Volver al inicio     
Suscripción
 Información Personal

* E-mail:
Idioma / Language:


He leído y estoy de acuerdo con los términos y condiciones / I’ve read and agree to terms and conditions



 Protección de Datos

planur-e informa de que los datos personales que nos proporcione serán incorporados en el fichero “Atención al Consumidor” del que somos responsables, al objeto de gestionar las solicitudes de información, reclamaciones, consultas realizadas ante el departamento de atención al consumidor. Mediante el envío del presente formulario, presta consentimiento expreso al tratamiento automatizado y documental de tus datos, en los términos de la Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre (LOPD) y el Real Decreto 1720/2007 de 21 de diciembre. Agradeceremos nos comunique cualquier cambio o modificación en los datos que nos ha proporcionado con el fin de que éstos respondan con veracidad y exactitud a la realidad. Asimismo, le informamos de que puede ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición mediante carta dirigida a planur-e, o bien, mediante correo electrónico a: planur-e@planur-e.es

 Data Protection

planur-e informs that the personal data you provide us with will be incorporated into the file "Customer Service" that we are responsible for, in order to handle requests for information, claims, and queries to our customer service department. By sending this form you are agreeing to the automated and documentary handling of your data, in the terms stipulated by Spanish Organic Law 15/1999, of December 13 (LOPD) and Royal Decree 1720/2007 of December 21. We would appreciate your notifying us of any changes or modifications to the information that you have provided us with so that it is true and accurate. Also, please note that you may exercise your rights to access, correct, cancel and contest your data by writing to planur-e, or by sending an email to: planur-e@planur-e.es


Cerrar Ventana [x]
Nuevo frente marítimo de Thessaloniki (Grecia)

1. En busca de un nuevo equilibrio urbano en el frente marítimo de la ciudad

Figura 1. Foto aérea de Thessaloniki. El área de intervención se señala en rojo. Foto de Prodromos Nikiforidis.
Figura 1. Foto aérea de Thessaloniki. El área de intervención se señala en rojo. Foto de Prodromos Nikiforidis.

A medida que se concentra más y más población en las grandes ciudades, la constante expansión urbana se hace tan importante como el medio natural amenazado del planeta, y requiere de la misma gestión equilibrada. Las ciudades de todo el mundo buscan nuevas estrategias viables para el ocio y esparcimiento; buscan un equilibrio entre lo natural y lo construido, explotando sus ventajas naturales (frentes marítimos, lagos o ríos, bosques alrededor de las ciudades y paisajes de belleza natural). El diseño del espacio público de las ciudades, los parques urbanos y los grandes vacíos del tejido urbano se convierten en paisajes ideales en la búsqueda de soluciones equilibradas que respeten al mismo tiempo al ciudadano y al medio.

2. Estado previo del frente marítimo de Thessaloniki

La relación de Thessaloniki con el mar es estructural y apuntala la identidad de la ciudad. Desde la demolición de las murallas marítimas de la ciudad en 1869, la forma del paisaje urbano marino ha cambiado continuamente. Los materiales resultantes de la demolición se usaron para el relleno de la zona costera y el muelle. Hasta 1960 el mar llegaba hasta el límite de las viviendas y mansiones existentes. En 1959 se ganó terreno al mar y se construyó un rompeolas como paseo del frente marítimo.El nuevo frente siempre ha sido una zona con elementos de gran atractivo para la ciudad y se integró en su vida diaria, acogiendo actividades de baja densidad, paseo y ocio. Se construyó una serie de parques y espacios verdes de forma fragmentada, con ausencia de equipamientos urbanos básicos. Como resultado, gran parte del nuevo frente marítimo no tenía estructura.

Figura 2. Imagen de Google Earth, tras la finalización del nuevo frente marítimo de Thessaloniki.
Figura 2. Imagen de Google Earth, tras la finalización del nuevo frente marítimo de Thessaloniki.

3. Objetivos del desarrollo del nuevo frente marítimo de Thessaloniki.

La intención del Ayuntamiento de Thessaloniki para el desarrollo del nuevo frente marítimo  y el anuncio de la celebración de un concurso nos dio la oportunidad de experimentar con la lógica organizativa del espacio público de la ciudad. A través del diseño arquitectónico encontramos las opciones de formación de un micro-ecosistema total, con sus interacciones, variaciones, y heterogeneidad, pero también con su coherencia. El diseño, la elección de materiales, la elección de la vegetación, la iluminación, todo ello ha contribuido no solo a la construcción de un espacio público de gran calidad, sino sobre todo a la organización de un espacio que se inscribe suavemente en el paisaje urbano existente, y que además no requiere de un abuso de recursos para su gestión y mantenimiento.

Reconociendo los múltiples factores que son inherentes al intento de rediseño de un espacio urbano con múltiples significados para la ciudad, hicimos un esfuerzo para estudiar la zona de forma global. Nuestra intención básica era realizar una completa aproximación al tema, con el objetivo de proponer operaciones que presenten continuidad y coherencia con una propuesta arquitectónica unificada y al mismo tiempo contribuyan a la regeneración del ecosistema en la frontera entre mar y ciudad.

El nuevo frente marítimo de Thessaloniki es un espacio lineal, con un ancho relativamente limitado, y una gran longitud, un hecho que le da sus características de “frente”, como una piel delgada insertada en el difícil y desafiante límite entre la tierra y el mar, entre el paisaje natural y el construido. El diseño de este límite tiene que convivir y conversar con el agua, la forma natural más inestable. Específicamente, el telón de fondo que constituye el mar del golfo de Thessaloniki es un escenario sorprendente, donde elementos efímeros y cambiantes crean atmósferas distintas por momentos. Cualquier intervención en este fondo toma su color, existe porque el fondo existe, sin poder competir con él, sino coexistir y ganar algo de su elegancia.

Por estas razones, la decisión básica de la propuesta fue mantener la característica y reconocible fisonomía del frente unificado hacia el mar, la continuación y linealidad del paisaje. Creemos que estos sin duda importante para preservar el elemento más atractivo del frente marítimo de Thessaloniki, que es el interesante paseo junto al horizonte abierto al mar, sin introducir ninguna estructura que se adentre en el mar.

4. Descripción de la transformación del frente marítimo de Thessaloniki

4.1. Paseo lineal – Salones verdes e intervenciones puntuales

La lectura del lugar, el proceso de destacar sus elementos más característicos y los parámetros que influyen en su identidad, aporta la llave maestra para entenderlo y diseñar propuestas viables. Para el nuevo frente, diferenciamos dos principales características, que sientan los principios para las decisiones básicas de la propuesta.

El paseo, justo en el límite entre el mar y la tierra, el pavimento del frente, la vista abierta y sin interrupciones, la sensación de infinito debida a la intensa presencia del agua, la línea del horizonte hacia el mar, que a veces es profunda y clara y otras inapreciable, uniéndose el cielo y el mar con un resultado impresionante.

Los espacios verdes, con usos recreativos y deportivos intercalados, diferencian esta parte del rompeolas, ofreciendo sombra, superficies suaves, aislamiento visual, intercambios de espacios.

Figura 3. El paseo lineal sobre el rompeolas, entre la tierra, el mar y la niebla. Foto de Prodromos Nikiforidis.
Figura 3. El paseo lineal sobre el rompeolas, entre la tierra, el mar y la niebla. Foto de Prodromos Nikiforidis.
Figura 4. Uno de los estanques de agua de mármol, sobre el paseo lineal del rompeolas. Foto de Bernard Cuomo.
Figura 4. Uno de los estanques de agua de mármol, sobre el paseo lineal del rompeolas. Foto de Bernard Cuomo.
Figura 5. Escultura de George Zongolopoulos. Foto de Prodomos Nikoforidis.
Figura 5. Escultura de George Zongolopoulos. Foto de Prodomos Nikoforidis.
Figura 6. El paseo lineal en el límite entre tierra y agua. Foto de Prodromos Nikiforidis.
Figura 6. El paseo lineal en el límite entre tierra y agua. Foto de Prodromos Nikiforidis.

4.1.2. Linealidad y continuidad – caminando sobre las olas

La linealidad, la continuidad dinámica, y el horizonte libre son algunas de las características del nuevo frente marítimo, ligadas y reforzadas con la disposición del pavimento del rompeolas.

El rompeolas del frente es un lugar ideal para caminar, sin interrupciones, sin distracciones. El paseante está expuesto a la luz, a una perspectiva abierta, y tiene un camino continuo en el atractivo límite entre dos elementos opuestos: la estabilidad de la masa del rompeolas, frente a la inestabilidad y lucidez del elemento líquido.

El pavimento del frente marítimo, desde la Torre Blanca hasta la Sala de Conciertos, se trata de forma única, sin jerarquías ni alteraciones de su ancho. Se dispone un pavimento formado por una losa continua a lo largo y ancho del frente, donde antes había un pavimento duro. Solo hay dos diferenciaciones de pavimento: una para el carril bici y otra para el límite del rompeolas en el lado del mar, donde con el objetivo de remarcar este límite entre tierra y mar se dispone una tarima de madera de bangkirai.

En la parte interior del rompeolas, se ofrece la alternativa de un paseo a la sombra. Este paseo, con zonas de estancia entre árboles, es particularmente útil para las personas de mayor edad durante los meses de verano. El camino funciona como un filtro o límite intermedio entre dos partes diferenciadas del frente marítimo: la pavimentada y los espacios verdes. Crea un camino diferenciado de calidad, delimitado por los árboles y conformando una imagen única  en la vista del frente desde el mar.

    Figuras 7, 8 y 9. Arriba izquierda, el paseo sobre el rompeolas en un día de invierno. Foto de Prodromos Nikiforidis. Arriba derecha, caminando sobre el rompeolas. Foto de Aggeliki Sapika. Abajo, el rompeolas durante una mañana de niebla. Foto de Baltzis.           

    
Figuras 7, 8 y 9. Arriba izquierda, el paseo sobre el rompeolas en un día de invierno. Foto de Prodromos Nikiforidis. Arriba derecha, caminando sobre el rompeolas. Foto de Aggeliki Sapika. Abajo, el rompeolas durante una mañana de niebla. Foto de Baltzis.

    Figuras 10, 11 y 12. Arriba, el camino entre árboles en la parte interior del rompeolas durante un día lluvioso. Abajo izquierda, chorros de agua en la plataforma de madera en el jardín de Alejandro. Abajo derecha, escultura de George Zongolopouos y paseo sobre el rompeolas. Fotos de Prodromos Nikiforidis.

          
Figuras 10, 11 y 12. Arriba, el camino entre árboles en la parte interior del rompeolas durante un día lluvioso. Abajo izquierda, chorros de agua en la plataforma de madera en el jardín de Alejandro. Abajo derecha, escultura de George Zongolopouos y paseo sobre el rompeolas. Fotos de Prodromos Nikiforidis.

4.1.3. Espacio público a la escala familiar de lo privado: los jardines

En el lado contrario al paseo lineal, se crean 12 espacios verdes en la parte interior del frente marítimo, como una sucesión de “salones verdes – jardines”, cada uno con una temática característica especial. La elección de este término, salones-jardín, describe su intención: se trata de una secuencia de espacios que pretenden mantener la atmósfera familiar de lo privado, mientras se integran en el espacio público. No se trata de grandes parques, sino de salones de pequeño tamaño que recuerdan a los jardines de las viviendas que existían en la zona y que llegaban hasta la orilla del mar, antes de la realización del relleno del frente marítimo.

Los jardines, en contraste con el pavimento de la línea del frente, son espacios protegidos, tienen su propia introversión. La diferenciación, el intercambio, la posibilidad de aislamiento visual, la sombra, la sorpresa, el descubrimiento de lo diferente, el juego, el suelo blando, el verde: los jardines siguen distintas formas de lenguaje sintáctico, abrazando lo familiar y lo privado, y creando nuevos espacios colectivos de escala local.

La experiencia se transforma en un camino, donde lo efímero (el cambio entre estaciones) y la variedad (la multicentralidad del proyecto) se reconocen como elementos dominantes de la composición, creando distintas sensaciones en el visitante – usuario. El mito se revela a lo largo del camino, redeterminado por fenómenos naturales, y crea fenómenos visuales en transformación constante. Esta tendencia de la composición paisajística de la ciudad contemporánea intenta crear un espacio en movimiento que sigue el cambio de estaciones. El nombre de los 12 “Salones verdes” sigue una organización temática, cada espacio se define conceptualmente. Los nombres de los jardines, empezando por el Jardín de Alejandro, son los siguientes: Jardín del Sol de Mediodía, Jardín de Arena, Jardín de las Estaciones, Jardín de Odysseas Fokas, Jardín del Mediterráneo, Jardín de la Escultura, Jardín del Sonido, Jardín de Rosas, Jardín de la Memoria, Jardín del Agua y Jardín de la Música.

Figura 13. Foto desde el interior del jardín del sol del mediodía hacia el mar. Foto de Aggeliki Sapika.
Figura 13. Foto desde el interior del jardín del sol del mediodía hacia el mar. Foto de Aggeliki Sapika.

4.1.3.1. El Jardín de Alejandro

Esta zona está formada por tres pequeños parques, diferentes entre sí respecto a aspectos de diseño, organización y vegetación. Dos de ellos están cubiertos con césped, y tiene árboles que parecen haber sido plantados de forma no simétrica. El tercero está formado por caminos y parterres de flores, siguiendo el diseño del jardín situado allí. Los tres parques se rodean de una línea arbustos que actúan como valla.

Con el objetivo de hacer esta zona más atractiva para la gente que la visita, el nuevo plan propone que los tres parques se organicen de una forma similar, con nueva vegetación que realce la ya existente y retirando la línea de arbustos con el objetivo de reforzar el sentido de espacio abierto, dejando libre la vista hacia el mar.

A lo largo del eje que lleva hasta la estatua de Alejandro, el suelo está cubierto por un material duro y sólido, y se creó una red de 33 fuentes. El incesante flujo del agua produce un sonido continuo, creando una atmósfera agradable. Este nuevo escenario crea un imponente  fondo para la estatua.

     Figura 14, 15, 16 y 17. Arriba, foto área de la plataforma de madera con la escultura de George Zongolopoulos y los surtidores de agua en su base de mármol. Foto de Aris Evdos. Abajo izquierda y centro, zonas verdes del jardín de Alejandro. Foto de Prodromos Nikoforidis. Abajo derecha, surtidores de agua en el jardín de Alejandro. Foto de Prodromos Nikoforidis.

                   
Figura 14, 15, 16 y 17. Arriba, foto área de la plataforma de madera con la escultura de George Zongolopoulos y los surtidores de agua en su base de mármol. Foto de Aris Evdos. Abajo izquierda y centro, zonas verdes del jardín de Alejandro. Foto de Prodromos Nikoforidis. Abajo derecha, surtidores de agua en el jardín de Alejandro. Foto de Prodromos Nikoforidis.
     Figuras 18 y 19. A la izquierda, plataforma de madera sobre el rompeolas, de noche. Foto de Ioannis Kaktsis. A la derecha, paseando junto a la estatua de Alejandro Magno durante una noche de niebla. Foto de Konstantinos Koasidis.    
Figuras 18 y 19. A la izquierda, plataforma de madera sobre el rompeolas, de noche. Foto de Ioannis Kaktsis. A la derecha, paseando junto a la estatua de Alejandro Magno durante una noche de niebla. Foto de Konstantinos Koasidis.

4.1.3.2. El Jardín del Sol de Mediodía

En esta localización, entre el Hotel Makedonia Palace y el edificio de la antigua compañía eléctrica, se crea un jardín triangular, con una forma similar a una pirámide, solo con un lado mayor que los otros. La pendiente se forma con tierra natural para dar la sensación de estar en una pequeña colina natural. Para subir por ella se construyeron a rampas de baja inclinación, y a sus lados se disponen bancos como si emergiesen del suelo. Los otros dos lados del jardín están definidos por bloques de piedra, actuando como elementos estructurales. En la zona baja se dispone un pabellón con el objetivo de acoger una cafetería.

Esta colina artificial aporta un lugar privilegiado en términos de visuales y atrae visitantes, especialmente durante la tarde, con la caída del sol. Además, ayuda a integrar el gran cuerpo del hotel en el escenario.

     Figuras 20 y 21. A la izquierda, inclinación triangular del Jardín del Sol del Mediodía. Foto de Aris Evdos. A la derecha, vista del jardín. Foto de Bernard Cuomo.    
Figuras 20 y 21. A la izquierda, inclinación triangular del Jardín del Sol del Mediodía. Foto de Aris Evdos. A la derecha, vista del jardín. Foto de Bernard Cuomo.

4.1.3.3. El Jardín de Arena

Se crea este jardín sobre el parque existente de educación vial. Se mantiene el diseño de las partes que ya existían, y se añade nueva vegetación y dos pistas de tenis. Se crea también una gran zona cubierta de arena, diseñada como zona de juegos y un pabellón para cafetería.

  Figuras 22 y 23. A la izquierda, vista del parque de educación vial en el Jardín de Arena. A la derecha, plataforma de madera y estanques de agua de mármol en frente del Hotel Makedonia Palace. Fotos de Prodromos Nikofiridis.  
Figuras 22 y 23. A la izquierda, vista del parque de educación vial en el Jardín de Arena. A la derecha, plataforma de madera y estanques de agua de mármol en frente del Hotel Makedonia Palace. Fotos de Prodromos Nikofiridis.
Figura 24. Detalle de los estanques de agua de mármol, en la plataforma de madera. Foto de Prodromos Nikofiridis.
Figura 24. Detalle de los estanques de agua de mármol, en la plataforma de madera. Foto de Prodromos Nikofiridis.

4.1.3.4. El Jardín de las Estaciones

El concepto de este jardín se basa en crear un lugar donde el visitante pueda descubrir la variedad de plantas de la flora griega, en un mismo espacio. El objetivo era crear un pequeño ecosistema con características específicas debido al microclima y al paisaje de la zona. Hasta hace poco, la gente en Grecia solía pasar gran parte de su vida diaria al aire libre, y muchos de ellos tenían un buen conocimiento de la naturaleza griega. En un esfuerzo por recuperar la relación entre los habitantes de la ciudad de hoy en día y la naturaleza, se disponen hierbas, plantas endémicas y flores silvestres. No se ha seguido un diseño o sistema, sino que las plantas se han colocado de forma arbitraria, como si se encontrasen en su medio natural.

Los elementos básicos del concepto, el carácter efímero y cambiante de este jardín, ayuda a los visitantes a entender el significado y la experiencia de un paseo que intenta despertar sus sentidos y sus recuerdos.

    Figuras 25, 26 y 27. Arriba izquierda, vista aérea del Jardín de las Estaciones. Foto de Aris Evdos. Arriba derecha y abajo, vistas interiores del jardín. Fotos de Prodromos Nikofiridis.       

   
Figuras 25, 26 y 27. Arriba izquierda, vista aérea del Jardín de las Estaciones. Foto de Aris Evdos. Arriba derecha y abajo, vistas interiores del jardín. Fotos de Prodromos Nikofiridis.

4.1.3.5. El Jardín de Odysseas Fokas.

El jardín preexistente estaba en muy buenas condiciones, así que se mantuvo como estaba. El único cambio que se hizo fue el traslado de las pistas de tenis al Jardín de Arena, con el objetivo de crear una zona de juegos aún mayor. Para evitar el ruido de la avenida, el nuevo proyecto propone que se dispongan bloques de piedra en ese lado del jardín, de una forma determinada, dejando algunos puntos de paso.

     Figuras 28 y 29. A la izquierda, vista aérea del jardín de Odysseas Fokas. Foto de Aris Evdos. A la derecha, vista interior del jardín. Foto de Prodromos Nikofiridis.   
Figuras 28 y 29. A la izquierda, vista aérea del jardín de Odysseas Fokas. Foto de Aris Evdos. A la derecha, vista interior del jardín. Foto de Prodromos Nikofiridis.

4.1.3.6. El Jardín del Mediterráneo

Este jardín se dedica a la flora mediterránea. Hay tanto plantas como cipreses, habituales en la región. Se mantienen también algunos de los árboles existentes. Todos los caminos de este jardín se cubren con un suelo estabilizador y se sitúan algunos bancos a su largo. Se crea también un espacio específico para mascotas, cerrado con una valla de madera y se prevé la disposición de un bar y terraza.

Figuras 31 y 32. Vistas interiores del Jardín del Mediterráneo. Imagen izquierda de Prodromos Nikofiridis. Derecha de Bernard Cuomo.   
Figuras 30 y 31. Vistas interiores del Jardín del Mediterráneo. Imagen izquierda de Prodromos Nikofiridis. Derecha de Bernard Cuomo.

4.1.3.7. El Jardín de Escultura

Este jardín se crea sobre un aparcamiento preexistente. Se encuentra cerrado por muros en tres de sus lados, y abierto en lado del mar, y se organiza como una gran sala de arte con esculturas de gran escala. Se pretende que las esculturas sean parte del espacio público, sin barreras a su alrededor. El objetivo es que sea un lugar para el arte, sin las restricciones de un museo o de una galería de arte. Los visitantes pueden interactuar o caminar libremente entre las esculturas.

Respecto a los elementos naturales, se mantienen los álamos existentes y se incluyen nuevos árboles. La elección de plantas, materiales y colores se ha hecho cuidadosamente para acentuar los contrastes, las sombras y las luces. Además, una gran lámina de agua situada cerca del pabellón de cristal contribuye al juego de luces, sombras y reflejos.

     Figuras 32, 33, 34, 35 y 36. Arriba izquierda, vista aérea del Jardín de Esculturas. Foto de Aris Evdos. Arriba derecha y centro, vistas interiores y exteriores del jardín. Fotos de Bernard Cuomo. Abajo, la lámina de agua y el pabellón del jardín. Foto de Aggeliki Sapika.   

        

     
Figuras 32, 33, 34, 35 y 36. Arriba izquierda, vista aérea del Jardín de Esculturas. Foto de Aris Evdos. Arriba derecha y centro, vistas interiores y exteriores del jardín. Fotos de Bernard Cuomo. Abajo, la lámina de agua y el pabellón del jardín. Foto de Aggeliki Sapika.

4.1.3.8. El Jardín del Sonido

La idea principal de este jardín reside en el bosque. Se han plantado muchos árboles de gran porte, de forma que su follaje no bloquee la visión del mar. El jardín se cubre con un suelo blando y se disponen dos pérgolas. Alrededor de cada uno hay una plataforma de madera y plantas enredaderas que con el paso de los años han cubierto las pérgolas. En el lado de la calle se han plantado líneas de juncos que crean un sonido particular cuando se mueven con el viento. El recorrido que atraviesa todos los jardines pasa también por el Jardín del Sonido, y se crean una serie de juegos sonoros a su paso.

    Figuras 37, 38 y 39. Arriba, vista interior del Jardín del Sonido. Foto de Prodromos Nikiforidis. Abajo izquierda, vista aérea del jardín. Foto de Aris Evdos. Abajo derecha, vista interior de una de las pérgolas del jardín. Foto de Prodromos Nikiforidis.

          
Figuras 37, 38 y 39. Arriba, vista interior del Jardín del Sonido. Foto de Prodromos Nikiforidis. Abajo izquierda, vista aérea del jardín. Foto de Aris Evdos. Abajo derecha, vista interior de una de las pérgolas del jardín. Foto de Prodromos Nikiforidis.

4.1.3.9. El Jardín de Rosas

Se ha diseñado el Jardín de Rosas como un laboratorio educativo sobre las plantas ornamentales y su preservación, y en términos generales, sobre la protección y el propio tratamiento del medio natural. Además de rosas, se disponen en el jardín una zona de juegos, accesible también para personas con movilidad reducida, una cafetería y unos aseos públicos. En este jardín el factor de introspección es muy fuerte, mientras que la vista desde el exterior del jardín no se bloquea completamente.

        Figuras 40, 41, 42 y 43. Arriba izquierda, vista aérea del Jardín de Rosas. Foto de Aris Evdos. Arriba dercha, Vista exterior del jardín. Foto de Bernard Cuomo. Abajo, vistas del interior del jardín. Fotos de Erieta Attali.   

           
Figuras 40, 41, 42 y 43. Arriba izquierda, vista aérea del Jardín de Rosas. Foto de Aris Evdos. Arriba dercha, Vista exterior del jardín. Foto de Bernard Cuomo. Abajo, vistas del interior del jardín. Fotos de Erieta Attali.

4.1.3.10. El Jardín de la Memoria

Antes de que se realizase el relleno y se ganase terreno al mar, éste llegaba hasta los muros de las primeras casas. Haciendo referencia a esta antigua imagen de la ciudad, el nuevo proyecto propone la creación de un espacio abierto en esta zona, generando una perspectiva hacia el antiguo edificio del Banco Nacional. Los árboles y parterres se organizan de forma que se enfatice la perspectiva del espacio. Con el mismo objetivo los espacios alrededor del jardín se delimitan con árboles de gran porte.

La Memoria no es solo una imagen sino un conjunto de sensaciones, aromas y sonidos. Para recuperar los recuerdos de la ciudad antigua se plantan hierbas aromáticas (orégano, tomillo, menta, romero y mejorana).

   Figuras 44 y 45. A la izquierda, vista aérea del jardín de la Memoria. Foto de Aris Evdos. A la derecha, detalle del edificio del jardín. Foto de Erieta Attali.   
Figuras 44 y 45. A la izquierda, vista aérea del jardín de la Memoria. Foto de Aris Evdos. A la derecha, detalle del edificio del jardín. Foto de Erieta Attali.
Figura 46. Vista interior del edificio del jardín de la Memoria. Foto de Yiorgis Yerolympos.
Figura 46. Vista interior del edificio del jardín de la Memoria. Foto de Yiorgis Yerolympos.

4.1.3.11. El Jardín del Agua

El agua es el elemento dominante de este jardín. Se ha construido una pérgola de madera para dar sombra a ambos niveles del jardín, creando un espacio que puede ser usado para diversas actividades exteriores, así como para pequeñas exposiciones artísticas. Se ha construido una gran lámina de agua, con plantas acuáticas como nenúfares y juncos. Se refuerza la presencia del agua a través del sonido del agua cayendo con fuerza en una pared en el lado de la calle. En el centro del jardín hay una cafetería y en uno de sus laterales, una zona para skateboard. La atmósfera de este jardín es notablemente fresca y agradable durante el verano.

Figura 47. Vista interior del Jardín de Agua. Foto de Yiorgis Yerolympos.
Figura 47. Vista interior del Jardín de Agua. Foto de Yiorgis Yerolympos.
Figuras 48 y 49. A la izquierda, vista áerea del Jardín del Agua, foto de Aris Evdos. A la derecha, vista interior del jardín. Foto de Erieta Attali.     
Figuras 48 y 49. A la izquierda, vista áerea del Jardín del Agua, foto de Aris Evdos. A la derecha, vista interior del jardín. Foto de Erieta Attali.

4.1.3.12. El Jardín de la Música

El Jardín de Música está situado en el espacio triangular junto a la Casa de la Música. Se ha empleado un pavimento duro para cubrir el suelo. Se han plantado nuevos árboles siguiendo una malla, y dejando un pequeño espacio triangular libre en el medio. El en el espacio libre se han dispuesto tres plataformas circulares de madera. Esta zona puede ser usada para pequeños conciertos al aire libre.

En el punto donde se sitúa el Jardín de la Música el eje del frente marítimo hace un giro. El proyecto ha tenido en cuenta este giro, considerando además que esta zona está más próxima al tejido urbano de la ciudad que el resto. A partir de aquí, la remodelación del frente marítimo puede continuar por el lado este.

Figura 50. Vista del Jardín de la Música. Foto de Prodromos Nikiforidis.
Figura 50. Vista del Jardín de la Música. Foto de Prodromos Nikiforidis.
Figuras 51 y 52. A la izquierda, vista aérea del jardín de la Música, foto de Aris Evdos. A la derecha, vista del jardín. Foto de Prodromos Nikoforidis.   
Figuras 51 y 52. A la izquierda, vista aérea del jardín de la Música, foto de Aris Evdos. A la derecha, vista del jardín. Foto de Prodromos Nikoforidis.

5. Evaluación

5.1. Materiales y fuentes de energía

El diseño, la elección de materiales, la elección de la vegetación, la iluminación… todas contribuyen no solo a la construcción de un espacio público de gran calidad sino sobre todo a la organización de un espacio que se inscribe suavemente en el paisaje urbano existente y cuya gestión y mantenimiento  no requiere del gasto de una gran cantidad de recursos. Más específicamente y respecto al consumo eléctrico se debe mencionar que la iluminación del nuevo paseo se considera óptima, al haber un consumo reducido durante las horas de medianoche. Además, aparte del consumo reducido de agua y del bajo consumo de energía, también se debe destacar la autonomía de riego de la red de abastecimiento de agua de la ciudad y la facilidad para la identificación de los defectos y fallos. Como no se emplean energías fósiles en las instalaciones del nuevo frente marítimo, la contaminación no es importante.

5.2. Reflexión de los ciudadanos tras la finalización del proyecto

Desde que se completó el proyecto la gente se ha familiarizado con la intervención y rápidamente han integrado el nuevo frente marítimo en su vida diaria. La gente disfruta realizando actividades que siempre han hecho, pero también desarrollando nuevas. Usan el paseo para caminar, leer, pescar, correr, jugar con sus hijos, pero también para montar en bici, hacer ejercicio en grupo al aire libre, hacer picnics, entretenerse, bailar, hacer actuaciones, tomar café, encontrarse con amigos, etc.

En 2012 se fundó la asociación “Amigos del Nuevo Frente Marítimo de Thessaloniki”. La participación en todos sus eventos es sensacional. La gente está muy interesada en las actividades que se realizan en el nuevo paseo.

En los últimos años han sido pocos los grandes proyectos realizados por el sector público o privado en el país. La remodelación del frente marítimo ha sido uno de los pocos nuevos espacios urbanos no solo en Thessaloniki, si no en todo Grecia.

El hecho más significativo que retrata la importancia de la intervención es el cariño de la gente. La remodelación del frente marítimo ha ofrecido a los ciudadanos un nuevo espacio libre abierto junto al mar con múltiples funciones. La gente lo ha abrazado, creando nuevos hábitos y empezando a involucrarse en el mantenimiento del espacio público.

 Figura 53. Resumen de algunas de las actividades realizadas por la asociación “Amigos del Nuevo Frente Marítimo de Thessaloniki”.
     Figuras 54, 55 y 56. A la izquierda, Actuación en la plataforma de madera en frente del Hotel Makedonia Palace durante la inauguración, foto de Maria Stefanouri. En el centro, paseantes durante el primer aniversario del nuevo frente marítimo. A la derecha, Día de inauguración de la instalación de dos nuevas esculturas en el Jardín de las Esculturas, foto de Bernard Cuomo.      
Figuras 54, 55 y 56. A la izquierda, Actuación en la plataforma de madera en frente del Hotel Makedonia Palace durante la inauguración, foto de Maria Stefanouri. En el centro, paseantes durante el primer aniversario del nuevo frente marítimo. A la derecha, Día de inauguración de la instalación de dos nuevas esculturas en el Jardín de las Esculturas, foto de Bernard Cuomo.
Figura 59. El alcalde de Thessaloniki Yannis Boutaris sentado en la plataforma de madera. Foto de Katerina Petridou.
Figura 57. El alcalde de Thessaloniki Yannis Boutaris sentado en la plataforma de madera. Foto de Katerina Petridou.
     Figuras 57 y 58. A la izquierda, gente bajo las sombrillas de la escultura de George Zongolopoulos, foto de Yeorgios Karakostas. A la derecha, el nuevo frente marítimo está abierto… ¡hurra! Foto de Theodoros Dimoshakis.   
Figuras 58 y 59. A la izquierda, gente bajo las sombrillas de la escultura de George Zongolopoulos, foto de Yeorgios Karakostas. A la derecha, el nuevo frente marítimo está abierto… ¡hurra! Foto de Theodoros Dimoshakis.
     Figura 60. Foto aérea del Jardín de las Estaciones y del resto de la remodelación, mirando hacia la Sala de Conciertos en el fondo. Foto de Ioannis Triantafillidis.
Figura 60. Foto aérea del Jardín de las Estaciones y del resto de la remodelación, mirando hacia la Sala de Conciertos en el fondo. Foto de Ioannis Triantafillidis.
Nota Legal
Créditos
Suscripción
Directora: María A. Leboreiro Amaro, Dra. Arquitecto. Profesora Titular de la E.T.S. de Arquitectura de Madrid
Consejo de redacción: Miquel Adriá, director de la revista Arquine
Carmen Andrés Mateo, Arquitecta. Profesora Asociada de la E.T.S. de Arquitectura de Madrid
José Mª Ezquiaga Dominguez. Dr. Arquitecto. Profesor Titular de la E.T.S. de Arquitectura de Madrid
José Fariña Tojo. Dr. Arquitecto. Catedrático de la E.T.S. de Arquitectura de Madrid
Fernando Fernández Alonso. Arquitecto. Profesor Asociado de la E.T.S. de Arquitectura de Madrid
Josep Mª Llop Torne. Arquitecto. Profesor en la Facultad de Geografía de la Universidad de Lleida
Javier Ruiz Sánchez. Dr. Arquitecto. Profesor Titular de la E.T.S. de Arquitectura de Madrid
Secretaría: Llanos Masiá
Edita: planur-e
Avda. Valdemarin, 68
28023 Madrid
Traducción: planur-e
ISSN: 2340-8235
Copyright: (2013): planur-e
Cerrar Ventana [x]
Información General
En cumplimiento de lo dispuesto en el artículo 10 de la Ley 34/2002, de 11 de Julio, de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico (LSSICE), ponemos a su disposición la “información general”, que comprende los datos identificativos de la entidad titular de este sitio web:
Titular: planur-e
Dirección: Avda. Valdemarín, 68-28023 Madrid
Lugar de edición: Madrid

Nota Legal
Los trabajos firmados expresan únicamente la opinión de sus autores así como la documentación gráfica, y son de su exclusiva responsabilidad, a todos los efectos legales y no reflejan los criterios que pueda tener el equipo editorial. Ninguna parte de esta publicación puede reproducirse o transmitirse en ninguna forma sin autorización escrita por parte de la editorial. Aquellas imágenes en las que no se ha podido identificar el propietario de los derechos, se entiende que son de libre uso. En caso de identificar alguna imagen como propia, por favor póngase en contacto con planur-e.
Legal Notice
The signed works only express the opinion of their authors and also the graphic documentation, and are their sole responsibility, for all legal purposes, and do not reflect the criteria that the editorial team may have. No part of this publication may be reproduced or transmitted in any form without the written consent of the publisher. It is understood that those images for which it was not possible to identify the holder of the rights are free to be used. In the event you identify an image as your own, please contact planur-e.
Cerrar Ventana [x]
 Información Personal

* E-mail:
Idioma / Language:


He leído y estoy de acuerdo con los términos y condiciones / I’ve read and agree to terms and conditions



 Protección de Datos
planur-e te informa de que los datos personales que nos proporciones serán incorporados en el fichero “Atención al Consumidor” del que somos responsables, al objeto de gestionar las solicitudes de información, reclamaciones, consultas realizadas ante el departamento de atención al consumidor. Mediante el envío del presente formulario, prestas consentimiento expreso al tratamiento automatizado y documental de tus datos, en los términos de la Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre (LOPD) y el Real Decreto 1720/2007 de 21 de diciembre.
Te agradeceremos nos comuniques cualquier cambio o modificación en los datos que nos ha proporcionado con el fin de que éstos respondan con veracidad y exactitud a la realidad. Asimismo, te informamos de que puedes ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición mediante carta dirigida a planur-e, o bien, mediante correo electrónico a: planur-e@planur-e.es
Cerrar Ventana [x]