Volver al inicio     
Suscripción
Información Personal

* E-mail:
Idioma / Language:


He leído y estoy de acuerdo con los términos y condiciones / I’ve read and agree to terms and conditions


Cerrar Ventana [x]
Corredor socioecológico de los Cerros Orientales de Bogotá

De la planeación a la acción

Diana Wiesner Ceballos

1. Introducción

La ciudad de Bogotá, una megaciudad tropical de montaña, ubicada a 2600 metros sobre el nivel del mar, está conformada por un paisaje de sabana, con un sistema hidrológico y bordeada por cerros en los que predomina la llamada Reserva Forestal de los Cerros Orientales. Dicho paisaje constituye un símbolo de la región y de la ciudad.

Figura 1. Los Cerros y Bogotá. Foto:Fernando Cruz.
Figura 1. Los Cerros y Bogotá. Foto: Fernando Cruz.

La Reserva Forestal, con una superficie de 13017 hectáreas, tiene dos caras regionales: los Cerros orientales para Bogotá y los occidentales para el área rural del valle de Sopó y el municipio de La Calera.

Figura 2. Esquema de implantación de Bogotá respecto a los Cerros Orientales. Elaboración propia.
Figura 2. Esquema de implantación de Bogotá respecto a los Cerros Orientales. Elaboración propia.

El paisaje de los cerros ha sufrido múltiples variaciones: de un ecosistema altoandino de gran diversidad, con soberbios bosques de encenillos, cedros, manchones de pinos romerones, tíbares y nogales, con parches de orquídeas y diferentes coberturas en el año 1300, pasó a ser «una muralla de rocas», como la describió Alexander von Humboldt en su visita por nuestras tierras. Los pocos encenillos que quedaban a finales del siglo XIX se usaron para la construcción de las primeras vías férreas, y el piedemonte terminó de alterarse para la extracción de taninos y la construcción. Años más tarde, los cerros se «reverdecieron» con plantaciones no nativas de eucaliptos, acacias y pinos. Solo hasta los años sesenta y ochenta del siglo XX se inició la valoración de su paisaje, pero el cambio de siglo marcó una gran dificultad de gobernabilidad.

Figura 3. Dibujo del perfil de los cerros en el proceso del Plan. Elaboración propia.
Figura 3. Dibujo del perfil de los cerros en el proceso del Plan. Elaboración propia.

El alto nivel de degradación y deterioro ecosistémico que sufrió el bosque original demandó el desarrollo de iniciativas de inclusión social para la recuperación de este patrimonio de la región. Por esta razón, en su momento, se planteó una propuesta para consolidar un gran pacto de borde ciudadano en un área de manejo determinada como suelo de protección. Este plan regenerativo se denominó Corredor Socioecológico o Corredor Ecológico y Recreativo de los Cerros Orientales de Bogotá.

Figura 4. Los Cerros y Bogotá. Foto: Fernando Cruz.
Figura 4. Los Cerros y Bogotá. Foto: Fernando Cruz.

2. El plan regenerativo

El corredor socioecológico entendido como un gran pacto de borde, abarcaría aproximadamente 53 kilómetros desde el extremo norte hasta el extremo sur de la ciudad mediante tres estrategias principales: social, biofísica y espacial.

La estrategia social, estructurada en el mayor pacto social de borde de la ciudad, con la intención de integrar a las comunidades en manejos sostenibles, programas de educación ambiental, cultura, pactos de patronato con vecinos inmediatos, redes de comunicación y seguridad, entre otros factores. En consonancia con lo anterior, se buscó constituir el respaldo de estrategias orientadas a integrar las dinámicas urbanas con la reserva. La estrategia requiere de la participación de toda la ciudadanía, es decir, de quienes ocupan la Franja de Adecuación, las organizaciones o líderes comprometidos y el resto de habitantes de la ciudad, con el buen manejo de áreas naturales de uso público, y con la compensación de la carencia de zonas verdes. Lo anterior, bajo figuras tales como patronatos, ecobarrios, redes institucionales que adopten los programas, entre otras.

Figura 5. Espacios de aprendizaje y restauración. Parques agroproductivos. Elaboración propia.   
Figura 5. Espacios de aprendizaje y restauración. Parques agroproductivos. Elaboración propia.

La estrategia biofísica busca aumentar la biodiversidad y favorecer la conectividad biológica mediante corredores ecológicos de ronda y de ladera, creación de viveros de especies nativas, proyectos de investigación y procesos de restauración y recuperación, dando prioridad al manejo del agua de forma sostenible, lúdica y visible.

Figura 6. Imagen de una gran área de uso pública con materiales permeables y diseños basados en la naturaleza. Elaboración propia. 

La estrategia espacial pretende delimitar físicamente la frontera de la ciudad con la reserva, a través de un espacio de recreación pasiva en el que el ciudadano se convierta en veedor de los cerros, visitando iniciativas como parques contenedores de borde, agroparques, viveros de especies nativas, estaciones de aprendizaje y miradores, entre otros elementos.

Además de la creación de nuevas áreas de recreación pasiva para los habitantes, el corredor promoverá relaciones humanas, sentimientos éticos, solidarios y valores ecológicos. Los senderos y espacios de encuentro servirán como mecanismos para activar la interacción social y promover un sentido compartido de patronato hacia la montaña. Los vecinos que viven a lo largo del corredor podrán participar como guías o maestros, ayudar a compartir la historia de sus vidas, de los montes y abogar por su protección. La participación del público y el disfrute del corredor también despertarán la memoria y el afecto por nuestras montañas, y generará, a largo plazo, una cultura ecológica que los habitantes han perdido.

Figura 7. Imagen de representación de 55 kilómetros a lo largo de toda la ciudad en forma de acuerdos con vecinos y restauración del borde. Elaboración propia.
Figura 7. Imagen de representación de 55 kilómetros a lo largo de toda la ciudad en forma de acuerdos con vecinos y restauración del borde. Elaboración propia.

El corredor se construirá con materiales ecológicamente amigables, como tierra, madera, piedra y materiales drenantes; se diseñarán puentes colgantes, senderos de madera, aulas al aire libre y miradores, así como cables para los barrios de difícil acceso. Los mismos vecinos pueden participar en la construcción de infraestructuras sencillas, con el apoyo del Gobierno y de otros participantes interesados.

La restauración ecológica se orientará, principalmente, a controlar la reproducción de especies invasivas a través de la creación de viveros de especies nativas con la colaboración del Jardín Botánico de Bogotá y de las comunidades de borde, y se centrará en la recuperación de cuencas hídricas como elementos estructurantes. La Reserva Forestal de los Cerros Orientales y su cuenca están inevitablemente vinculadas, razón por la que la planificación debe llevarse a cabo desde una perspectiva macro. La mayor parte del agua de Bogotá es suministrada por sus montañas, y, por lo tanto, es esencial un manejo adecuado. El objetivo es crear una red hidrológica adaptada al entorno urbano, que abarque la restauración y el mantenimiento del estado natural de los cuerpos de agua, incluyendo depósitos de agua, arroyos, humedales y al río Bogotá.

Actualmente, las corrientes de agua se originan en las montañas, pero, cuando llegan a la ciudad, se convierten en canales subterráneos revestidos de hormigón. La intención del plan es integrar una red hidrológica en la que se visibilice el manejo del agua lluvia, generando corredores recreativos anfibios y en contacto con la gente, lo que creará una mayor conciencia sobre el papel del agua en el entorno urbano. Adicionalmente, las zonas al pie de la montaña que han sido sometidas a inundaciones, serán diseñadas para utilizarse tanto en las estaciones secas como en las húmedas.

Figura 8. Dibujos esquemáticos de las estaciones y espacios de encuentro con el agua, el suelo, la vegetación. Elaboración propia.   


Figura 8. Dibujos esquemáticos de las estaciones y espacios de encuentro con el agua, el suelo, la vegetación. Elaboración propia.

El plan fue aprobado, premiado y publicado en diversos medios de comunicación y revistas internacionales y, en su momento, se reservaron los recursos en la Alcaldía. Sin embargo, la falta de prioridad política y el limbo jurídico en que estuvo sumergida la reserva detuvo el proceso. El Consejo de Estado, en sentencia de noviembre de 2013, ratificó la creación de un área de uso público dentro de la Franja de Adecuación (1) como articulación entre la ciudad y la reserva forestal del orden nacional: los Cerros Orientales. Con esta decisión se busca consolidar en el área no construida, correspondiente a laOcupación Pública Prioritaria, un Corredor Ecológico y Recreativo para el disfrute de todos los ciudadanos de la región, y la integración de procesos sociales y ecológicos regionales.

Figura 9. Esquema síntesis del proceso jurídico en el que estuvo sometida la Reserva de los Cerros. Elaboración propia.
Figura 9. Esquema síntesis del proceso jurídico en el que estuvo sometida la Reserva de los Cerros. Elaboración propia.

Mientras los tiempos de las instituciones se armonizaban y se articulaban a favor del plan, la ciudadanía empezó a actuar. Diversas iniciativas se empezaron a gestar a lo largo del corredor con correspondencia a los principios del plan.

Una de ellas (de la que hago parte) es la Fundación Cerros de Bogotá (2), la cual representa a un grupo de ciudadanos y apoya el sueño de consolidar el plan del corredor de uso público y de integración de procesos sociales y ecológicos en el área límite entre la ciudad y la reserva de los Cerros Orientales de Bogotá.

Para el gobierno local, plantear esta iniciativa implicaríauna nueva forma de gobernanza, que articule las iniciativas ciudadanas, en congruencia con los fines del Pacto de Borde, integrando programas de seguridad y convivencia, actividades productivas, culturales, ecológicas y cívicas.

Históricamente, la gobernanza de los cerros se ha visto diluida entre la transposición de competencias de las entidades públicas, debido al carácter nacional de la reserva, y a la presión de crecimiento urbano de la capital. Para subsanar estos problemas de gestión, persiste  de nuestra parte la propuesta de designar una sola entidad administradora/gerencial, con representatividad de entidades públicas competentes, organizaciones mixtas o privadas y organizaciones ciudadanas con trayectoria en la materia.

Desde entonces, mientras se les da una prioridad política a los cerros Orientales de Bogotá, la Fundación promueveel reconocimiento y la valoración de los mismos como patrimonio ecológico y cultural de los ciudadanos, mediante las mismas tres estrategias que orientaron el plan del Corredor.

Su labor se ha centrado en consolidar el gran Pacto de Borde con actores interesados, principalmente niños y jóvenes, mediante la conformación de una red de más de ochenta colegios públicos y privados y una red de universidades para emprender acciones ciudadanas y escuchar, recoger y generar consensos sobre las visiones de la ciudad y su paisaje.

Las estrategias han arrojado resultados visibles en cuanto a cambios en el comportamiento a partir de acciones ciudadanas reales, promoviendo siempre relacioneshumanas, sentimientos éticos, solidarios y valores ecológicos.

En resumen, hoy, tras ocho años de la propuesta del corredor y pasando de la planeación a la acción, se pueden destacar las siguientes recomendaciones principales que la Fundación ha formulado a los candidatos a la alcaldía y a los propios alcaldes de la ciudad:

1.   Estructurar una gestión integrada del suelo mediante diversos instrumentos tales como transferencias de derechos de edificabilidad y de cesiones, a fin de garantizar a largo plazo la consolidación del uso público con propósitos recreativos y la prestación de servicios ecosistémicos y ambientales en beneficio de la ciudadanía.

2.   Reconocer la existencia, el valor y el significado de  los cuerpos hídricos y su área aferente como estructurantes en el ordenamientoregional,dentro de un sistema hidrológico  natural y recuperado, incluyendo el manejo sostenible de las aguas lluvias como componente de la Estructura Ecológica Principal, asociado al sistema de movilidad peatonal.

3.   Contemplar una gobernanza articuladora de las iniciativas ciudadanas, en congruencia con los fines del Pacto de Borde, integrando programas de seguridad y convivencia, actividades productivas y cultura ecológica y cívica.

4.   Implementar las acciones necesarias para la conservación, preservación y uso sostenible de la Franja de Articulación, dentro de una estrategia biofísica de prácticas incluyentes y participativas, que aporten a la consolidación de los corredores de ronda y que garanticen la conectividad regional.

5.    Consolidar una estrategia espacial de uso público de una única área continua, conectada y articuladora que contenga el  crecimiento de la ciudad y se integre a la red de ecorrutas y caminos existentes de forma permeable a la ciudad y a la reserva.

6.   Con respecto a las urbanizaciones presentes en la franja de adecuación, cumplir con lo ordenado por el fallo del Consejo de Estado, reconociendo y legalizando los barrios de origen informal. En estos casos se recomienda diseñar programas de mejoramiento de vivienda y prevención de riesgos. Así mismo, se recomiendan procesos incluyentes entre barrios de todos los niveles, mediante campañas de uso sostenible del entorno, acompañadas con prácticas orientadas a  generar cohesión social y apropiación.

7.   Reconocer, valorar y presentar los Cerros Orientales de Bogotá como patrimonio paisajístico y cultural de los ciudadanos y como reserva forestal protectora del orden nacional, pues en ellos se ubican múltiples prácticas que hacen parte del legado inmaterial de los ciudadanos.

La Fundación, en el propósito de consolidar ese gran sueño,se unió a dos organizaciones aliadas para crear, en 2015, la Red de Colegios por los Cerros (3),dada la presencia de más de ochentacolegios en el área. Con esta iniciativa se busca implementar una estrategia social para garantizar entre los niños la apropiación y el conocimiento del sistema geográfico,del paisaje y del entorno. En la actualidad, la Red de Colegiosgenera un espacio de integración y colaboración activa entre instituciones educativas para la apropiación, conservación y uso sostenible de los cerros. En el marco de los encuentros de la Red, la Fundación ha realizado en los últimos siete años el Concurso de Pintura Infantil «Somos Cerros», el cual pretende empoderar a los niños bogotanos como gestores del cambio.

   

Figura 10. Fotos de los niños en los encuentros de la Fundación Cerros de Bogotá.

Figura 11. Encuentros Red Cerros, grandes naturalistas urbanos, realizados en el Instituto Humboldt.

La Fundación persiste en su propósito de avanzar en la implementación de las tres estrategias de apropiación, social, biofísica y espacial, mediante la planeación regenerativa y la restauración de la biodiversidad,de forma incluyente,como estrategias de desarrollo social y apropiación territorial por parte de las comunidades locales para la población de la región. En 2016 lanzó su proyecto «Historias de vida en los Cerros de Bogotá», como un esfuerzo cívico, académico, educativo, artístico y ecológico que busca haceraportes significativos a la deuda histórica que tienen Bogotá y su ciudadanía con los Cerros Orientales y con la población que allí habita.

Figura 12. Historias de vida de los cerros. Foto: Johanna González.
Figura 12. Historias de vida de los cerros. Foto: Johanna González.

En 2017, la Fundación inició el Observatorio de Paisaje de Bogotá, conformado por el equipo interdisciplinario de voluntarios en alianza con la Academia. Dicho grupo surgió a partir de un gran dibujo ciudadano, realizado pormás de veinticincopersonas,con el que se creóunperfil de los cerros para darlo a conocer a toda la ciudadanía. A través de un colectivo denominado #BogotáPintaCerros, algunos de sus miembros se han sumadoa la iniciativa del Observatorio de Paisaje de Bogotá.

Figura 13. Gran perfil de los cerros elaborado por el grupo de ciudadanos BogotáPintaCerros, entre los cuales tuvieron una participación mayoritaria los miembros de la Fundación Cerros de Bogotá.
Figura 13. Gran perfil de los cerros elaborado por el grupo de ciudadanos BogotáPintaCerros, entre los cuales tuvieron una participación mayoritaria los miembros de la Fundación Cerros de Bogotá.
Figura 14. Gran perfil de los cerros del colectivo #BogotáPintaCerros en la exposición del Museo de Bogotá.
Figura 14. Gran perfil de los cerros del colectivo #BogotáPintaCerros en la exposición del Museo de Bogotá.

Así mismo, la Fundación puso al servicio de la comunidad, como ejemplo deuso público, una pieza del Corredor Ecológico de la Reserva de la Sociedad Civil, denominada Umbral Cultural Horizontes. En ella se lleva a cabo un plan de recuperación participativo en el cual, desde hace dos años,se realiza un encuentro cívico semanal denominado #Frutalcerro. Este encuentro se centraen charlas públicas semanales sobre temas de ecología urbana,mediante las cuales se fortalece el grupo ciudadano que conforma la Reserva. En el año 2019, se inicio la Catedra Paisaje Bogotá, con talleres-charlas sobre la Sabana de Bogotá, Páramos y cerros, sistema hidrológico desde diversas perspectivas y experiencias.

Figura 15. Charlas a la montaña: #Frutalcerro#CatedraPaisajeBogota, todos los viernes en la Reserva Umbral Cultural Horizontes. 2019, Fundación Cerros de Bogotá.
Figura 15. Charlas a la montaña: #Frutalcerro#CatedraPaisajeBogota, todos los viernes en la Reserva Umbral Cultural Horizontes. 2019, Fundación Cerros de Bogotá.

Adicionalmente, la Fundación es aliada y apoya a la Red de Universidades en unforo mensual y permanente, el cual busca establecer un lugar de intercambio y conocimiento, involucrando e integrando a los jóvenes y a todos los actores institucionales y localesunidos por la protección de los cerros de Bogotá.

Figura 16. Rastros Obra Colectiva 2017. Foto: Carlos Lince. Fundación Cerros de Bogotá.
Figura 16. Rastros Obra Colectiva 2017. Foto: Carlos Lince. Fundación Cerros de Bogotá.
Figura 17. Elogio a la Descomposición, obra Colectiva 2018. El nido vacío. El nido tejido, obra de Futuros Primitivos, liderados por Margarita Jiménez. Figura 18. Elogio a la Descomposición, obra Colectiva 2018. El nido nido lleno. Obra liderada por la artista Margarita Jiménez.   

Figura 17. Elogio a la Descomposición, obra Colectiva 2018. El nido vacío. El nido tejido, obra de Futuros Primitivos, liderados por Margarita Jiménez.

Figura 18. Elogio a la Descomposición, obra Colectiva 2018. El nido nido lleno. Obra liderada por la artista Margarita Jiménez.

Desde 2014, la Fundación también realiza un encuentro de arte en los cerros, denominado Obra Colectiva. En 2018, apartir de la convocatoria «Dona tus flores marchitas», la Fundación realizó, por cuarta vez, una obra colectiva denominada Elogio a la des-composición: una experiencia entre arte y naturaleza. El objetivo de este taller fue darle un espacio de reflexión a los ciudadanos acerca de los procesos de vida y degradación, propios de la naturaleza, mediante la abstracción de conceptos inherentes a la naturalidad del ser. Esta acción colectiva, traducida en obras artísticas, fomenta entre sus copartícipes colaboración, integración y trabajo conjunto en torno a un tema ecológico y sistémico. Además, sensibiliza a la ciudadanía respecto a los cerros como un sistema vivo en el cual  suceden procesos biológicos en los que la descomposición (4), en lugar de ser un factor negativo, genera transformaciones esenciales para la vida.

En términos generales, las experiencias, las convocatorias de restauración participativa, las obras colectivas, las charlas ytalleres semanales y los encuentros entre niños y jóvenes que lidera la Fundación buscan seguir tejiendo lazos de complicidad entre quienes se emocionan ante lo simbólico, y, al mismo tiempo, van consolidando una cultura ecológica y cívica ciudadana, una mayor cultura del territorio a través de pequeñas acciones que dimensionen en cada ciudadano la posibilidad de mostrar que la suma de cambios y acciones pueden contribuir en procesos de transformación y de planeación regenerativa a mayor escala.

Las propuestas se hanejecutadoy son visibles gracias a una ciudadanía que las hace posible: la red de colegios, la red de universidades articuladas, los jóvenes de los barrios de origen informal que se capacitan para ser guías, los caminantes que actúan comoveedores, algunos grupos de ciudadanos que han construido agroparques para evitar la urbanización y otros que han creado la figura de Ecobarrios como una nueva forma de relacionarse con la montaña. Igualmente, en forma de acupuntura social, se han construido laboratorios de pedagogía ciudadana y comportamientos éticos con la montaña,a partir de pequeñas reservas de la sociedad civil. Las expectativas futurasse siguen enfocando en el logro de una complicidad público-privada con lasentidades, garantizando una gobernanza estable para que los planes y programas trasciendan la voluntad política del mandatario de turno.

Notas

(1) Franja de Adecuación: creada bajo la Resolución 463 de 2005 por el Ministerio de Medio Ambiente, la cual denomina dos áreas: Área de Consolidación de Borde Urbano (ACBU) y Área de Ocupación Pública Prioritaria (APP).

(2) La Fundación Cerros de Bogotá surgió en 2009 a partir de un grupo de ciudadanos estudiosos de los cerros interesados en aportar sus conocimientos dirigidos a la apropiación, el afecto y el conocimiento de los cerros orientales. Busca así promover una conciencia cívica y una cultura ambiental para el progreso y la defensa de sus socioecosistemas. La Fundación fue la única organización ciudadana designada como miembro del Comité de Verificación del Fallo ante el Consejo de Estado. En Latinoamérica conforma la Red de Iniciativas Ciudadanas, Socivil, en la Iniciativa Latinoamericana del Paisaje (Lali). (www.cerrosdebogota.org).

(3) La red de Colegios, Red Cerros de Bogotá (www.redcerros.org) es una iniciativa creada por la Fundación Cerros de Bogotá, la organización Opepa y el Gimnasio Femenino.

(4) La descomposición se asocia siempre con aspectos desagradables, olores fétidos, imágenes negativas, putrefacción o desintegración de una materia por la acción de diversos factores y de determinados microorganismos.

Nota Legal
Créditos
Suscripción
Directora: María A. Leboreiro Amaro, Dra. Arquitecto. Profesora Titular de la E.T.S. de Arquitectura de Madrid
Consejo de redacción: Miquel Adriá, director de la revista Arquine
Carmen Andrés Mateo, Arquitecta. Profesora Asociada de la E.T.S. de Arquitectura de Madrid
José Mª Ezquiaga Dominguez. Dr. Arquitecto. Profesor Titular de la E.T.S. de Arquitectura de Madrid
José Fariña Tojo. Dr. Arquitecto. Catedrático de la E.T.S. de Arquitectura de Madrid
Fernando Fernández Alonso. Arquitecto. Profesor Asociado de la E.T.S. de Arquitectura de Madrid
Josep Mª Llop Torne. Arquitecto. Profesor en la Facultad de Geografía de la Universidad de Lleida
Javier Ruiz Sánchez. Dr. Arquitecto. Profesor Titular de la E.T.S. de Arquitectura de Madrid
Secretaría: Llanos Masiá
Edita: planur-e
Avda. Valdemarin, 68
28023 Madrid
Traducción: planur-e
ISSN: 2340-8235
Copyright: (2013): planur-e
Cerrar Ventana [x]
Planur-e: www.planur-e.es es una revista digital editada en España en materias de territorio, urbanismo, sostenibilidad, paisaje y diseño urbano. Nació con el objetivo de exponer buenas prácticas dando voz a los profesionales, planteando que sean los propios autores de los trabajos quienes los presenten. Se colabora así a su difusión, al tiempo que se ofrece, a aquellos que se aproximan al proyecto, la oportunidad de ver otras formas de trabajar y contrastar sus propias reflexiones y propuestas. Planur-e por sus características pretende llenar un hueco, dada la escasez de publicaciones en estas materias. Alcanza en este momento su número diez, con un planteamiento monográfico y da, al tiempo, en su Miscelánea cabida a múltiples temas. Cuenta ya con un número importante artículos alrededor de 150, hasta el momento, y con autores de muy distintos países, lo que enriquece su tarea de divulgación.

Información General
En cumplimiento de lo dispuesto en el artículo 10 de la Ley 34/2002, de 11 de Julio, de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico (LSSICE), ponemos a su disposición la “información general”, que comprende los datos identificativos de la entidad titular de este sitio web:
Titular: planur-e
Dirección: Avda. Valdemarín, 68-28023 Madrid
Lugar de edición: Madrid

Nota Legal
Los trabajos firmados expresan únicamente la opinión de sus autores así como la documentación gráfica, y son de su exclusiva responsabilidad, a todos los efectos legales y no reflejan los criterios que pueda tener el equipo editorial. Ninguna parte de esta publicación puede reproducirse o transmitirse en ninguna forma sin autorización escrita por parte de la editorial. Aquellas imágenes en las que no se ha podido identificar el propietario de los derechos, se entiende que son de libre uso. En caso de identificar alguna imagen como propia, por favor póngase en contacto con planur-e.
Legal Notice
The signed works only express the opinion of their authors and also the graphic documentation, and are their sole responsibility, for all legal purposes, and do not reflect the criteria that the editorial team may have. No part of this publication may be reproduced or transmitted in any form without the written consent of the publisher. It is understood that those images for which it was not possible to identify the holder of the rights are free to be used. In the event you identify an image as your own, please contact planur-e.
Cerrar Ventana [x]
 Información Personal

* E-mail:
Idioma / Language:


He leído y estoy de acuerdo con los términos y condiciones / I’ve read and agree to terms and conditions



 Protección de Datos
planur-e te informa de que los datos personales que nos proporciones serán incorporados en el fichero “Atención al Consumidor” del que somos responsables, al objeto de gestionar las solicitudes de información, reclamaciones, consultas realizadas ante el departamento de atención al consumidor. Mediante el envío del presente formulario, prestas consentimiento expreso al tratamiento automatizado y documental de tus datos, en los términos de la Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre (LOPD) y el Real Decreto 1720/2007 de 21 de diciembre.
Te agradeceremos nos comuniques cualquier cambio o modificación en los datos que nos ha proporcionado con el fin de que éstos respondan con veracidad y exactitud a la realidad. Asimismo, te informamos de que puedes ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición mediante carta dirigida a planur-e, o bien, mediante correo electrónico a: planur-e@planur-e.es
Cerrar Ventana [x]