estanciales (sentarse, tumbarse, …) y con efecto apreciable sobre la permeabilidad del suelo y el microclima. El ancho mínimo se ha planteado entre los 3 y 5 metros.

Otra idea clave es la de una calidad de los materiales, como la del centro histórico, para asegurar su atractivo. Otros, son la creación de un museo de escultura al aire libre o la creación de una red wifi gratuita (“Bulevares de las redes”) y un mantenimiento diferenciado que asegure los niveles de calidad. Para ayudar a su financiación, se propone aprovechamientos del subsuelo selectivos con locales para marcas relacionadas con las TIC.

Figura 15. La calle Príncipe de Vergara y la plaza de Marqués de Salamanca antes y después, según la propuesta del Plan Director para la Recuperación de bulevares   

   

Figura 15. La calle Príncipe de Vergara y la plaza de Marqués de Salamanca antes y después, según la propuesta del Plan Director para la Recuperación de bulevares

6.3. Beneficios de la RNB

La opción elegida ha sido proponer una primera fase amplia para llevar las mejoras urbanísticas y ambientales a la mayor parte de la almendra.

 

Los beneficios de una red así abarcarían cuatro aspectos fundamentales:

• Red Socialmente integradora, de carácter dotacional (deporte y mayores). 

• Red Verde, interconexión de parques e infraestructura verde. 

• Red Cultural, de acceso a grandes equipamientos culturales con impacto turístico positivo (3). 

• Red Estructurante del sistema de movilidad sostenible, carácter vertebrador, conexión con el casco y la periferia municipal. 

Figura 16. Carácter dotacional y de conexión verde de la RNB    
Figura 16. Carácter dotacional y de conexión verde de la RNB

Notas

(1) Una buena síntesis del objeto del Plan se hace en el Pliego de Condiciones Técnicas (PCT), según el cual el proyecto había de ir más allá de la simple recuperación de los bulevares histórico, ya que se planteaba desde, “la necesidad de recuperar los espacios públicos destinados al tránsito peatonal, y a la estancia, en los viarios que estructuran la Almendra Central, configurando un nuevo concepto de bulevar contemporáneo que no pretende una recuperación mimética de su versión histórica. Por el contrario, se propone conformar nuevos tipos de viarios que respondan adecuadamente a las exigencias de accesibilidad universal, a la mejora del paisaje urbano y a un nuevo equilibrio entre las distintas funciones que concurren en el viario del Centro Urbano y en su entorno urbano, propiciando un nuevo modelo de movilidad y accesibilidad central y la promoción de las actividades económicas y dotacionales en un entorno mayoritariamente residencial.” Aunque no desarrollado, dicho plan fue la base para definir la Red de Corredores Cívico-Ambientales de la Revisión del Plan General de Madrid de 2015 (suspendida) y también se ha usado para definir los corredores cívicos del actual Plan Madrid Regenera

(2) Jacobs, Allan B.; Macdonald Elizabeth; Rofé, Yodan Y. (1995) Multiple roadway boulevards: case studies, design, and design guidelines Institute of Urban and Regional Development, University of California Berkeley

(3) La lista de los equipamientos culturales principales conectados por la red, es la siguiente:

- Museo Lázaro Galdiano, Palacio de los Deportes de la Comunidad de Madrid, Plaza Monumental de las Ventas.

- Teatros del Canal, Espacio cultural Canal de Isabel II - Cea Bermúdez

- Auditorio Nacional, Museo de la Ciudad.

- La Casa Encendida - Obra Social Caja Madrid, Teatro Circo Price, Complejo Tabacalera

- Museo del Ferrocarril, Complejo cultural Matadero

Ello reforzaría y extendería los ejes ya consolidados, que también se sitúan en la red (Prado-Recoletos-Castellana, Cornisa Oeste): 

- Teatro Real, Palacio Real, Museo de las Colecciones Reales.

- Museo del Prado, Caixa Fórum, Museo Centro Nacional de Arte Reina Sofía, Museo Thyssen-Bornemisza, Centro Cultural Casa Asia, Museo Naval, Museo Etnográfico

- Biblioteca Nacional, Museo Arqueológico, Teatro Fernán-Gómez / CC de la Villa, Museo de Ciencias Naturales, Arquería de los Nuevos Ministerios, Palacio de Congresos Castellana, Espacio cultural Canal de Isabel II - Plaza de Castilla

- Museo Cerralbo, Templo de Debod, Museo de América,  Museo del Traje

Nota Legal
Créditos
Suscripción
Directora: María A. Leboreiro Amaro, Dra. Arquitecto. Profesora Titular de la E.T.S. de Arquitectura de Madrid
Consejo de redacción: Miquel Adriá, director de la revista Arquine
Carmen Andrés Mateo, Arquitecta. Profesora Asociada de la E.T.S. de Arquitectura de Madrid
José Mª Ezquiaga Dominguez. Dr. Arquitecto. Profesor Titular de la E.T.S. de Arquitectura de Madrid
José Fariña Tojo. Dr. Arquitecto. Catedrático de la E.T.S. de Arquitectura de Madrid
Fernando Fernández Alonso. Arquitecto. Profesor Asociado de la E.T.S. de Arquitectura de Madrid
Josep Mª Llop Torne. Arquitecto. Profesor en la Facultad de Geografía de la Universidad de Lleida
Javier Ruiz Sánchez. Dr. Arquitecto. Profesor Titular de la E.T.S. de Arquitectura de Madrid
Secretaría: Llanos Masiá
Edita: planur-e
Avda. Valdemarin, 68
28023 Madrid
Traducción: planur-e
ISSN: 2340-8235
Copyright: (2013): planur-e
Cerrar Ventana [x]
Planur-e: www.planur-e.es es una revista digital editada en España en materias de territorio, urbanismo, sostenibilidad, paisaje y diseño urbano. Nació con el objetivo de exponer buenas prácticas dando voz a los profesionales, planteando que sean los propios autores de los trabajos quienes los presenten. Se colabora así a su difusión, al tiempo que se ofrece, a aquellos que se aproximan al proyecto, la oportunidad de ver otras formas de trabajar y contrastar sus propias reflexiones y propuestas. Planur-e por sus características pretende llenar un hueco, dada la escasez de publicaciones en estas materias. Alcanza en este momento su número diez, con un planteamiento monográfico y da, al tiempo, en su Miscelánea cabida a múltiples temas. Cuenta ya con un número importante artículos alrededor de 150, hasta el momento, y con autores de muy distintos países, lo que enriquece su tarea de divulgación.

Información General
En cumplimiento de lo dispuesto en el artículo 10 de la Ley 34/2002, de 11 de Julio, de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico (LSSICE), ponemos a su disposición la “información general”, que comprende los datos identificativos de la entidad titular de este sitio web:
Titular: planur-e
Dirección: Avda. Valdemarín, 68-28023 Madrid
Lugar de edición: Madrid

Nota Legal
Los trabajos firmados expresan únicamente la opinión de sus autores así como la documentación gráfica, y son de su exclusiva responsabilidad, a todos los efectos legales y no reflejan los criterios que pueda tener el equipo editorial. Ninguna parte de esta publicación puede reproducirse o transmitirse en ninguna forma sin autorización escrita por parte de la editorial. Aquellas imágenes en las que no se ha podido identificar el propietario de los derechos, se entiende que son de libre uso. En caso de identificar alguna imagen como propia, por favor póngase en contacto con planur-e.
Legal Notice
The signed works only express the opinion of their authors and also the graphic documentation, and are their sole responsibility, for all legal purposes, and do not reflect the criteria that the editorial team may have. No part of this publication may be reproduced or transmitted in any form without the written consent of the publisher. It is understood that those images for which it was not possible to identify the holder of the rights are free to be used. In the event you identify an image as your own, please contact planur-e.
Cerrar Ventana [x]
 Información Personal

* E-mail:
Idioma / Language:


He leído y estoy de acuerdo con los términos y condiciones / I’ve read and agree to terms and conditions



 Protección de Datos
planur-e te informa de que los datos personales que nos proporciones serán incorporados en el fichero “Atención al Consumidor” del que somos responsables, al objeto de gestionar las solicitudes de información, reclamaciones, consultas realizadas ante el departamento de atención al consumidor. Mediante el envío del presente formulario, prestas consentimiento expreso al tratamiento automatizado y documental de tus datos, en los términos de la Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre (LOPD) y el Real Decreto 1720/2007 de 21 de diciembre.
Te agradeceremos nos comuniques cualquier cambio o modificación en los datos que nos ha proporcionado con el fin de que éstos respondan con veracidad y exactitud a la realidad. Asimismo, te informamos de que puedes ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición mediante carta dirigida a planur-e, o bien, mediante correo electrónico a: planur-e@planur-e.es
Cerrar Ventana [x]