Volver al inicio     
Suscripción
Información Personal

* E-mail:
Idioma / Language:


He leído y estoy de acuerdo con los términos y condiciones / I’ve read and agree to terms and conditions


Cerrar Ventana [x]
Nuevo espacio público en el entorno del Mercado de Sant Antoni (Barcelona)

 

Pere Joan Ravetllat + Carme Ribas

Nuevo espacio público en el entorno del Mercado de Sant Antoni

El edificio del Mercado de Sant Antoni ocupa una manzana entera del ensanche de Barcelona y se organiza en forma de cruz griega sobre las diagonales, reproduciendo en geometría y dimensión las alineaciones de un cruce de dos calles. El octógono central, cubierto con una cúpula de mayor altura, reproduce un cruce tipo de la trama Cerdà. Fue ubicado sobre los terrenos próximos al baluarte de Sant Antoni, por lo tanto en el área de acceso a la ciudad amurallada. De hecho, recogía un uso de mercado espontáneo ya existente en épocas previas al derribo de las murallas.

 

Es uno de los ejemplos más relevantes de la llamada "arquitectura del hierro" en Barcelona y una de las pocas edificaciones singulares sobre la trama Cerdà, previstas por el propio Plan. Cabe destacar la grandiosidad del edificio, conseguida por una sección escalonada que adquiere su momento más intenso en la cubierta del octógono central, y por una organización panóptica de la planta que permite experimentar la gran dimensión de la diagonal de la manzana.

Se ha pretendido preservar el actual edificio para su uso original (mercado de fresco y encantes), incorporando una nueva construcción en plantas sótano, que ocupan toda la isla. Estos sótanos han permitido disponer una nueva superficie comercial complementarios así como todos aquellos servicios de apoyo de la actividad principal, actualmente inexistentes o infradimensionados, como son: áreas de almacén y cámaras, espacio para instalaciones, zona de carga y descarga, y aparcamiento.

El proyecto propone restituir la geometría exterior del edificio, a fin de hacerlo más visible desde la calle. Esta voluntad se expresa a partir de la desaparición de la pesada marquesina que le rodeaba y el derribo de las construcciones añadidas a los patios, que se pretenden recuperar como nuevos espacios públicos para la ciudad. La rehabilitación del edificio existente lógicamente ha tenido presente su carácter monumental e histórico, restaurando los elementos tanto de estructura como de cierre, y retornando, como en el caso de la cubierta, los materiales originales (cerámica vidriada).

 

Entendemos la intervención en Sant Antoni como una apuesta por la renovación de los usos comerciales suministrando aquellos servicios complementarios que hacen viable el mantenimiento y la mejora de los actuales mercados. La mejor manera de garantizar la vigencia del edificio es conservando e incentivando el uso que tiene actualmente.

Como muchos otros mercados y a lo largo de los años, el mercado de Sant Antoni ha aglutinado una gran cantidad de comercio a su alrededor. En este caso, sin embargo, esta actividad ha dado lugar a la consolidación de dos mercados de gran importancia y con una marcada identidad propia: el encante de ropa semanal y el dominical destinado a antigüedades y productos de segunda mano relacionados con el mundo editorial y la información digital. Ambos mercados gozan de gran prestigio y se han convertido en elementos identitarios del barrio y de la ciudad de Barcelona.

 

El mercado del fresco es el que da origen y sentido a toda la operación. Su posición central en el interior del edificio así lo reconoce. La nueva propuesta comercial acentúa la ya existente oferta múltiple (tres mercados en uno) y añade en el sótano una oferta complementaria, sin restar protagonismo al espacio característico del mercado actual. Las nuevas actividades ayudarán a consolidar el valor del conjunto. Todas ellas vienen apoyadas por el aparcamiento y las zonas logísticas.

El antiguo mercado del fresco disponía de una organización con pasillos muy estrechos y lugares de venta poco profundos. La subdivisión de las alas en tres pasillos situaba los laterales en una posición relegada respecto al central, lo que desfavorecía las paradas perimetrales. La nueva distribución reduce el número de puestos de venta y redimensiona el espacio. Se respetan los ejes centrales, permitiendo percibir la dimensión completa de la diagonal de la isla y preservando la calidad panóptica del actual.

 

Con la nueva remodelación se recupera la claridad en los accesos, hasta ahora ocultos por la ocupación de la acera por el encanto. La carga y descarga de los alimentos así como su conservación se podrá hacer en mejores condiciones. La sección futura del edificio muestra la capacidad de interrelacionar los diferentes usos que contiene. La parte aérea es el mantenimiento estricto del edificio patrimonial (es decir la existente). En plantas sótano se combinan las alturas para conseguir un mayor gálibo en el área de carga y descarga. Un primer sótano se dedica enteramente a los nuevos usos comerciales. Los siguientes sótanos se componen de una única altura en el área central (carga y descarga) y de dos semiplantas el resto, destinadas a almacenes y aparcamiento. Finalmente, un cuarto sótano, que ocupa toda la planta, se destina a aparcamiento.

En cuanto al mercado dominical, las exigencias de montaje de la parada son inferiores, ya que se trata de objetos que se exponen sobre tablas y no requieren tanta superficie de exposición ni tanta reserva de stocks. Tampoco hace uso de los toldos preservando una mayor transparencia hacia el edificio principal. Se propone que este mercado continúe ocupando eventualmente el espacio público en los alrededores del mercado.

 

Las rampas de acceso y salida para vehículos y camiones de suministro de mercancías se sitúan en las calles Tamarit y Borrell. Urgell no admite rampas ya que su subsuelo está ocupado por un aparcamiento y un gran colector. Por otra parte, a Manso, que es la calle situado en cota más inferior y por tanto lo que requeriría una longitud de rampa inferior, está prevista una futura línea de metro y contiene restos arqueológicos.

La existencia de una parte enterrada del baluarte y de la correspondiente contraescarpa, han sido elementos determinantes en la redacción final del proyecto. El mantenimiento íntegro de la parte del baluarte existente y el mantenimiento casi íntegro de la contraescarpa, ha hecho posible entender y revivir el espacio del foso de la muralla. Estas preexistencias se han incorporado al proyecto como una oportunidad para aumentar el interés ciudadano del conjunto.

 

Tal y como estaba previsto el nuevo espacio del foso, el ámbito original entre baluarte y contraescarpa, se conserva como itinerario público entre las calles Urgell y Manso. Un paso público que se produce aproximadamente a la misma cota del original foso de las murallas. Este nuevo espacio, ahora bajo la losa postesada que ha permitido apuntalar el mercado, permite una nueva conexión urbana. Desde este sorprendente espacio que la ciudad recupera, se puede acceder a la superficie comercial dispuesta en la misma cota, o subir al nivel superior del mercado del fresco.

Tras las obras del Mercado, finalizadas en primavera del 2018 se requería lógicamente una nueva definición del espacio público a su alrededor fruto de las nuevas demandas y la nueva movilidad generada. La ubicación de una nueva plataforma logística bajo el Mercado liberaba la superficie del tráfico de camiones para el suministro de la actividad comercial. Por otro lado, la oportunidad de disminuir sustancialmente el tráfico rodado alrededor del Mercado abría la posibilidad de destinar el espacio ganado al vehículo a la vida ciudadana.

 

En consecuencia, se tomó la decisión de mantener exclusivamente el tráfico correspondiente al servicio en las fachadas del cruce formado por las calles Tamarit y Comte Borrell, entre Floridablanca, Comte d´Urgell, Manso y Viladomat. La construcción planteó una primera fase correspondiente a los tramos que limitan con la manzana del Mercado, ya realizado, y una extensión de los mismos criterios en la prolongación de las calles Borrell y Tamarit actualmente en ejecución.

El proyecto de urbanización del entorno del Mercado de Sant Antoni se desarrolla a partir del espacio público que lo envuelve y que a la vez genera el propio Mercado tras su remodelación. La reforma ha permitido la recuperación de cuatro espacios resultantes a partir de la recuperación de los antiguos patios de carga y descarga que configuraban el recinto del Mercado. Dicha recuperación ha sido posible mediante el esfuerzo de situar los usos logísticos (carga / descarga y almacenes), que antes ocupaban dichos espacios, en las nuevas plantas bajo rasante.

 

Dos de estas nuevas plazas obtenidas, limitadas por la planta en cruz del mercado  original,  conectan el nivel de la calle con el espacio del antiguo foso de la muralla del siglo XVII, conservado en el primer nivel del sótano del Mercado. Las otras dos entran en contacto con las calles Tamarit y Comte Borrell y se convierten en un ensanchamiento de las mismas.

 

La nueva urbanización propone compatibilizar los usos siguientes:

• Circulación restringida y a baja velocidad de vehículos para servicio de acceso a las fachadas.

• Circulación de camiones y vehículos para el acceso y salida de las rampas que conectan con las plantas subterráneas del Mercado

• Circulación de bicicletas en convivencia

• Circulación de peatones

• Recolocación de todos los elementos de servicio afectados (contenedores, bicing, quiosco)

• Áreas de estancia para los ciudadanos, compatible con las terrazas de los bares existentes

• Espacios ajardinados para mejorar la calidad ambiental del espacio

• Zona con capacidad para alojar actos públicos de carácter festivo, conciertos y encuentros vecinales.

Como estrategia de urbanización se adopta la plataforma única, en contacto directo y sin desniveles con las nuevas plazas recuperadas en el entorno del Mercado. El tráfico rodado asume el esquema del Plan de supermanzanas de la ciudad de Barcelona, ??permitiendo la circulación de bicicletas y vehículos a baja velocidad pero negándoles la posibilidad de atravesar dos islas seguidas.

 

La nueva sección de la calle dispone una franja de una anchura mínima de 4 metros para la circulación mixta de coches y bicicletas. Se mantiene sin obstáculos una faja de unos 5 metros ante las fachadas de los edificios. Se libera un espacio longitudinal en cada calle de entre 5 y 6 metros de ancho destinado a la aparición de espacios con vegetación y áreas de estancia.

 

El cruce Borrell-Tamarit se configura como una nueva plaza, un espacio recuperado el tráfico y destinado como espacio peatonal que ocupa el inicial vacío entre los chaflanes. Un lugar que desprovisto de los aparcamientos, semáforos, pasos de peatones y demás señalizaciones de lo habitual configuración de un cruce del Ensanche, se propone para alojar eventos y encuentros de ciudadanos. Una plaza de igual dimensión y geometría que el espacio central del Mercado y que incorpora tres encinas y una jacaranda singulares que quieren remarcar su carácter de espacio público.

De acuerdo con el esquema funcional los pavimentos ayudan a configurar las diferentes áreas. Se pavimenta de manera general con loseta que sirve para religar la reurbanización con las plazas del mercado y las otras calles limítrofes. Las zonas que admiten tráfico rodado y la nueva plaza en el cruce de calles se proponen con pavimento de hormigón "in situ" con un sencillo tratamiento de relieve en la superficie. Este tratamiento será mayoritariamente homogéneo excepto para señalar las zonas de estancia y incentivar el juego infantil se propone adoquín de granito y cambios de pavimento que incluyen dibujos en el suelo relacionados con el juego. También se han recuperado las antiguas adoquines, características de las antiguas calles del barrio, reencuentros al repicar asfalto y que ahora colaboran a definir las áreas de reposo.

 

La sección propuesta mantiene las líneas de recogida de agua en el mismo lugar donde había sido dispuesta la rigola en la sección original de la calle. De este modo, la situación de los sumideros prácticamente no varía respecto a su posición inicial. se propone. El alumbrado se prevé con farolas tipo "Eixample", dispuestos sobre el mismo eje de alineación que los árboles originales.

 

En cuanto a la vegetación se han mantenido todos los árboles de alineación existente siempre que su estado lo haya permitido. Los nuevos parterres de vegetación arbustiva a lo largo de las calles Borrell y Tamarit, tienen dimensiones proporcionales y longitudes adaptables a cada situación. Estas plantaciones incorporan al paisaje diferentes especies organizadas en franjas, recordando la alineación típica de una plantación hortícola.

 
Nota Legal
Créditos
Suscripción
Directora: María A. Leboreiro Amaro, Dra. Arquitecto. Profesora Titular de la E.T.S. de Arquitectura de Madrid
Consejo de redacción: Miquel Adriá, director de la revista Arquine
Carmen Andrés Mateo, Arquitecta. Profesora Asociada de la E.T.S. de Arquitectura de Madrid
José Mª Ezquiaga Dominguez. Dr. Arquitecto. Profesor Titular de la E.T.S. de Arquitectura de Madrid
José Fariña Tojo. Dr. Arquitecto. Catedrático de la E.T.S. de Arquitectura de Madrid
Fernando Fernández Alonso. Arquitecto. Profesor Asociado de la E.T.S. de Arquitectura de Madrid
Josep Mª Llop Torne. Arquitecto. Profesor en la Facultad de Geografía de la Universidad de Lleida
Javier Ruiz Sánchez. Dr. Arquitecto. Profesor Titular de la E.T.S. de Arquitectura de Madrid
Secretaría: Llanos Masiá
Edita: planur-e
Avda. Valdemarin, 68
28023 Madrid
Traducción: planur-e
ISSN: 2340-8235
Copyright: (2013): planur-e
Cerrar Ventana [x]
Planur-e: www.planur-e.es es una revista digital editada en España en materias de territorio, urbanismo, sostenibilidad, paisaje y diseño urbano. Nació con el objetivo de exponer buenas prácticas dando voz a los profesionales, planteando que sean los propios autores de los trabajos quienes los presenten. Se colabora así a su difusión, al tiempo que se ofrece, a aquellos que se aproximan al proyecto, la oportunidad de ver otras formas de trabajar y contrastar sus propias reflexiones y propuestas. Planur-e por sus características pretende llenar un hueco, dada la escasez de publicaciones en estas materias. Alcanza en este momento su número diez, con un planteamiento monográfico y da, al tiempo, en su Miscelánea cabida a múltiples temas. Cuenta ya con un número importante artículos alrededor de 150, hasta el momento, y con autores de muy distintos países, lo que enriquece su tarea de divulgación.

Información General
En cumplimiento de lo dispuesto en el artículo 10 de la Ley 34/2002, de 11 de Julio, de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico (LSSICE), ponemos a su disposición la “información general”, que comprende los datos identificativos de la entidad titular de este sitio web:
Titular: planur-e
Dirección: Avda. Valdemarín, 68-28023 Madrid
Lugar de edición: Madrid

Nota Legal
Los trabajos firmados expresan únicamente la opinión de sus autores así como la documentación gráfica, y son de su exclusiva responsabilidad, a todos los efectos legales y no reflejan los criterios que pueda tener el equipo editorial. Ninguna parte de esta publicación puede reproducirse o transmitirse en ninguna forma sin autorización escrita por parte de la editorial. Aquellas imágenes en las que no se ha podido identificar el propietario de los derechos, se entiende que son de libre uso. En caso de identificar alguna imagen como propia, por favor póngase en contacto con planur-e.
Legal Notice
The signed works only express the opinion of their authors and also the graphic documentation, and are their sole responsibility, for all legal purposes, and do not reflect the criteria that the editorial team may have. No part of this publication may be reproduced or transmitted in any form without the written consent of the publisher. It is understood that those images for which it was not possible to identify the holder of the rights are free to be used. In the event you identify an image as your own, please contact planur-e.
Cerrar Ventana [x]
 Información Personal

* E-mail:
Idioma / Language:


He leído y estoy de acuerdo con los términos y condiciones / I’ve read and agree to terms and conditions



 Protección de Datos
planur-e te informa de que los datos personales que nos proporciones serán incorporados en el fichero “Atención al Consumidor” del que somos responsables, al objeto de gestionar las solicitudes de información, reclamaciones, consultas realizadas ante el departamento de atención al consumidor. Mediante el envío del presente formulario, prestas consentimiento expreso al tratamiento automatizado y documental de tus datos, en los términos de la Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre (LOPD) y el Real Decreto 1720/2007 de 21 de diciembre.
Te agradeceremos nos comuniques cualquier cambio o modificación en los datos que nos ha proporcionado con el fin de que éstos respondan con veracidad y exactitud a la realidad. Asimismo, te informamos de que puedes ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición mediante carta dirigida a planur-e, o bien, mediante correo electrónico a: planur-e@planur-e.es
Cerrar Ventana [x]