Volver al inicio     
Suscripción
Información Personal

* E-mail:
Idioma / Language:


He leído y estoy de acuerdo con los términos y condiciones / I’ve read and agree to terms and conditions


Cerrar Ventana [x]
editorialRead in English

El espacio público de la movilidad

 

El espacio público se ha asociado siempre al ocio, al juego, al  paseo y a la estancia, parques y jardines. Espacios de remanso en la ciudad lejos del trasiego de la actividad cotidiana y del tránsito de la ciudad. Se olvida así el espacio obligado para la movilidad, un espacio público que ocupa una gran superficie, invade el territorio y en no menor medida en nuestras ciudades.

El espacio público de la movilidad, es aquel que nos permite comunicarnos, transitar de un lugar a otro con independencia del medio de transporte que utilicemos, el vehículo privado, el transporte público,  o los más sostenibles como andar o la bicicleta. Con la aparición de la movilidad mecanizada y su expansión la  movilidad generó la necesidad de  una mayor ocupación de suelo, precisando  grandes superficies desde la necesaria para los aeropuertos, o autopistas y el ferrocarril hasta la calle urbana. Contamos con un amplio repertorio de medios de transporte que se complejiza en la medida que conviven y necesitan coordinarse para ser seguros y eficientes y cada vez más integración ante la falta de espacio libre de relación  en la ciudad. Al mismo tiempo las redes de transporte supusieron un cambio radical en la ciudad del siglo XX  determinando no solo su morfología sino también sus usos.Con el paso de los años, el modo de ver y diseñar estos espacios ha ido evolucionando en la misma medida que ha ido evolucionando nuestra forma de movernos, en inicio fundamentalmente a pie, sillas de manos o carruajes para los más  privilegiados o los carros para transportar las mercancías.

La llegada del ferrocarril supuso un avance que dinamizó la economía y favoreció las relaciones, reduciendo las distancias. La localización de las estaciones, en el borde de nuestras ciudades, o la aparición de los grandes bulevares parisinos de Haussmann, ocasionó un cambio morfológico importante en las mismas. Posteriormente la aparición del tranvía como modo de transporte más urbano organizando la expansión de manera lineal o el metro  con una huella en la superficie  imperceptible,  pero cuyas estaciones generaron nuevos nodos urbanos de centralidad y contribuyeron a revalorizar su entorno. 

El autobús durante mucho tiempo y en muchos lugares se convierte en el rey del  transporte público ya sea urbano o interurbano, fundamentalmente por su agilidad para adaptarse y en muchos casos colonizar el tejido existente. 

Todos estos modos plantearon nuevas necesidades tanto de seguridad vial como de compatibilización entre ellos, en función del dimensionado ajustado de las zonas por las que circulan en una ciudad existente y edificada previamente a su aparición y que en origen no estaba pensada para ellos.

Al mismo tiempo en la medida que las necesidades de movilidad aumentan en una continua retroalimentación  se ve necesaria la integración de los diferentes modos reclamando para ello  intercambiadores modales, que en zonas más periféricas incorporan también el automóvil a través de los aparcamientos disuasorios.

El impacto de la irrupción del automóvil en la ciudad provocó un rediseño de las mismas. Su aparición en principio como un elemento de estatus social, unido al mito de la velocidad y la comunicación ilimitada, pasó con su popularización  a generar una demanda acelerada de nuevas infraestructuras. Entendiéndose la movilidad como una función casi autónoma, ir  más lejos  y más rápido, provocando una invasión indiscriminada del territorio por las autopistas y sus supernodos como nuevos espacios de centralidad.

En esta invasión del espacio no podemos dejar al margen los espacios de servicio de esta movilidad como los de aparcamiento en la calle o en contendores específicos. 

El transcurso del tiempo  ha marcado otras pautas derivadas de los excesos del automóvil, con una movilidad exacerbada que exige cada vez más espacio en detrimento del espacio de convivencia ciudadana, o conduce al abandono de barrios, creando obsolescencia y propiciando la dispersión urbana. Esta expansión ha provocado un alto consumo de suelo, de energía y tiempo, incrementando la contaminación y exigiendo políticas de control en nuestras ciudades. Actualmente cuando los valores de la sostenibilidad empiezan a concienciar a nuestras sociedades,  se demanda un cambio de dirección, aparecen  políticas nuevas ya sean de templado de tráfico o de promoción de una  ciudad más volcada en el paseo.  Se comienza a ver una inversión en el uso del espacio dedicado a la movilidad, se reclama mayor atención a los modos más blandos como  caminar o el ciclista que recuperen el tiempo lento de la ciudad. Se exige un diseño más  cuidadoso, más allá de la calzada al servicio del automóvil y de la acera como espacio de refugio,  se amplía el espacio de relación incorporando arbolado y mobiliario urbano definiendo una escena urbana nueva, más amigable.  

Se inicia el número con artículos diversos que atienden a planteamientos muy diferentes, pero vinculados de manera importante con el espacio para la movilidad y sus características de diseño.  Se parte de  la preocupación de los efectos de los distintos sistemas de transporte y su influencia en el cambio climático y su control, que es lo que aborda “Plan A de Calidad del Aire de Madrid”. Para seguir observado cómo se diseña el espacio público desde objetivos y criterios muy diferentes a los de la velocidad reclamando una necesaria convivencia en la ciudad de peatones y vehículos de cualquier tipo, ya sean privados o de transporte público, tanto en el  territorio como en las áreas urbanas.

De la “Complejidad en el diseño urbano” nos habla el proyecto  en Alemania de una vía clásica en nuestras ciudades, la  que lleva desde la estación al Centro Histórico. Entendido como un proyecto colaborativo que, más allá de la toma de decisiones sobre su uso y por tanto de su diseño, llega hasta el proyecto de las piezas a instalar, en un proceso de apropiación del espacio por la ciudadanía, a través de su peatonalización. 

El último artículo, que ahora inicia el número, se dedica a la creación de vías verdes, como modelo de desarrollo de ecoturismo, partiendo de la idea de la movilidad sostenible  como dinamizadora de un territorio, en este caso los Montes de Sicani, aprovechando infraestructuras “apagadas”. Este artículo enlaza claramente con el número anterior, como no podía ser menos en un mundo de sistemas cada vez más relacionados e integrados. 

Y así la Miscelánea da continuidad al mismo, “La arquitectura del turismo” supone un ejercicio proyectual desde la creación de aquellas “piezas mínimas” que componen y diseñan el espacio para el turismo.

Los otros dos artículos que la componen son muy diferentes. El “Proyecto del Mirador A Pedra da Rá” es un sensible proyecto que confirma la posibilidad de recuperar la naturaleza en su origen, desde un elegante diseño que no compite. Por último, “El programa de barrios de Cataluña” presenta un eficiente planteamiento para la  regeneración urbana desde criterios de sostenibilidad, basado en la participación ciudadana y, algo que a menudo se olvida mediante un riguroso seguimiento del plan.

La propuesta de este monográfico dedicado al espacio público de la movilidad pretende, desde distintos ángulos, la reflexión en profundidad sobre una actividad que ha ido adquiriendo un protagonismo, que hace no tanto tiempo no tenía.


María A. Leboreiro Amaro

Nota Legal
Créditos
Suscripción
Directora: María A. Leboreiro Amaro, Dra. Arquitecto. Profesora Titular de la E.T.S. de Arquitectura de Madrid
Consejo de redacción: Miquel Adriá, director de la revista Arquine
Carmen Andrés Mateo, Arquitecta. Profesora Asociada de la E.T.S. de Arquitectura de Madrid
José Mª Ezquiaga Dominguez. Dr. Arquitecto. Profesor Titular de la E.T.S. de Arquitectura de Madrid
José Fariña Tojo. Dr. Arquitecto. Catedrático de la E.T.S. de Arquitectura de Madrid
Fernando Fernández Alonso. Arquitecto. Profesor Asociado de la E.T.S. de Arquitectura de Madrid
Josep Mª Llop Torne. Arquitecto. Profesor en la Facultad de Geografía de la Universidad de Lleida
Javier Ruiz Sánchez. Dr. Arquitecto. Profesor Titular de la E.T.S. de Arquitectura de Madrid
Secretaría: Llanos Masiá
Edita: planur-e
Avda. Valdemarin, 68
28023 Madrid
Traducción: planur-e
ISSN: 2340-8235
Copyright: (2013): planur-e
Cerrar Ventana [x]
Planur-e: www.planur-e.es es una revista digital editada en España en materias de territorio, urbanismo, sostenibilidad, paisaje y diseño urbano. Nació con el objetivo de exponer buenas prácticas dando voz a los profesionales, planteando que sean los propios autores de los trabajos quienes los presenten. Se colabora así a su difusión, al tiempo que se ofrece, a aquellos que se aproximan al proyecto, la oportunidad de ver otras formas de trabajar y contrastar sus propias reflexiones y propuestas. Planur-e por sus características pretende llenar un hueco, dada la escasez de publicaciones en estas materias. Alcanza en este momento su número diez, con un planteamiento monográfico y da, al tiempo, en su Miscelánea cabida a múltiples temas. Cuenta ya con un número importante artículos alrededor de 150, hasta el momento, y con autores de muy distintos países, lo que enriquece su tarea de divulgación.

Información General
En cumplimiento de lo dispuesto en el artículo 10 de la Ley 34/2002, de 11 de Julio, de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico (LSSICE), ponemos a su disposición la “información general”, que comprende los datos identificativos de la entidad titular de este sitio web:
Titular: planur-e
Dirección: Avda. Valdemarín, 68-28023 Madrid
Lugar de edición: Madrid

Nota Legal
Los trabajos firmados expresan únicamente la opinión de sus autores así como la documentación gráfica, y son de su exclusiva responsabilidad, a todos los efectos legales y no reflejan los criterios que pueda tener el equipo editorial. Ninguna parte de esta publicación puede reproducirse o transmitirse en ninguna forma sin autorización escrita por parte de la editorial. Aquellas imágenes en las que no se ha podido identificar el propietario de los derechos, se entiende que son de libre uso. En caso de identificar alguna imagen como propia, por favor póngase en contacto con planur-e.
Legal Notice
The signed works only express the opinion of their authors and also the graphic documentation, and are their sole responsibility, for all legal purposes, and do not reflect the criteria that the editorial team may have. No part of this publication may be reproduced or transmitted in any form without the written consent of the publisher. It is understood that those images for which it was not possible to identify the holder of the rights are free to be used. In the event you identify an image as your own, please contact planur-e.
Cerrar Ventana [x]
 Información Personal

* E-mail:
Idioma / Language:


He leído y estoy de acuerdo con los términos y condiciones / I’ve read and agree to terms and conditions



 Protección de Datos
planur-e te informa de que los datos personales que nos proporciones serán incorporados en el fichero “Atención al Consumidor” del que somos responsables, al objeto de gestionar las solicitudes de información, reclamaciones, consultas realizadas ante el departamento de atención al consumidor. Mediante el envío del presente formulario, prestas consentimiento expreso al tratamiento automatizado y documental de tus datos, en los términos de la Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre (LOPD) y el Real Decreto 1720/2007 de 21 de diciembre.
Te agradeceremos nos comuniques cualquier cambio o modificación en los datos que nos ha proporcionado con el fin de que éstos respondan con veracidad y exactitud a la realidad. Asimismo, te informamos de que puedes ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición mediante carta dirigida a planur-e, o bien, mediante correo electrónico a: planur-e@planur-e.es
Cerrar Ventana [x]