Volver al inicio     
Suscripción
Información Personal

* E-mail:
Idioma / Language:


He leído y estoy de acuerdo con los términos y condiciones / I’ve read and agree to terms and conditions


Cerrar Ventana [x]
Regeneración del paisaje urbano del Arrabal del Castillo. Álora, Málaga.

 

Escalas de percepción del paisaje cultural

Carmen Barrós + Francisco del Corral

1. ReUsar, hacer germinar la emoción

Volver a usar, dar vida de nuevo. Si hay algo fundamental de esta afirmación es la relación entre el espacio y la vida de las personas. Sin dicho uso, como afirma Pallasmaa, “sin experimentar los lugares, no existiría apenas la tradición” (Pallasmaa, 2014), seguramente una de nuestras mayores fuentes de inspiración. Buena parte de la creación arquitectónica se basa en la observación del uso del espacio y, desde luego, muchas de sus ideas, chispas sin llama capaces de seguir engendrando emociones. Precisamente en las emociones que, gracias a su uso, el espacio haga germinar, encontramos uno de los principales objetivos de la arquitectura. Dicha emoción surgirá, sin duda, por ser usado de nuevo, pero también debido al nuevo modo de hacerlo y del encuentro de este con la preexistencia. Con el tiempo, material fundamental de la arquitectura en todos sus aspectos, el uso de los espacios se transforma. La nueva utilidad activa así el espacio por partida doble.

Proponemos una mirada a los lugares de la tradición desde su nuevo uso. Seguiremos la invitación del gran escenógrafo Peter Brook de mirar el espacio vacío como si de un gran escenario desnudo se tratase, “insuperable máquina de imaginación capaz de hacer visibles las potencias de cuerpo y del espíritu con la máxima depuración formal” (Brook, 2012). Quizás el mejor modo de crear sea, una vez entendido el lugar y toda su carga temporal y cultural, comenzar de nuevo. Imaginarlo como un gran lienzo en blanco sobre el que pensar la nueva representación de la actividad que active el espacio.

En esta búsqueda de la emoción, la experiencia espacial desde nuestros sentidos será fundamental. Los materiales y las sensaciones propiciadas por estos, serán quienes guíen el tiempo de la arquitectura. El nuevo uso deberá así encontrar, gracias al espacio envolvente, una experiencia háptica donde nuestro cuerpo sean nuestros ojos. Desearíamos que la forma de este nuevo uso hiciese germinar la emoción del visitante.

2. Álora. Mismos paisajes, nuevas historias

Álora, con su Castillo y su Arrabal, es proa del paisaje montañoso de la Sierra del Hacho. La villa es resultado de sucesivas historias que culminan en el célebre Cerco y su romance a ritmo de malagueña. Rica en estímulos tangibles e intangibles, algunos casi perdidos, buscaba renovar y embellecer tanto el modo de vida de los habitantes del Arrabal histórico, como la forma de ser visitada y descubierta por el viajero. Mediante un concurso de ideas promovido por el Ayuntamiento, se buscaba la renovación de pavimento, instalaciones urbanas y todo aquello que, a su paso, contribuyese a hacer posible la regeneración urbana del Arrabal para que sus lugares recuperasen un nuevo fulgor. Propusimos una intervención, denominada “Tapiz e:1/1”, que, en diálogo con el paisaje cultural de Álora, registra sus energías. Se trata de un proyecto, también turístico, que la reconcilia con su belleza perdida y su pasado. La “alfombra” es una suerte de mapa pétreo a escala 1/1 que, mediante sencillos códigos, ayuda a recorrer, mirar, descubrir, conocer, experimentar y aprender de  los paisajes del Arrabal. El Tapiz adoquinado mostrará rutas, lugares o monumentos, generará rincones para el descanso del visitante y miradores hacia el envolvente panorama. El nuevo paisaje será visitado por nuevos viajeros y orgullo de sus habitantes. Trataremos además, como afirma J. Ghel, de “facilitar el contacto entre vecinos, y entre vecinos y visitantes” (Ghel, 2006). 

La propuesta refleja las diferentes escalas de percepción del paisaje, principalmente territorial, doméstica e íntima. Sin su necesario complemento quizás no comprenderíamos el paisaje cultural de Álora. Creemos firmemente que sin la emoción del detalle, nuestra percepción de lo más lejano, el horizonte, es diferente. De este modo, lo íntimo concentra el paisaje. Vivir el paisaje es, entre otras cosas, acompasar nuestro ritmo cardiaco al suyo. De este modo, el suelo que pisamos, su material y textura, puede determinar nuestra percepción del paisaje. Del mismo modo, un componente del paisaje puede ser también un paisaje. Así nos lo recuerda Eduardo Martínez de Pisón haciéndonos entender los “ríos como paisajes y no solo como ríos” (Martínez de Pisón, 2009)

2.1 Regeneración del paisaje urbano del Arrabal

2.1.1 Escalas del paisaje

Se propone la regeneración del paisaje cultural de Álora en tres escalas:

• Territorial: El área a regenerar está íntimamente relacionada con el paisaje y el territorio. Se percibe  desde distancias lejanas, y desde ella los horizontes son uno de sus fondos principales. Su recorrido, además, es síntesis de la historia aloreña conformando un paisaje cultural específico.

• Doméstica: El proyecto es recorrido natural, urbano e histórico y genera nuevos rincones de encuentro con los habitantes y sus historias. Interviene, con mayor o menor grado de incidencia en sus más de 250 fachadas unificando así la imagen urbana del casco. 

• Íntima: La propuesta trata de definir detalles constructivos y materiales que facilitan la relación háptica con el lugar. La vibración del suelo, la definición de las texturas de los paramentos, la presión del agua en las fuentes o los aromas de sus rincones, son fundamentales para cumplir los objetivos.

2.1.2 Objetivos:

Los objetivos principales serán los siguientes

• Generar una intervención de carácter innovador en un espacio histórico cultural de gran interés en Álora, pero con problemática social importante. 

• Fomentar la movilidad no motorizada: El proyecto plantea tres recorridos (Urbano, Natural e Histórico), donde el visitante descubrirá la historia de Álora y sus paisajes. 

• Potenciar el uso del espacio público mediante plazas, miradores y lugares de descanso. En ellos, la vegetación contribuirá a humanizar la vida de los habitantes. Se usarán árboles y vegetación adaptada a las condiciones climáticas del lugar.

• Garantizar la accesibilidad universal, facilitando acceso a visitantes y habitantes mediante escalones normalizados o rampas de menor pendiente que la actual. Se realizará una nueva pavimentación. Se establecen recorridos sensoriales donde texturas y aromas juegan un papel importante. Se realizará una señalización específica para ciegos.

• Activar el espacio público en un entorno socialmente frágil. Se fomenta la relación entre el Arrabal y la ciudad baja de Álora mediante la generación de espacios atractivos que potencien las cualidades culturales e históricas del lugar que servirán así de reclamo turístico y mejorarán la economía del lugar.

• Mejorar la calidad del entorno arquitectónico consolidado, su durabilidad y su mantenimiento. Se rehabilitarán las fachadas de las viviendas existentes para uniformar la imagen urbana del lugar. Se intervendrá en rejas, zócalos, buzones, registros de instalaciones, canalones, color de la fachada.

• Fomentar el intercambio de conocimientos. Se realizaran talleres sobre técnicas de construcción tradicional abiertos a ciudadanos y profesionales.  • Transmitir a la ciudadanía el conocimiento generado. Los habitantes participarán activamente en el diseño del espacio urbano y su cuidado. 

2.2 El Tapiz e 1/1 como guía de recorridos.

El “Tapiz de sentidos” registrará tanto energías territoriales, relacionadas con la mirada lejana al paisaje, como próximas, relacionadas con sensaciones, aromas y sonidos del siguiente modo:

• Recorrido: El pavimento registrará las velocidades del usuario: paseo (recorrido continuo), pausa (lugares para informarse o mirar) y descanso (áreas donde contemplar y tomar fuerzas)

• Información: El recorrido contendrá la señalización precisa y nombrará los rincones o lugares a descubrir; primer paso hacia una explicación más extensa que se definirá mediante una aplicación de móvil.

• Mirada: El diseño propone diversas miradas: descubrimiento (enfocando o subrayando elementos del paisaje), observación (comprensión de aquello que se ve) y contemplación (reflexión propia y pausada del lugar).

Para facilitar la comprensión de los recorridos, se sugieren tres rutas que parten de la Plaza de la Despedía y convergen en el mirador de Al_Baezi: La Ruta natural registra la comprensión del paisaje natural de Álora y un vía crucis junto al valle. La Ruta urbana registra el paso de los tronos durante la Semana Santa y selectas miradas hacia joyas arquitectónicas y paisajes. La Ruta histórica alberga rincones a descubrir: “cercas alla malagueña”, “jardines verticales” de geranios en honor al palo flamenco, el “umbral del cerro del castillo” a modo de jardín arqueológico, el “mirador de los beneficiados o la rítmica “fuente del quejío”. 

Figura 1. Croquis, idea. Tapiz e 1/1
Figura 1. Croquis, idea. Tapiz e 1/1
Figura 2. Planta general del proyecto. En negrita la Fase I (Compás de las Ánimas y del Nazareno)
Figura 2. Planta general del proyecto. En negrita la Fase I (Compás de las Ánimas y del Nazareno)
Figura 3. Planta general. Esquema. Rutas (Natural, Urbana e Histórica) y velocidades de recorrido
Figura 3. Planta general. Esquema. Rutas (Natural, Urbana e Histórica) y velocidades de recorrido

2.2.1 Materialidad del Tapiz

Los materiales y lugares propuestos son fruto de la observación de la historia de Álora y la reconciliación con su pasado a través del denominado “espíritu Temboury”, captado tras la observación atenta de las bellísimas imágenes del Archivo Fotográfico de principios del siglo XX de Juan Temboury Álvarez.

Zona de paseo: Tapiz que alfombra el recorrido. Sus texturas y geometría están relacionadas con el entorno y la velocidad del recorrido.  

Bordes: Los límites frente al paisaje buscan su invisibilidad para facilitar la contemplación. 

Rincones: Lugares donde el tapiz se ensancha para albergar sombra de árboles, aromas de plantas tapizantes, susurro del agua en fuentes y bancos que buscan el paisaje, situados cada menos de 100 m, claro. Serán lugares pensados para el contacto de las personas dependiendo de sus actividades, bien como habitantes bien como visitantes.

Miradores: Lugares donde se pone en valor el paisaje. Unas veces a modo de rincón de descanso otras permitiéndonos “volar” al aire del valle. 

Figuras 4 y 4’. Ruta urbana hacia Mirador de Al-Baezi. Calle Ancha. Estado actual y propuesta.   
Figuras 4 y 4’. Ruta urbana hacia Mirador de Al-Baezi. Calle Ancha. Estado actual y propuesta.
Figuras 5 y 5’. Ruta histórica. Calle Barranco y torreón árabe. Estado actual y propuesta. Mirador de los beneficiados.   
Figuras 5 y 5’. Ruta histórica. Calle Barranco y torreón árabe. Estado actual y propuesta. Mirador de los beneficiados.
Figuras 6 y 6’. Ruta natural. Calle Carril. Estado previo (Archivo Temboury) y propuesta. Vía crucis.    
Figuras 6 y 6’. Ruta natural. Calle Carril. Estado previo (Archivo Temboury) y propuesta. Vía crucis.
Figuras 7 y 7’. Vista nocturna. Estado actual y propuesta.   
Figuras 7 y 7’. Vista nocturna. Estado actual y propuesta.
Figura 8. Mirador de Al-Baezi. Encuentro de recorridos y horizontes.
Figura 8. Mirador de Al-Baezi. Encuentro de recorridos y horizontes.

3. Compás de las Ánimas y del Nazareno. Primera Fase del proyecto.

La placeta, que ocupa el lugar de dos viviendas de la calle Ancha, demolidas hacía tiempo, es tanto compás de espera o descanso, como enlace entre la calle y el Cerro de las Torres. Se encuentra por tanto en la denominada Ruta urbana. Toma el nombre de las imágenes custodiadas en la Capilla del Castillo: la Virgen de las Ánimas y Jesús Nazareno de las Torres, que procesionan el Viernes Santo y hacen una parada frente al compás. De este modo, durante la Semana Santa, la placeta es tribuna.

El lugar, mediante texturas, colores, aromas, textos y pavimentos, muestra su pasado doméstico, subraya su presente cofrade y se ofrece al encuentro de habitantes y viajeros. En las paredes, unos textos pregonan la eterna emoción del hallazgo de los tronos junto al pilar de las Ánimas, leve manantial que “sopla” agua hacia la desgastada piedra. 

El desnivel se hace escalón, banco, plataforma que acoge el sentir de los blancos aromas de la vegetación y, finalmente, escalera, alfombra flotante que eleva hacia un mirador desde el que contemplar el valle del Guadalhorce. 

Figura 9. Planta. Croquis. Definición de materiales
Figura 9. Planta. Croquis. Definición de materiales
Figuras 10 y 10’. Calle Ancha y solar. Estado previo y propuesta del Compás (entonces Rincón del Marqués de Cádiz).    
Figuras 10 y 10’. Calle Ancha y solar. Estado previo y propuesta del Compás (entonces Rincón del Marqués de Cádiz).
Figuras 11 y 11’. Proyecto realizado. Vistas aéreas. Hacia el Castillo y hacia la Plaza de la Despedía.   
Figuras 11 y 11’. Proyecto realizado. Vistas aéreas. Hacia el Castillo y hacia la Plaza de la Despedía.

3.1 Materiales y construcción.

Los materiales son usados buscando su sinceridad, y su engarce obedece a las ideas perseguidas.

Muros: Los muros laterales muestran, mediante texturas blancas, su antiguo uso de vivienda o jardín. Se pintan a la cal tanto los existentes, como los nuevos planos quebrados realizados mediante ladrillo perforado. El fondo, elevado, se realiza con dicho ladrillo a tizón que, gracias a su reiterada perforación cerámica, se integra cromáticamente con las cubiertas de teja circundantes.

Suelo: El suelo define su vibración según la dimensión, textura y tono pétreos. Los bancos y escalones son sólidos sillares de granito flameado. La calle Ancha presenta una alfombra central de anchura uniforme con piezas mayores al corte y bandas laterales con piezas menores flameadas. Diversas franjas transversales de granito negro gradúan la intensidad de nuestro paso y enmarcan la huella de los tronos de la Virgen de las Ánimas y Nuestro Padre Jesús Nazareno. Se señala así, de modo permanente, la chicotáque pauta el ritmo procesional.

Escalera: La comunicación de la placeta con el mirador se resuelve mediante una losa escalonada de hormigón  que parece flotar sobre nubes vegetales.

Jardinería: El compás es lugar de aromas y sombra. Las especies seleccionadas aseguran su blanca floración alternativa. En los laterales, los mirtos (myrtuscommunis) flanquean la piedra. Los muros se cubrirán de diferentes jazmines de olor, entre ellos el frondoso stephanotisfloribunday, al fondo, una nube decarissa grandiflora, servirá de alfombra a una bella jacaranda.

Iluminación: La iluminación urbana, a diferencia de la luz anaranjada actual, mostrará los colores naturales del casco. El camino al Castillo se señala al ritmo de menudos adoquines luminosos. En la placeta, un muro blanco es lámpara que rebota la luz “día” tras el anochecer. 

Figura 12. Compás de las Ánimas y del Nazareno, final de obra, diciembre de 2017.
Figura 12. Compás de las Ánimas y del Nazareno, final de obra, diciembre de 2017.
Figuras 13 y 14. Calle Ancha. Regeneración urbana, encuentro humano, tribuna, compás de espera.   
Figuras 13 y 14. Calle Ancha. Regeneración urbana, encuentro humano, tribuna, compás de espera.
   
Figuras 15 y 16. Texturas. Fuente de las Ánimas.

4. ReUso; regeneración urbana y renovación del recuerdo. Conclusión.

El recorrido por los paisajes de Álora nos ha servido para comprobar que el uso puede ser motivo de creación arquitectónica y por tanto generador de nuevas emociones espaciales. Pensar en el ReUso de lugares es trabajar con la renovación del recuerdo. Volver a buscar la emoción en la introducción de un nuevo estrato. Para que la emoción perdure nos hemos propuesto como objetivo buscar la experiencia del lugar desde la precisa selección de los materiales, entendiendo, como explica nuestro admirado G. Bachelard, que “las imágenes de la materia conllevan imágenes más profundas que las de la forma” (Bachelard, 1994).

La intervención general, ejemplificada en la primera fase del Compás de las Ánimas y del Nazareno, busca que visitantes y habitantes “sean paisaje”. Persigue la “polifonía de los sentidos”, definida por Bachelard y, por tanto, la percepción del espacio con vista, tacto, olfato y oído. Será un recorrido donde, al igual que para quien navega, sea tan importante avanzar como detenerse.

De este modo, el tradicional uso del lugar, quedará así regenerado en sus diferentes escalas y, de nuevo, la emoción podrá poblar nuestro recuerdo. Nos gustaría haber capturado la esencia del rico paisaje cultural aloreño y renovado la emoción de su experiencia.

Figura 17. Nueva identidad.
Figura 17. Nueva identidad.

Bibliografía

-Bachelard, G. El agua y los sueños. Ciudad de México, Fondo de cultura económica, 1994.

-Brook, P. El espacio vacío. Barcelona, Península, 2012

-Carreri, F. Pasear, detenerse. Barcelona, Gustavo Gili, 2016.-García Sánchez, Felipe. La Encarnación de Álora. Concejalía de Cultura, Ilmo. Ayto de Álora, 2003

-Gehl, J. La humanización del espacio urbano. Barcelona. Ed. Reverté, 2006.

-Martínez de Pisón, E. Miradas sobre el paisaje, Biblioteca nueva, Madrid, 2009.

-Morales García, José. Geografía e historia de Álora. Diputación de Málaga y Ayto. de Álora, 2016.

-Pallasmaa, J. La imagen corpórea. La imaginación en la arquitectura. Barcelona, Gustavo Gili, 2014.

-Pallasmaa, J. (2006) Los ojos de la piel. Barcelona, Gustavo Gili, 2006.

-Wagensberg, J. Teoría de la creatividad. Barcelona, Tusquets, 2017.

-Archivo fotográfico Temboury. Diputación de Málaga.

Nota Legal
Créditos
Suscripción
Directora: María A. Leboreiro Amaro, Dra. Arquitecto. Profesora Titular de la E.T.S. de Arquitectura de Madrid
Consejo de redacción: Miquel Adriá, director de la revista Arquine
Carmen Andrés Mateo, Arquitecta. Profesora Asociada de la E.T.S. de Arquitectura de Madrid
José Mª Ezquiaga Dominguez. Dr. Arquitecto. Profesor Titular de la E.T.S. de Arquitectura de Madrid
José Fariña Tojo. Dr. Arquitecto. Catedrático de la E.T.S. de Arquitectura de Madrid
Fernando Fernández Alonso. Arquitecto. Profesor Asociado de la E.T.S. de Arquitectura de Madrid
Josep Mª Llop Torne. Arquitecto. Profesor en la Facultad de Geografía de la Universidad de Lleida
Javier Ruiz Sánchez. Dr. Arquitecto. Profesor Titular de la E.T.S. de Arquitectura de Madrid
Secretaría: Llanos Masiá
Edita: planur-e
Avda. Valdemarin, 68
28023 Madrid
Traducción: planur-e
ISSN: 2340-8235
Copyright: (2013): planur-e
Cerrar Ventana [x]
Planur-e: www.planur-e.es es una revista digital editada en España en materias de territorio, urbanismo, sostenibilidad, paisaje y diseño urbano. Nació con el objetivo de exponer buenas prácticas dando voz a los profesionales, planteando que sean los propios autores de los trabajos quienes los presenten. Se colabora así a su difusión, al tiempo que se ofrece, a aquellos que se aproximan al proyecto, la oportunidad de ver otras formas de trabajar y contrastar sus propias reflexiones y propuestas. Planur-e por sus características pretende llenar un hueco, dada la escasez de publicaciones en estas materias. Alcanza en este momento su número diez, con un planteamiento monográfico y da, al tiempo, en su Miscelánea cabida a múltiples temas. Cuenta ya con un número importante artículos alrededor de 150, hasta el momento, y con autores de muy distintos países, lo que enriquece su tarea de divulgación.

Información General
En cumplimiento de lo dispuesto en el artículo 10 de la Ley 34/2002, de 11 de Julio, de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico (LSSICE), ponemos a su disposición la “información general”, que comprende los datos identificativos de la entidad titular de este sitio web:
Titular: planur-e
Dirección: Avda. Valdemarín, 68-28023 Madrid
Lugar de edición: Madrid

Nota Legal
Los trabajos firmados expresan únicamente la opinión de sus autores así como la documentación gráfica, y son de su exclusiva responsabilidad, a todos los efectos legales y no reflejan los criterios que pueda tener el equipo editorial. Ninguna parte de esta publicación puede reproducirse o transmitirse en ninguna forma sin autorización escrita por parte de la editorial. Aquellas imágenes en las que no se ha podido identificar el propietario de los derechos, se entiende que son de libre uso. En caso de identificar alguna imagen como propia, por favor póngase en contacto con planur-e.
Legal Notice
The signed works only express the opinion of their authors and also the graphic documentation, and are their sole responsibility, for all legal purposes, and do not reflect the criteria that the editorial team may have. No part of this publication may be reproduced or transmitted in any form without the written consent of the publisher. It is understood that those images for which it was not possible to identify the holder of the rights are free to be used. In the event you identify an image as your own, please contact planur-e.
Cerrar Ventana [x]
 Información Personal

* E-mail:
Idioma / Language:


He leído y estoy de acuerdo con los términos y condiciones / I’ve read and agree to terms and conditions



 Protección de Datos
planur-e te informa de que los datos personales que nos proporciones serán incorporados en el fichero “Atención al Consumidor” del que somos responsables, al objeto de gestionar las solicitudes de información, reclamaciones, consultas realizadas ante el departamento de atención al consumidor. Mediante el envío del presente formulario, prestas consentimiento expreso al tratamiento automatizado y documental de tus datos, en los términos de la Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre (LOPD) y el Real Decreto 1720/2007 de 21 de diciembre.
Te agradeceremos nos comuniques cualquier cambio o modificación en los datos que nos ha proporcionado con el fin de que éstos respondan con veracidad y exactitud a la realidad. Asimismo, te informamos de que puedes ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición mediante carta dirigida a planur-e, o bien, mediante correo electrónico a: planur-e@planur-e.es
Cerrar Ventana [x]