Volver al inicio     
Suscripción
Información Personal

* E-mail:
Idioma / Language:


He leído y estoy de acuerdo con los términos y condiciones / I’ve read and agree to terms and conditions


Cerrar Ventana [x]
Orla Conde (Río de Janeiro): Pasado, Presente y Futuro

João Pedro Backheuser + Ignasi Riera _ B+ABR

1. La ciudad y su puerto

Río de Janeiro es una ciudad, sin ninguna duda, abierta al mar, al océano Atlántico, con quilómetros de playas y paseos marítimos donde los cariocas viven y conviven. Sus playas son el espacio público democrático por excelencia, el lugar de los encuentros, el deporte, el ocio, las celebraciones, etc.

La zona portuaria y su frente marítimo, resguardado por la Bahía de Guanabara, en cambio, ha sido un lugar predominantemente industrial abandonado e históricamente olvidado por la ciudad. Sin embargo, la situación geográfica de la región portuaria, muy cercana al centro, origen de la ciudad de Río, y su carácter histórico, por albergar importantes edificaciones patrimoniales, convertían la región en un área de oportunidad especial para la recuperación de la relación de la ciudad con su otro mar, la Bahía, la revalorización de su patrimonio histórico y cultural y la recuperación de espacio público para la ciudadanía.

Esta idea de la reconversión integral del área portuaria se empezó a materializar con la aprobación de la Operación Urbana Porto Maravilha por parte de los gobiernos municipal, estadual y federal para un ámbito de aproximadamente 5 millones de metros cuadrados. El objetivo, tal y como describe la operación, era “Promover la reestructuración local mediante la ampliación, articulación y recalificación de los espacios públicos en la región, promoviendo la mejora de calidad de vida de los ciudadanos y la sostenibilidad socio-económica y ambiental”. 

Figura 1. Via Perimetral y 1º Distrito Naval, 2010 (izquierda) Figura 2. Via Perimetral y Plaza XV, 2010 (derecha)   

Figura 1. Via Perimetral y 1º Distrito Naval, 2010 (izquierda)

Figura 2. Via Perimetral y Plaza XV, 2010 (derecha)

2. La Orla Conde

El Proyecto de Recuperación del Frente Marítimo, la Orla Conde, es parte de este proceso de transformación y renovación urbana de la zona del puerto y centro de la ciudad de Río de Janeiro, que sucede a partir de la Operación Porto Maravilha.

La demolición del viaducto elevado, la “Perimetral”, se identifica como una de las principales intervenciones en el lugar. Construido en los años 60, el viaducto rasgó tejidos urbanos y tuvo un impacto negativo sobre el paisaje de la zona portuaria, rompiendo la estrecha relación de la zona con la Bahía de Guanabara (el mar). Vista en los últimos 50 años como una zona degradada, industrial y abandonada, un "no lugar", los aproximadamente 250.000 m2 de la Orla Conde son ahora una parte fundamental del proceso de renovación y revitalización, no sólo de la zona portuaria de la ciudad, sino también del centro.

Su demolición y soterramiento, a lo largo de 2014, devolvió a la ciudad de Río de Janeiro paisajes y lugares olvidados y con frecuencia desconocidos en forma de una extensa área a lo largo del frente de la Bahía, creando enormes posibilidades de reestructuración urbana y revalorización del paisaje. Con el foco en el ciudadano, el Frente Marítimo establece un cambio de paradigma dejando atrás la ciudad que priorizaba el coche por encima del peatón.

Figura 3. Diagrama Ideas Principales
Figura 3. Diagrama Ideas Principales
Figura 4. Planta General del Proyecto Orla Conde
Figura 4. Planta General del Proyecto Orla Conde
Figura 5. Plaza Mauá (arriba, izquierda); Figura 6. Planta Plaza Mauá (abajo, izquierda) Figura 7. Planta Paseo Candelária (arriba, derecha); Figura 8. Planta Plaza Marechal Âncora (abajo, derecha)

Figura 5. Plaza Mauá (arriba, izquierda); Figura 6. Planta Plaza Mauá (abajo, izquierda)

Figura 7. Planta Paseo Candelária (arriba, derecha); Figura 8. Planta Plaza Marechal Âncora (abajo, derecha)

El proyecto urbanístico responde a la necesidad de rehacer todo este paisaje urbano resultante del derribo del viaducto, generando un conjunto de espacios libres que actúan como un sistema encadenado, uno de los aspectos más relevantes de la operación, formando una red alternativa y complementar del tejido urbano existente. Este sistema configura al mismo tiempo un gran itinerario para peatones que modifica por completo la anterior fisionomía del centro de Rio de Janeiro, devolviéndoles un espacio público que les había sido arrebatado, pero al mismo tiempo dotándolo de un gran valor cualitativo.

En términos de uso, el proyecto permite la convivencia pacífica y ordenada de diferentes modos de transporte (VLT, bicicletas, vehículos y transportes alternativos), crea zonas de descanso y ocio y desvela paisajes de la bahía y edificios históricos. De igual forma, se busca restaurar la integración de la ciudad construida con la Bahía, así como dar apoyo a las actividades futuras y a los nuevos usos que se producirán en el centro revitalizado y la región de Porto Maravilha.

Las directrices principales que se contemplan en el proyecto, comunes a cada una de las áreas que lo conforman, y que pretenden dotarlas de una unidad visual y proyectual, son las siguientes:

• Colocar el peatón-ciudadano como usuario principal de esta nueva área de la ciudad, racionalizando las conexiones para el tráfico de vehículos, y potenciando los espacios públicos, mejorando las existentes y creando nuevas áreas de ocio. 

• Creación de nuevos espacios de estar con grandes áreas verdes ajardinadas y/o arboladas, que impiden la impermeabilización del suelo y generan nuevos espacios de gran calidad ambiental. Aproximadamente un 20% del proyecto son áreas verdes drenantes y la mayoría de los árboles existentes fueron mantenidos y más de 500 árboles plantados. 

• Pavimentación en granito de altísima calidad de diferentes formatos y colores, des de lo más simple (que sirve de conexión con el sistema viario ya existente) hasta diseños más específicos en algunas áreas, que ayudan a resaltar la importancia de algunos de los lugares más significativos.• Utilización de mobiliario urbano de diseño exclusivo para el área del Porto Maravilha, que resalta la calidad del nuevo espacio de la ciudad.

• Utilización de un sistema de iluminación pública racionalizada y sostenible (sistema LED)

• Creación de nuevos carriles bici que conectan el área con el resto de la ciudad, potenciando el concepto de movilidad sostenible, que ya se ha estado promoviendo por parte del Ayuntamiento en los últimos años. 

El proyecto, de toda esta área liberada de tránsito rodado, se divide en 4 subespacios debido a sus especificidades iniciales, generando la aparición de elementos singulares y creando una riqueza de espacios dentro de la diversidad existente, mediante el aprovechamiento de cada uno de sus elementos diferenciales en relación al contexto. Los 4 sectores acaban formando conjuntamente un área dedicada exclusivamente al bienestar ciudadano.  

Figura 9. Detalle Urbanización Plaza Mauá (Foto: André Sánches)
Figura 9. Detalle Urbanización Plaza Mauá (Foto: André Sánches)

2.1. Centro Histórico

Este sector ha emergido de diversas acciones de liberación de espacios trabajadas separadamente, pero entendidas conjuntamente. Los espacios han sido recaracterizados y unidos al eje de la Orla Conde, algunos de ellos ya estaban constituidos como espacios públicos urbanos y han sido limpiados de elementos de dudosa aportación, como en la Plaza XV, y otros han sido totalmente recuperados como la Plaza Misericordia. En la plaza Marechal Âncora un nuevo pasaje de peatones conecta las dos áreas de la plaza que había quedado dividida debido al soterramiento de la vía. Este pasaje, de 18m de anchura, iluminado con luz natural y artificial y gradas a los extremos genera un nuevo concepto de espacio público, huyendo del diseño clásico de pasajes subterráneos estrechos y mal iluminados, que crean sensación de inseguridad entre los usuarios. Grandes áreas de césped tanto junto a la ciudad como junto a la Bahía hacen de esta área un gran jardín, con espacios de sombra, mesas y bancos para el descanso.

Figura 10. Nuevas áreas de ocio en la Plaza Misericordia (izquierda) (Foto: João Pedro Backheuser) Figura 11. Pasaje subterráneo en la Plaza Marechal Âncora (derecha) (Foto: Matheus Bichara)   

Figura 10. Nuevas áreas de ocio en la Plaza Misericordia (izquierda) (Foto: João Pedro Backheuser)

Figura 11. Pasaje subterráneo en la Plaza Marechal Âncora (derecha) (Foto: Matheus Bichara)

Figura 12. Pasaje subterráneo en la Plaza Marechal Âncora y vista del único torreón que se ha preservado del antiguo mercado municipal (Foto: Ignasi Riera)
Figura 12. Pasaje subterráneo en la Plaza Marechal Âncora y vista del único torreón que se ha preservado del antiguo mercado municipal (Foto: Ignasi Riera)

2.2. 1º Distrito Naval

Esta área era propiedad de la Marina y suponía un obstáculo para la continuidad total de la propuesta, una avenida de 3 km libre de coches. Con el objetivo de apropiarse del espacio necesario, se puso en común la cuestión con las partes interesadas. Finalmente se acordó una solución y se liberó un espacio de 10 metros de amplitud para el libre uso de los peatones, quienes ahora pueden disfrutar de un paseo sin interrupciones con vistas espectaculares hacia la Bahía y zonas específicamente diseñadas en puntos estratégicos para poder admirar las vistas panorámicas a la vez que descansar. El paseo entraba también en conflicto con el puente de conexión con la Ilha das Cobras, y se resolvió con un pasaje suavemente inclinado para salvar el puente por abajo.

Figura 13. Pasaje bajo el puente de la Ilha das Cobras (Foto: Ignasi Riera)
Figura 13. Pasaje bajo el puente de la Ilha das Cobras (Foto: Ignasi Riera)
Figura 14 y 15. 1º Distrito Naval   (Foto: Ignasi Riera y Francis Figueiredo)      
Figura 14 y 15. 1º Distrito Naval (Foto: Ignasi Riera y Francis Figueiredo)

2.3. Plaza Mauá 

La Plaza Mauá se consideró como el principal “hub de la zona”. No solo se trata de un centro geográfico, sino también de un espacio público monumental que ofrece un “hall” proporcional a la entidad y necesidades de los edificios a su alrededor, como el Museu do Amanhã o el Museu de Arte do Rio, que necesitan de distancia y espacios apropiados para ser observados. Aprovechando este hecho, la plaza ha sido funcionalmente diseñada para permitir cruzamientos de los usuarios, encuentros, vistas paisajísticas y arquitectónicas, y la reunión de grandes multitudes de forma ocasional para eventos al aire libre. La estatua del Barão de Mauá provee un hito de referencia al espacio, recuperando su valor histórico mediante su realce y reubicación. 

Figura 16 y 17. Vista aérea Plaza Mauá (2010-2016) des del MAR (Museu de Arte do Rio) (Foto: André Sanches)


Figura 16 y 17. Vista aérea Plaza Mauá (2010-2016) des del MAR (Museu de Arte do Rio) (Foto: André Sanches)

2.4. Área Portuaria - Boulevard Olímpico

Entre los antiguos almacenes del Puerto y la segunda alineación de edificios esta área se ha convertido en un largo paseo “verde” de aproximadamente un quilómetro de largo y 40 metros de anchura de uso exclusivo de los peatones y una nueva línea de tranvía, desasociándose totalmente del tránsito rodado. Esta avenida ofrece la posibilidad de albergar espacios de esparcimiento para los ciudadanos, donde pueden relajarse, jugar, encontrarse, y disfrutar de largas distancias para el paseo, correr o pedalear entre los antiguos almacenes históricos protegidos.

Figura 18. Boulevard Olímpico y almacenes históricos protegidos (Foto: Portonovo)
Figura 18. Boulevard Olímpico y almacenes históricos protegidos (Foto: Portonovo)
Figura 19. Tranvía en su paso por el boulevard olímpico (izquierda) (Foto: Portonovo) Figura 20. Nuevo paseo entre los almacenes históricos (derecha) (Foto: Ignasi Riera)   

Figura 19. Tranvía en su paso por el boulevard olímpico (izquierda) (Foto: Portonovo)

Figura 20. Nuevo paseo entre los almacenes históricos (derecha) (Foto: Ignasi Riera)

3. Espacio Público Carioca

Trasladándonos a un pasado reciente, el espacio público carioca de referencia se encuentra en los proyectos de Burle Marx, en áreas de gran concentración y flujo de personas, resueltos mediante espacio diáfano protagonizado por la “pedra portuguesa”. A menudo sus proyectos se han malinterpretado y han encontrado continuidad en la ciudad en forma de proyectos de planta libre, con árboles por aquí, bancos y papeleras por ahí… Es cierto que estos elementos configuran la base natural de la mayoría de espacios públicos, pero no garantizan el éxito del conjunto del espacio, concurriendo a menudo en la banalidad.

Es por ello que la imagen que el carioca ha asociado a sus espacios públicos es la de lugares intensamente democráticos, donde se juntan libremente todas las clases sociales y actividades, aunque sin consideraciones de uso o normativa, repercutiendo en la calidad de los mismos y generando situaciones comprometidas como la falta de seguridad, suciedad, contaminación acústica u ocupación indebida. Por ello podemos afirmar que, a pesar del uso intenso que los cariocas hacen de sus espacios y los beneficios directos que de ellos obtienen, el sentimiento de orgullo y apropiación de los ciudadanos es bajo.

Partiendo de esta reflexión, el propósito del proyecto no es solo que el proceso de renovación urbana tenga como fin traer de vuelta la vida a un lugar, sino redefinir el concepto que los cariocas tienen de sus espacios públicos. El verdadero valor no reside en la intención y calidad del diseño o construcción, que es el resultado, sino en un objetivo perseguido con convicción y habilidad en la comunicación, que ha permitido que los numerosos agentes envueltos reconsideraran el modelo de espacios deseado entonces y en adelante.

El proyecto del Paseo Marítimo actúa en un área de 3,3 km. de longitud, rica en edificios históricos y culturales y en belleza paisajística. Las intervenciones propuestas crean un espacio urbano con gran capacidad para estructurar esta nueva región del puerto, buscando revalorizar edificios históricos y nuevos, rescatar memorias y promover una nueva relación de la ciudad con la Bahía de Guanabara, pero por encima de todo, hacer que el ciudadano se sienta orgulloso de él, se lo apropie y cuide.

A continuación se describen los valores principales que caracterizan el proyecto.

· Accesibilidad

La promoción de la accesibilidad amplia y sin restricciones define el éxito o el fracaso de una intervención urbana. No se trata simplemente de accesibilidad universal, más que esto, posibilita la vivencia y convivencia en el espacio público. Se trata de asegurar el derecho universal de ir y venir, y de la libre manifestación de la vida pública.

· Integración

El conjunto de intervenciones urbanas propuestas por el proyecto crea en la región central de la ciudad un espacio urbano público con enorme capacidad para ser el elemento estructurador de esta nueva región del puerto, un espacio que relaciona entre el pasado y el futuro, historia y presente, tierra y mar, ciudad y Bahía. Se procura revertir la imagen de ser el “fondo de la Bahía”, potencializando su percepción como frente de la ciudad, revertiendo así años de abandono y olvido.

· Vitalidad

El éxito y aceptación de una intervención de recualificación urbana se potencializa cuando este sucede en los sitios donde está la vida pública. Es en el espacio público donde se da la construcción social, cultural y política de una sociedad. La idea es que todo el proceso de renovación urbana tenga como fin traer de vuelta la vida. El proyecto actúa en el sentido de ofrecer a la ciudad y a la sociedad espacios urbanos con características e identidades distintas, identificados a cada momento con su entorno inmediato.

· Calidad / Simplicidad

La relación de pertenencia se da en una vía de doble sentido: somos pertenecidos por un espacio que, a su vez, nos pertenece. Un espacio degradado y abandonado contribuye a la fragilidad y al desorden del tejido de la ciudad. La calidad se da asociada a la idea de la simplicidad, o sea, la intervención que se propone entiende que lo “espectacular” en este caso, se deja a cargo del paisaje natural y construida. Así pues, los materiales y acabados buscan ser de primera calidad y el diseño urbano busca destacar el ambiente en el que está inserido y no él propio. Pavimentos como el granito, iluminación LED, mobiliario de alta calidad y un proyecto de jardinería específico en vez de soluciones estandarizadas, lo dotan del carácter acorde a su importancia.

Figura 23. Estátua de Barão de Mauá reubicada (izquierda) (Foto: Miguel Sá); Figura 24. Detalle urbanización Plaza Mauá (derecha) (Foto: André Sanches)   
Figura 23. Estátua de Barão de Mauá reubicada (izquierda) (Foto: Miguel Sá); Figura 24. Detalle urbanización Plaza Mauá (derecha) (Foto: André Sanches)

· Valorización del Paisaje / Visibilidad

Tal vez el primer factor que convierte una región en una parte única de la ciudad es su singularidad física y visible; éste era el caso, de forma negativa, de la región portuaria y del waterfront de la región central de la ciudad, vinculadas a la imagen degradante y agresiva del enorme viaducto de hormigón y acero. Uno de los aspectos más importantes es la valoración de los elementos históricos en el paisaje, que ahora vuelven a tener destaque con la demolición del viaducto. Si, tal como dice Lynch, “talvez no existan más que veinte o treinta ciudades en el mundo que tenga una imagen consistentemente fuerte”: Río de Janeiro estará entre ellas.

El proyecto busca dar visibilidad y valorizar edificios históricos o nuevos como la casa Francia-Brasil, el MAR o el Museu do Amanhã; rescatar memorias como el Antiguo Mercado de la Plaza XV, pero principalmente, dar visibilidad y promover una nueva relación de la ciudad con la Bahía mediante un contacto directo con la orla y sus nuevas visuales y relaciones urbanas.

Figura 25. 1º Distrito Naval (izquierda) (Foto: João Pedro Backheuser); Figura 26. Plaza Mauá (derecha) (Foto: Francis Figueiredo)     
Figura 25. 1º Distrito Naval (izquierda) (Foto: João Pedro Backheuser); Figura 26. Plaza Mauá (derecha) (Foto: Francis Figueiredo) 

4. Bienestar Ciudadano

La  idea  es que  todo  el  proceso  de  renovación  urbana  tenga  como  fin  no solo traer  de  vuelta  la  vida, sino redefinir el concepto que los cariocas tienen de los espacios públicos de su ciudad: Pasan de ser espacios de libre uso y ocupación pero de escasa calidad (con los efectos positivos y negativos que ello conlleva, como lo son la congregación de persones y actividades a cualquier hora del día o la escasez de seguridad en horario nocturno), a ser espacios diseñados y construidos con intención específica. Con un gran esfuerzo en el diseño y la construcción pese a la inmensidad del área a trabajar, algo que supuso un gran reto para la innumerable cantidad de personas que trabajaron en los proyectos y la construcción, el resultado fue un nuevo espacio público de gran escala del cual el ciudadano se siente orgulloso, se apropia y pasa a revalorizar y cuidar. Prueba de ellos fueron los más de 1 millón de visitantes por día que tuvo la orla durante los Juegos Olímpicos.

Figura 27. Boulevard Olímpico durante las Olimpiadas Rio 2016 (izquierda) (Foto: Portonovo) Figura 28. Plaza Marechal Âncora (derecha) (Foto: Ignasi Riera)   

Figura 27. Boulevard Olímpico durante las Olimpiadas Rio 2016 (izquierda) (Foto: Portonovo)

Figura 28. Plaza Marechal Âncora (derecha) (Foto: Ignasi Riera)

Figura 29. Plaza Mauá durante las Olimpiadas Rio 2016 (Foto: João Pedro Backheuser)
Figura 29. Plaza Mauá durante las Olimpiadas Rio 2016 (Foto: João Pedro Backheuser)
Nota Legal
Créditos
Suscripción
Directora: María A. Leboreiro Amaro, Dra. Arquitecto. Profesora Titular de la E.T.S. de Arquitectura de Madrid
Consejo de redacción: Miquel Adriá, director de la revista Arquine
Carmen Andrés Mateo, Arquitecta. Profesora Asociada de la E.T.S. de Arquitectura de Madrid
José Mª Ezquiaga Dominguez. Dr. Arquitecto. Profesor Titular de la E.T.S. de Arquitectura de Madrid
José Fariña Tojo. Dr. Arquitecto. Catedrático de la E.T.S. de Arquitectura de Madrid
Fernando Fernández Alonso. Arquitecto. Profesor Asociado de la E.T.S. de Arquitectura de Madrid
Josep Mª Llop Torne. Arquitecto. Profesor en la Facultad de Geografía de la Universidad de Lleida
Javier Ruiz Sánchez. Dr. Arquitecto. Profesor Titular de la E.T.S. de Arquitectura de Madrid
Secretaría: Llanos Masiá
Edita: planur-e
Avda. Valdemarin, 68
28023 Madrid
Traducción: planur-e
ISSN: 2340-8235
Copyright: (2013): planur-e
Cerrar Ventana [x]
Planur-e: www.planur-e.es es una revista digital editada en España en materias de territorio, urbanismo, sostenibilidad, paisaje y diseño urbano. Nació con el objetivo de exponer buenas prácticas dando voz a los profesionales, planteando que sean los propios autores de los trabajos quienes los presenten. Se colabora así a su difusión, al tiempo que se ofrece, a aquellos que se aproximan al proyecto, la oportunidad de ver otras formas de trabajar y contrastar sus propias reflexiones y propuestas. Planur-e por sus características pretende llenar un hueco, dada la escasez de publicaciones en estas materias. Alcanza en este momento su número diez, con un planteamiento monográfico y da, al tiempo, en su Miscelánea cabida a múltiples temas. Cuenta ya con un número importante artículos alrededor de 150, hasta el momento, y con autores de muy distintos países, lo que enriquece su tarea de divulgación.

Información General
En cumplimiento de lo dispuesto en el artículo 10 de la Ley 34/2002, de 11 de Julio, de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico (LSSICE), ponemos a su disposición la “información general”, que comprende los datos identificativos de la entidad titular de este sitio web:
Titular: planur-e
Dirección: Avda. Valdemarín, 68-28023 Madrid
Lugar de edición: Madrid

Nota Legal
Los trabajos firmados expresan únicamente la opinión de sus autores así como la documentación gráfica, y son de su exclusiva responsabilidad, a todos los efectos legales y no reflejan los criterios que pueda tener el equipo editorial. Ninguna parte de esta publicación puede reproducirse o transmitirse en ninguna forma sin autorización escrita por parte de la editorial. Aquellas imágenes en las que no se ha podido identificar el propietario de los derechos, se entiende que son de libre uso. En caso de identificar alguna imagen como propia, por favor póngase en contacto con planur-e.
Legal Notice
The signed works only express the opinion of their authors and also the graphic documentation, and are their sole responsibility, for all legal purposes, and do not reflect the criteria that the editorial team may have. No part of this publication may be reproduced or transmitted in any form without the written consent of the publisher. It is understood that those images for which it was not possible to identify the holder of the rights are free to be used. In the event you identify an image as your own, please contact planur-e.
Cerrar Ventana [x]
 Información Personal

* E-mail:
Idioma / Language:


He leído y estoy de acuerdo con los términos y condiciones / I’ve read and agree to terms and conditions



 Protección de Datos
planur-e te informa de que los datos personales que nos proporciones serán incorporados en el fichero “Atención al Consumidor” del que somos responsables, al objeto de gestionar las solicitudes de información, reclamaciones, consultas realizadas ante el departamento de atención al consumidor. Mediante el envío del presente formulario, prestas consentimiento expreso al tratamiento automatizado y documental de tus datos, en los términos de la Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre (LOPD) y el Real Decreto 1720/2007 de 21 de diciembre.
Te agradeceremos nos comuniques cualquier cambio o modificación en los datos que nos ha proporcionado con el fin de que éstos respondan con veracidad y exactitud a la realidad. Asimismo, te informamos de que puedes ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición mediante carta dirigida a planur-e, o bien, mediante correo electrónico a: planur-e@planur-e.es
Cerrar Ventana [x]