Volver al inicio     
Suscripción
 Información Personal

* E-mail:
Idioma / Language:


He leído y estoy de acuerdo con los términos y condiciones / I’ve read and agree to terms and conditions



 Protección de Datos

planur-e informa de que los datos personales que nos proporcione serán incorporados en el fichero “Atención al Consumidor” del que somos responsables, al objeto de gestionar las solicitudes de información, reclamaciones, consultas realizadas ante el departamento de atención al consumidor. Mediante el envío del presente formulario, presta consentimiento expreso al tratamiento automatizado y documental de tus datos, en los términos de la Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre (LOPD) y el Real Decreto 1720/2007 de 21 de diciembre. Agradeceremos nos comunique cualquier cambio o modificación en los datos que nos ha proporcionado con el fin de que éstos respondan con veracidad y exactitud a la realidad. Asimismo, le informamos de que puede ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición mediante carta dirigida a planur-e, o bien, mediante correo electrónico a: planur-e@planur-e.es

 Data Protection

planur-e informs that the personal data you provide us with will be incorporated into the file "Customer Service" that we are responsible for, in order to handle requests for information, claims, and queries to our customer service department. By sending this form you are agreeing to the automated and documentary handling of your data, in the terms stipulated by Spanish Organic Law 15/1999, of December 13 (LOPD) and Royal Decree 1720/2007 of December 21. We would appreciate your notifying us of any changes or modifications to the information that you have provided us with so that it is true and accurate. Also, please note that you may exercise your rights to access, correct, cancel and contest your data by writing to planur-e, or by sending an email to: planur-e@planur-e.es


Cerrar Ventana [x]
editorialRead in english

¿Hacia dónde va el turismo?

 Tulum, México (2016)

Del nacimiento del turismo hasta nuestros días va un largo recorrido. Del Grand Tour pasamos a la invención del término turista por Stendhal cuando escribe sus “Memorias de un turista”. Turista es aquel que viaja por el placer de conocer y disfrutar nuevos lugares y experiencias, y que con el paso del tiempo de ir de ciudad en ciudad, de la ciudad al campo o a la playa ha ido diversificando y  ampliando sus experiencias y así hoy el turismo es cultural, gastronómico, musical, deportivo y así hasta el infinito.

Hasta los años treinta del pasado siglo el turismo tuvo una clara connotación elitista, condición que cambia con la generalización a partir de los años cincuenta, en muchos países occidentales, del derecho a un mes de vacaciones. Con su democratización se acuñó el turismo de masas, que de manera creciente ha invadido territorios cada vez más alejados. El “low cost”  pone a disposición de los turistas destinos hasta el momento nunca soñados. Al mismo tiempo suenan las alarmas: el turismo afecta a las ciudades y a sus habitantes, a los parajes naturales y  a la sostenibilidad del territorio en términos amplios.

La escala ha cambiado, pero ya en los años veinte había quien se preocupaba por las consecuencias de un  turismo aún incipiente y en Francia aparecen las leyes Cornudet imponiendo a las ciudades de más de 10.000 habitantes, así como  a las estaciones climáticas, termales y balnearias la obligación de dotarse de un plan de ordenación, extensión y embellecimiento.

Llamadas vanas ante lo que después ha ido sucediendo. En 1992, Brodsky, en “Marca de agua”, expresaba su preocupación cuando aún no se podía prever las murallas de los cruceros  en la Venecia actual y otras muchas escalas marítimas y la consiguiente invasión en escasas e intensas horas de miles de personas, con el agravante de que no estamos hablando de turistas en el sentido clásico, sino de visitantes, consumidores de espacio y recursos sin aportar, las más de las veces, un valor añadido a las ciudades visitadas.

En el caso de España el número de turistas internacionales se ha incrementado entre 2012 y 2016 en un 31% y supone en 2016, 75,6 millones de visitantes. El titular de El País (6 de abril de 2017): “El sector turístico repite como el mejor del mundo” lo dice todo, haciéndose eco del informe del Foro Económico Mundial, que analiza catorce variables: desde el entorno para hacer negocios, recursos culturales y de viajes de negocios pasando por recursos humanos y mercado de trabajo, seguridad, sostenibilidad ambiental, infraestructuras de servicios turísticos entre otros. Este éxito se traduce en un impacto social y medioambiental importante, sin un claro reflejo económico, al no presentar una distribución equilibrada de sus beneficios.   

Se da como factor negativo el predominio del turismo de sol y playa  con visitantes jóvenes de rentas bajas volcados en un objetivo único, disfrutar sin límites. Es urgente diversificar las localizaciones de destino captando otros intereses menos impactantes. En 2003 Fernando Prats decía, en relación con el modelo turístico del litoral, que este daba muestra de agotamiento estructural, y la situación no ha hecho más que agudizarse. Los problemas ya no solo afectan a la costa y sus ciudades, sino que se han trasladado de manera todavía incipiente al mundo rural. El impacto en las ciudades ha llegado hasta límites insoportables, en donde ni se puede, literalmente, andar por la calle; Barcelona desde 2005 ha incrementado en un 103%  el número de sus visitantes, alcanzando en 2016 la cifra de 5,92 milones.

 Hasta los destinos culturales se resienten: el Museo del Prado, al igual que otros muchos museos, está sometido a una fuerte presión. Si en 1963 los visitantes eran 253.000, a día de hoy se contabilizan 2.700.000 anuales.

Los problemas no solo perjudican ya a la funcionalidad de las ciudades, sino incluso a su habitabilidad, con problemas que afectan los residentes, por un crecimiento desmesurado de los precios, el valor de cambio vuelve a imponerse sobre el valor de uso. La aparición de las viviendas turísticas a través de fenómenos como Airbnb supone en un  primer momento, un importante deterioro de la convivencia, la evasión de impuestos y un claro traslado a los ciudadanos del coste de la masificación turística, en términos de habitabilidad y de incremento de los costes de mantenimiento de la ciudad. Los efectos se perciben de manera inmediata destacando el vaciamiento de los barrios tradicionales al expulsarse su población por el alza de los precios, con la aparición de inversores, con un incremento de la rentabilidad de los alquileres  de hasta cuatro veces de los que se venían dando, y que acaban traduciéndose en una clara dificultad para encontrar alojamiento para aquellos ciudadanos necesitados de un alquiler asequible,  llámense estudiantes en barrios que tradicionalmente venían ocupando o trabajadores, fundamentalmente de servicios que inician su vida en lugares turísticos.

Esta situación exige la puesta en marcha de planes de turismo e incluso de regeneración urbana, imponiendo sobre la marcha leyes como la, en redacción, del gobierno balear de vivienda o la ya vigente de viviendas turísticas de Galicia.

El descontento de la ciudadanía empieza a manifestarse con lo que hoy ya se entiende como una industria. Aparece la “turismofobia”, con respuestas distintas en función del lugar. Todo ello, en cualquier caso, exige plantear la búsqueda de soluciones para una convivencia fructífera entre la población local y los turistas, entendida como intercambio beneficioso para ambos colectivos.

Los destinos tradicionales van perdiendo atractivo y competitividad, en la promoción internacional inicial. En ellos se han producido crecimientos excesivos, regresión de los espacios naturales por su artificialización, la perdida de identidades locales y así sucesivamente hasta llegar a una demonización del turismo, que es preciso revertir.

Al impacto generado de transformación social, cultural y medioambiental es preciso enfrentar nuevas ideas mediante un marketing territorial inteligente, que permita la diversificación de actividades y disminuir la estacionalidad, evitando la concentración en fines de semana, puentes festivos o periodos vacacionales.

Se precisa la planificación y el control, que permitan la regeneración de los destinos turísticos hoy desbordados, mediante políticas activas de control de viajeros, incrementando los ingresos y no el número de ellos, atacando la insostenibilidad generada y reforzando la debilidad estratégica del sector, que no ha sido corregida, pese al transcurso de los años.

El presente número pretende dar luz al debate desde el análisis y diagnóstico de la realidad a la aportación de soluciones, poniendo énfasis en el valor que el turismo tiene para el desarrollo económico. Teniendo en cuenta procesos globales, difíciles de planificar o prever, como la inestabilidad del Mediterráneo y su incidencia en la modificación de destinos y en el retroceso de lugares antes pioneros, o la puesta en valor del diseño como factor que incentiva el atractivo para los visitantes y mejora la calidad de vida de los habitantes de un lugar, con un claro efecto equilibrador.

El número se abre así con una nueva lectura del territorio de la Costa del Sol que hace José Seguí, el análisis de la situación en Palma de Mallorca que realiza Jaume Garau, y una propuesta para el nuevo frente marítimo de Thessaloniki (Grecia) de Nikiforidis- Cuomo Architects. Artículos a los que se irán incorporando nuevos elementos creando un panorama amplio para el debate, en un intento de aportar luz a una situación candente, no solo en  nuestro entorno sino también como un fenómeno global.

En cuanto a la Miscelánea, ésta se abre con propuestas de muy diversa escala y atendiendo a intereses muy distintos: proyectos desde la pequeña escala urbana a un plan de acción del paisaje, a los que se irán incorporando, como es habitual, muchos otros que irán pondrán en relieve la variedad de enfoques en el trabajo profesional en relación con las materias objeto de la revista.



María A. Leboreiro

Nota Legal
Créditos
Suscripción
Directora: María A. Leboreiro Amaro, Dra. Arquitecto. Profesora Titular de la E.T.S. de Arquitectura de Madrid
Consejo de redacción: Miquel Adriá, director de la revista Arquine
Carmen Andrés Mateo, Arquitecta. Profesora Asociada de la E.T.S. de Arquitectura de Madrid
José Mª Ezquiaga Dominguez. Dr. Arquitecto. Profesor Titular de la E.T.S. de Arquitectura de Madrid
José Fariña Tojo. Dr. Arquitecto. Catedrático de la E.T.S. de Arquitectura de Madrid
Fernando Fernández Alonso. Arquitecto. Profesor Asociado de la E.T.S. de Arquitectura de Madrid
Josep Mª Llop Torne. Arquitecto. Profesor en la Facultad de Geografía de la Universidad de Lleida
Javier Ruiz Sánchez. Dr. Arquitecto. Profesor Titular de la E.T.S. de Arquitectura de Madrid
Secretaría: Llanos Masiá
Edita: planur-e
Avda. Valdemarin, 68
28023 Madrid
Traducción: planur-e
ISSN: 2340-8235
Copyright: (2013): planur-e
Cerrar Ventana [x]
Información General
En cumplimiento de lo dispuesto en el artículo 10 de la Ley 34/2002, de 11 de Julio, de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico (LSSICE), ponemos a su disposición la “información general”, que comprende los datos identificativos de la entidad titular de este sitio web:
Titular: planur-e
Dirección: Avda. Valdemarín, 68-28023 Madrid
Lugar de edición: Madrid

Nota Legal
Los trabajos firmados expresan únicamente la opinión de sus autores así como la documentación gráfica, y son de su exclusiva responsabilidad, a todos los efectos legales y no reflejan los criterios que pueda tener el equipo editorial. Ninguna parte de esta publicación puede reproducirse o transmitirse en ninguna forma sin autorización escrita por parte de la editorial. Aquellas imágenes en las que no se ha podido identificar el propietario de los derechos, se entiende que son de libre uso. En caso de identificar alguna imagen como propia, por favor póngase en contacto con planur-e.
Legal Notice
The signed works only express the opinion of their authors and also the graphic documentation, and are their sole responsibility, for all legal purposes, and do not reflect the criteria that the editorial team may have. No part of this publication may be reproduced or transmitted in any form without the written consent of the publisher. It is understood that those images for which it was not possible to identify the holder of the rights are free to be used. In the event you identify an image as your own, please contact planur-e.
Cerrar Ventana [x]
 Información Personal

* E-mail:
Idioma / Language:


He leído y estoy de acuerdo con los términos y condiciones / I’ve read and agree to terms and conditions



 Protección de Datos
planur-e te informa de que los datos personales que nos proporciones serán incorporados en el fichero “Atención al Consumidor” del que somos responsables, al objeto de gestionar las solicitudes de información, reclamaciones, consultas realizadas ante el departamento de atención al consumidor. Mediante el envío del presente formulario, prestas consentimiento expreso al tratamiento automatizado y documental de tus datos, en los términos de la Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre (LOPD) y el Real Decreto 1720/2007 de 21 de diciembre.
Te agradeceremos nos comuniques cualquier cambio o modificación en los datos que nos ha proporcionado con el fin de que éstos respondan con veracidad y exactitud a la realidad. Asimismo, te informamos de que puedes ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición mediante carta dirigida a planur-e, o bien, mediante correo electrónico a: planur-e@planur-e.es
Cerrar Ventana [x]