Volver al inicio     
Suscripción
Información Personal

* E-mail:
Idioma / Language:


He leído y estoy de acuerdo con los términos y condiciones / I’ve read and agree to terms and conditions


Cerrar Ventana [x]
La infraestructura verde en el plan del litoral de la Comunitat Valenciana

 

Una aproximación metodológica al desarrollo de la Infraestructura Verde en el PATIVEL (Plan de Acción Territorial de Infraestructura Verde del Litoral)

Ignacio Díez Torrijos

1. Introducción

1.1. Marco legislativo

El Plan de Acción Territorial de la Infraestructura Verde del Litoral (en adelante PATIVEL), es un instrumento de ordenación del territorio de ámbito supramunicipal previsto en el artículo 16 de la Ley 5/2014, de 25 de julio, de la Generalitat, de Ordenación del Territorio, Urbanismo y Paisaje (en adelante LOTUP). Según se recoge en el marco legal vigente, son planes que se desarrollan en ámbitos territoriales concretos o en sectores específicos, amoldándose a los principios y criterios marcados en la Estrategia Territorial de la Comunitat Valenciana (ETCV. Decreto 1/2011, de 13 de enero, del Consell), pudiendo su ámbito comprender, todo o en parte, a varios términos municipales. Estos planes pueden tener un carácter sectorial o bien presentar un enfoque integrado, variable en función de su finalidad para la ordenación, naturaleza o fines buscados en la planificación. Pese a ser un instrumento de ordenación territorial por razón de escala, el presente PATIVEL muestra una naturaleza esencialmente sectorial.

1.2. Ámbito

El PATIVEL aprobado en mayo de 2018 por el gobierno regional de la Comunitat Valenciana tiene como objetivo la ordenación de los espacios libres prioritarios para todo el litoral de las provincias de Castellón, Valencia y Alicante. El ámbito de estudio ha incluido a 72 municipios con una longitud de costa total de 470 kilómetros aproximadamente. Sólo los 14 municipios más poblados suman más de dos millones de habitantes.

El litoral se ha convertido en un territorio intensamente transformado en muy poco tiempo. Junto con la intensidad y la velocidad de los cambios cabe introducir una variable cualitativa sobre cómo los nuevos crecimientos en ocasiones han generado entornos de baja calidad. Sobre este escenario dinámico la calidad ambiental de los paisajes costeros se ha visto resentida y en las últimas décadas se han introducido figuras de protección para compensar el desequilibrio existente.

En la actualidad existen espacios costeros en los que no está definido el programa de futuro, de esta manera se hace un análisis exhaustivo para entender la situación de los espacios libres en el litoral. Si analizamos las franjas de 200 metros, 500 metros y 2000 metros desde la línea de costa hacia el interior podemos observar lo siguiente:

• De acuerdo a la cartografía SIOSE en la franja de 200 metros más de un 45% ya es territorio urbano, suelos sellados en primera línea de mar. Ahora bien, en la franja de 200 metros encontramos que casi el 20 % son playas y roquedos y el 10 % son coberturas de agua (marjales, desembocaduras u otras). Por tanto sólo un 70 % es apto para la edificación y de este se ha ocupado ya el 64%, quedando un 4% para superficies arboladas y un 5,5% de cultivos. 

• Si analizamos la situación del planeamiento podemos observar claramente el gradiente de presión urbana conforme nos acercamos hacia la línea de costa. Al analizar la franja de 500 metros el suelo sellado es del 37,29 % y en los 2000 el 25,67%. Del mismo modo, en la franja de 500 metros, si se desarrollasen todos los planes previstos cuando se realizó el análisis de planeamiento, se podría alcanzar en las próximas décadas un sellado del 60% del territorio.

• Por el otro lado de la gráfica observamos que en la franja de 500 metros aparece un 30 % de suelo rústico dentro de alguna figura de protección del territorio. 

• Por tanto, el ámbito de acción del PATIVEL para ordenar el territorio es definir el carácter de aproximadamente un 11% de suelos en situación básica de suelo rural. Una estrategia de acción territorial de carácter selectivo. 

 

Figura 1. Análisis de la situación en la franja de 500 metros y en la de 2000 metros. Se observa la presión urbana sobre los espacios litorales más próximos a la costa.
Figura 1. Análisis de la situación en la franja de 500 metros y en la de 2000 metros. Se observa la presión urbana sobre los espacios litorales más próximos a la costa.

El PATIVEL estructura la ordenación en los siguientes ámbitos:

a) Ámbito estricto, que comprende los suelos situados en la franja de 500 metros de amplitud, medida en proyección horizontal tierra adentro desde el límite interior de la ribera del mar y coincidente con la zona de influencia de la legislación de costas.

b) Ámbito ampliado, que comprende los suelos situados en la franja entre los 500 metros y los 1.000 metros de amplitud, medidos en proyección horizontal tierra adentro desde el límite interior de la ribera del mar y dota de refuerzo y continuidad ecológica, funcional y visual a los suelos definidos en el apartado anterior y garantiza la amortiguación de los impactos sobre los mismos.

c) Ámbito de conexión, que comprende los suelos situados en la franja entre los 1.000 metros y los 2.000 metros de amplitud, medidos en proyección horizontal tierra adentro desde el límite interior de la ribera del mar, donde se analizará, ordenará y garantizará la conectividad ecológica y funcional del espacio litoral con el resto del territorio.

2. Infraestructura Verde

Para entender cómo se ha abordado la infraestructura verde dentro del PATIVEL, es necesario describir antes el desarrollo que ha tenido ésta en el marco jurídico de la Comunitat Valenciana. Desde el Reglamento de Paisaje (2006) y la Estrategia Territorial de la Comunidad Valenciana (2011) la infraestructura verde es el eje fundamental de la planificación territorial y su contenido se ha ido enriqueciendo en los últimos años hasta incorporar los siguientes elementos en la actual LOTUP:

a) Los espacios que integran la Red Natura 2000 en la Comunitat Valenciana, seleccionados o declarados de conformidad con lo establecido en la legislación del Estado sobre el patrimonio natural y la biodiversidad.

b) Los espacios naturales protegidos, declarados como tales de acuerdo con la legislación sobre espacios naturales protegidos de la Comunitat Valenciana.

c) Las áreas protegidas por instrumentos internacionales en la legislación del Estado sobre el patrimonio natural y la biodiversidad.

d) Los ecosistemas húmedos y masas de aguas, continentales y superficiales, así como los espacios adyacentes a los mismos que contribuyan a formar paisajes de elevado valor que tengan al agua como su elemento articulador.

e) Los espacios de la zona marina cuya delimitación, ordenación y gestión deba hacerse de forma conjunta con los terrenos litorales a los que se encuentren asociados, teniendo en cuenta lo dispuesto por la legislación y la planificación sectoriales, la Estrategia Territorial de la Comunitat Valenciana y los instrumentos que la desarrollan.

f) Los espacios costeros de interés ambiental y cultural que, no estando incluidos en los supuestos anteriores, se hayan recogido en el planeamiento urbanístico, en la Estrategia Territorial de la Comunitat Valenciana o en los instrumentos que la desarrollan, así como los planes y proyectos promovidos por la administración sectorial con competencias en materia de costas.

g) Los montes de dominio público y de utilidad pública o protectores que se encuentren incluidos en el correspondiente catálogo, las áreas de suelo forestal de protección, según la normativa sectorial aplicable, y los terrenos necesarios o convenientes para mantener la funcionalidad de las zonas forestales protegidas.

h) Las áreas agrícolas que, por su elevada capacidad agrológica, por su funcionalidad respecto de los riesgos del territorio, por conformar un paisaje cultural identitario de la Comunitat Valenciana, o por ser soporte de productos agropecuarios de excelencia, sean adecuadas para su incorporación a la Infraestructura Verde y así lo establezca la planificación territorial, urbanística o sectorial.

i) Los espacios de interés paisajístico incluidos o declarados como tales en la Estrategia Territorial de la Comunitat Valenciana, en los instrumentos que la desarrollan, o los incorporados a la planificación a partir de los instrumentos propios de la ordenación y gestión paisajística que se definen en el artículo siguiente.

j) Los espacios de elevado valor cultural que tengan esa consideración en aplicación de la normativa sectorial de protección del patrimonio cultural, artístico o histórico, incluyendo sus entornos de protección.

k) Las zonas críticas por la posible incidencia de riesgos naturales, directos e inducidos, de carácter significativo, que estén delimitados y caracterizados por la normativa de desarrollo de la presente ley, por la Estrategia Territorial de la Comunitat Valenciana o por los instrumentos que la desarrollen.

l)  Las áreas que el planeamiento territorial, ambiental y urbanístico, en desarrollo de la presente ley y de las respectivas normativas sectoriales, establezca explícitamente como adecuadas, tanto por su valor actual como por su valor potencial, para su incorporación a la Infraestructura Verde, por ser necesarias para el mantenimiento de su estructura y funcionalidad.

m) Los ámbitos que garanticen la adecuada conectividad territorial entre los diferentes elementos constitutivos de la Infraestructura Verde, con especial referencia a los cauces fluviales y sus riberas, las vías pecuarias y otras afecciones de dominio público que cumplan esta función, así como los corredores ecológicos y funcionales.

n) Los espacios ubicados en el suelo urbano y en el suelo urbanizable que la planificación municipal considere relevantes para formar parte de la Infraestructura Verde, por sus funciones de conexión e integración paisajística de los espacios urbanos con los elementos de la Infraestructura Verde situados en el exterior de los tejidos urbanos. Se atenderá no solo a la identificación puntual de estos espacios, sino también a sus posibilidades de interconexión ambiental y de recorridos.

Figura 2. Elementos que deben formar parte de la Infraestructura Verde de acuerdo a la legislación de la Comunidad Valenciana (LOTUP).
Figura 2. Elementos que deben formar parte de la Infraestructura Verde de acuerdo a la legislación de la Comunidad Valenciana (LOTUP).

2.1. Claves de diseño de la Infraestructura Verde

2.1.1. Planteamientos de partida

  • Premisa. La Infraestructura Verde no se construye únicamente como sumatorio de capas

Respecto a las cartografías de partida cabe señalar que son insuficientes para atender a todos los epígrafes que recoge la LOTUP. De este modo, ha sido necesario elaborar nuevas cartografías que complementen a las ya existentespara armar la Infraestructura Verde regional del PATIVEL. Las nuevas cartografías responden a aspectos cualitativos del paisaje como paisajes de interés, áreas agrícolas prioritarias o elementos de conexión. Estas cartografías no responden a variables cuantitativas, surgen por decantación en el análisis de todo el ámbito al comparar diferentes zonas del territorio. De este modo reconocemos espacios de valor, únicos, singulares o relictos.

  • Metodología. Cualitativa y cuantitativa.

En el modelo de Infraestructura Verde se integran variables cuantitativas, como por ejemplo capacidad agrológica del suelo, con variables cualitativas, como puedan ser los entornos visuales de cabos del litoral. Ambas cartografías definen la Infraestructura Verde del litoral a escala regional y permiten entender la priorización del PATIVEL respectos a los suelos abiertos al mar con conexión hacia el interior como “ventanas al mar” de carácter relicto y en riesgo de desaparición.

  • Escalas. Regional y supramunicipal.

En la escala regional se toman en consideración aspectos que pueden ser trabajados con arreglo al grado de detalle propio del ámbito regional. De este modo, aspectos como la Infraestructura Verde urbana, los sistemas de espacios abiertos de carácter urbano o los sistemas de transporte sostenible aparecen en la escala supramunicipal como parte de las propuestas del PATIVEL.

La escala regional, se trabaja como marco para realizar un diagnóstico del territorio y evaluar los posibles conflictos con los crecimientos previstos.

Figura 3. Escalas de la Infraestructura Verde del PATIVEL. A escala regional se desarrolla el diagnóstico territorial, a escala supramunicipal se plantea la ordenación del territorio.
Figura 3. Escalas de la Infraestructura Verde del PATIVEL. A escala regional se desarrolla el diagnóstico territorial, a escala supramunicipal se plantea la ordenación del territorio.
  • Infraestructura Verde. Un tejido que produce servicios.

Gracias a trabajos previos como el Plan de Acción Territorial Forestal de la Comunidad Valenciana (en adelante PATFOR) o el Plan de Acción Territorial sobre prevención de riesgo de inundación de la Comunidad Valenciana (En adelante PATRICOVA) se integran variables cuantitativas que nos permiten evaluar el territorio en términos de servicios ambientales. Esta lectura genera una nueva visión sobre el territorio porque matiza los espacios forestales y agrícolas en términos de su capacidad para aportar servicios ambientales a la ciudadanía. Mientras que los servicios ambientales de regulación y producción se trabajan por variables cuantitativas, para los servicios culturales la visión de paisaje nos ofrece la posibilidad de extraer aquellos espacios con una carga cultural, histórica, social o visual relevante.

 

2.1.2. Ensamblaje de la infraestructura verde

Con el objeto de jerarquizar los espacios que propone la LOTUP y crear un marco metodológico, se explican los 4 pasos fundamentales de ensamblaje de la infraestructura verde regional.

01.  Armazón. ENP y Corredores de relevancia regional

Espacios Naturales Protegidos. Las grandes piezas del territorio que ya gozan de algún grado de protección son los elementos de anclaje sobre los que se arma toda la red de conectividad del territorio. Las grandes piezas de la Infraestructura Verde están compuestas por espacios protegidos como los parques naturales, las zonas recogidas de la Red Natura 2000, los paisajes protegidos o las zonas húmedas.  

Corredores de Relevancia Regional. Junto con los grandes espacios protegidos los ríos principales de la Comunitat Valenciana forman la estructura básica de la Infraestructura Verde. Éstos actúan como los grandes pilares que soportan el peso de la conectividad del territorio. 

02.  Matriz. Servicios ambientales de las áreas forestales y agrícolas

La matriz de la Infraestructura Verde corresponde con áreas forestales y agrícolas. Éstas quedan definidas a través de cartografías cuantitativas y cualitativas.

Del PATFOR obtenemos las cartografías cuantitativas que nos matizan el territorio respecto a variables de regulación y producción en clave de SERVICIOS AMBIENTALES.

 
 

Para el modelo agrícola se tienen en cuenta criterios cuantitativos, de este modo se integran servicios de regulación como las cartografías de capacidad agrológica del suelo e importancia para laminar inundaciones. Además se integran criterios cualitativos, como son:

• De contexto, que nos sirven para clasificar las áreas agrícolas por su carácter comparativo, es decir, por su unicidad, carácter relicto o aislado, singularidad, o por estar amenazados.

• De territorio, que son indicadores de la aptitud de estas áreas como conformadoras de tejido urbano.

• Historicidad: Se valoran a través de la densidad de los anclajes históricos que existen como los elementos etnológicos/etnográficos asociados a lo agrario.

• Diferenciación territorial: Aquellas áreas donde existen producciones vinculadas al territorio con DOP, IGP u otro tipo de marca de calidad que potencia la territorialidad de la agricultura, su arraigo geográfico. 

03.  Espacios de Especial Atención

El mapa de recursos visuales o de espacios de especial atención recoge en una cartografía aspectos cuantitativos y cualitativos. Por un lado, se atiende a la exposición visual como elemento cuantitativo y por otro se recoge toda una serie de recursos que atienden a diferentes tipologías: recursos puntuales como elementos patrimoniales, hitos visuales, cabos, “ventanas al mar”… en definitiva todos los espacios de especial atención que deben tenerse en consideración en la definición de la Infraestructura Verde y en la integración paisajística de los nuevos crecimientos urbanos. En el modelo de Infraestructura Verde, en la cartografía cuantitativa, se tienen en cuenta los suelos con pendientes superior al 25% y al 30%.

 

04.  Corredores y conectores

En el análisis de los componentes de la Infraestructura Verde, se han estudiado los conectores y corredores que atraviesan el territorio y sirven de conexión de espacios abiertos y mantienen la continuidad del sistema. Como piezas fundamentales que permiten la conexión ecológica y funcional de los espacios naturales y del mosaico agrario se considerarán los corredores naturales o ecológicos, esto es, la red hídrica que articula el territorio, y aquellos espacios libres que aparecen en el litoral en forma de “ventanas al mar” que se convierten en conexiones directas entre el mar y los espacios libres interiores.

En base a estos 4 pasos de articulación (armazón, matriz, espacios de especial atención y corredores) se define la cartografía de infraestructura verde a escala regional que nos permite visualizar con un gradiente de intensidad cromática la capacidad del territorio de aportar servicios ambientales a la ciudadanía y por tanto valor al territorio, así como evidenciar las entidades de corte cualitativo que generan anclajes territoriales para articular la infraestructura verde.

 

3. Crecimientos urbanos

El objetivo del PATIVEL es actuar sobre el litoral de la Comunitat Valenciana, definiendo los distintos elementos de la Infraestructura Verde, sus conexiones con el interior del territorio, sus relaciones y transición con el borde urbano y corregir en lo posible desarrollos urbanos que entren en conflicto con los valores del territorio.

De este modo se ha recabado información sobre la situación urbanística en la que se encuentran los terrenos afectados por el Plan. Dicha información ha sido recogida atendiendo al estado de planeamiento de cada sector, tanto en suelo urbano como urbanizable dentro del ámbito de conexión y ha sido plasmada en planos de estado de planeamiento asignando el siguiente código en función de los siguientes estados:

1.     Sectores de suelo urbanizable que no tengan ordenación pormenorizada

2.     Sectores de suelo urbanizable que tengan en tramitación la ordenación pormenorizada

3.     Sectores de suelo urbanizable con ordenación pormenorizada sin programa de actuación integrada

4.     Sectores de suelo urbanizable con ordenación pormenorizada y con programa de actuación integrada en tramitación no aprobado

5.     Sectores de suelo urbanizable con ordenación pormenorizada, con programa de actuación integrada aprobado y sin la reparcelación aprobada, diferenciando aquellos que están vigentes y aquellos que han sido resueltos.

6.     Sectores de suelo urbanizable con ordenación pormenorizada, con programa de actuación integrada aprobado y con reparcelación aprobada, sin obras de urbanización iniciadas, diferenciando aquellos que están vigentes y aquellos que han sido resueltos.

7.     Sectores de suelo urbanizable con ordenación pormenorizada, con programa de actuación integrada aprobado, con obras de urbanización iniciadas, diferenciando aquellos que están vigentes y aquellos que han sido resueltos.

8.     Unidades de ejecución en suelo urbano con programa de actuación integrada aprobado y sin la reparcelación aprobada, diferenciando aquellos que están vigentes y aquellos que han sido resueltos.

9.     Unidades de ejecución de suelo urbano con ordenación pormenorizada, con programa de actuación integrada aprobado y con la reparcelación aprobada, sin obras de urbanización iniciadas, diferenciando aquellos que están vigentes y aquellos que han sido resueltos.

10.  Unidades de ejecución de suelo urbano con ordenación pormenorizada, con programa de actuación integrada aprobado y con obras de urbanización iniciadas, diferenciando aquellos que están vigentes y aquellos que han sido resueltos.

 

4. Diagnosis

4.1. Margen de maniobra

Para poder evaluar los grados de libertad con los que puede definirse la ordenación de la Infraestructura Verde del litoral hemos de conocer qué capacidad real hay para incorporar ciertos espacios a la red de espacios de valor ecológico, cultural, social y visual.

En este sentido, en función del estado de tramitación se define lo que se ha llamado MARGEN DE MANIOBRA, es decir la capacidad de revertir la situación de un suelo para que pueda llegar a formar parte de la Infraestructura Verde del PATIVEL.

En la tabla observamos que el margen de maniobra más alto corresponde con sectores de suelo urbanizable que no tienen programa aprobado. En caso de que el valor de los suelos abiertos al mar sea elevado de acuerdo a los métodos cuantitativos y cualitativos que se han definido en los apartados anteriores, ese suelo podría llegar a revertir su situación al estado inicial llegando a formar parte de la Infraestructura Verde.

En caso de que exista programa aprobado o incluso, ya se hayan realizado obras de urbanización el margen de maniobra se reduce debido a impedimentos físicos, por la dificultad de demoler infraestructuras ejecutadas o bien por la dificultad administrativa-judicial que acarrearía la desclasificación de suelos en estado avanzado de tramitación.

En estos casos se recurre a medidas de integración paisajística respecto a los elementos que articulan la Infraestructura Verde del PATIVEL. En caso de suelos consolidados o semiconsolidados se pueden estimar medidas para integrar elementos de Infraestructura Verde urbana.

 

4.2. Grado de trasformación urbana

Junto con el estado de tramitación de cada sector en la franja de los 2000 metros desde la ribera del mar, se ha analizado el grado de transformación urbana en los que se encuentra cada suelo. El grado de transformación de suelo en ocasiones avanza el estado de la tramitación y puede ser un factor que matice el margen de maniobra real para conseguir que una pieza vuelva a ser parte de la Infraestructura Verde.

4.3. Cruce infraestructura verde-crecimientos. Matriz de decisión

De acuerdo a la matriz de decisión, donde se representan los pasos que se han seguido en el diagnóstico del PATIVEL, se establecen las siguientes fases:

1. CONFLICTO CON LA INFRAESTRUCTURA VERDE.

¿Existe conflicto con la infraestructura verde? Si no existe conflicto con la Infraestructura Verde un sector deberá atenerse a las indicaciones de uso racional del suelo de la ETCV o las futuras directrices de los PAT integrales de cada área funcional. Si existe conflicto con Infraestructura Verde, se abren diversas posibilidades en función del valor cuantitativo y cualitativo de la Infraestructura Verde.

2. VALOR CUANTITATIVO Y CUALITATIVO DE LA INFRAESTRUCTURA VERDE.

¿Cuál es el grado de colisión entre el sector y la infraestructura verde? De acuerdo a la valoración del territorio en función de variables cuantitativas y cualitativas, se pueden dar diversos escenarios en relación al margen de maniobra que existe, al estado de tramitación y al grado de transformación urbana de los suelos afectados por el sector en cuestión.

Para el caso de aquellos sectores que provocan un alto grado de colisión con la Infraestructura Verde de corte cuantitativo y cualitativo se priorizan sectores que ocupan espacios como suelos abiertos al mar o “ventanas” al mar o espacios de especial atención como puedan ser cabos, desembocaduras de ríos u otros lugares singulares para evaluar la reversibilidad del planeamiento.

3.MARGEN DE MANIOBRA.

¿Qué capacidad tiene el PATIVEL para incidir en el planeamiento local? Una vez seleccionados los sectores que generan un mayor grado de colisión con la Infraestructura Verde, se analiza el margen de maniobra que tiene cada sector para ver si es posible revertir su situación urbanística y evaluar la posibilidad de incorporar esa pieza como Infraestructura Verde. En caso de no ser posible la reversibilidad del sector, se determinan directrices de integración paisajística.

4.COMPATIBILIDAD MODELO DE DESARROLLO URBANO SOSTENIBLE.

Otro factor que se tiene en consideración es la compatibilidad del sector con el modelo de desarrollo urbano sostenible que se recoge en el PATIVEL. Crecimientos aislados que no siguen el modelo compacto o crecimientos en cordón que ocupan suelos abiertos al mar por ejemplo, son incompatibles con las directrices del PATIVEL y la ETCV.

De acuerdo al modelo urbano que se explica en el estudio de paisaje, los crecimientos en cordón paralelos a la línea de costa sobre los espacios libres al mar, van en contra de los principios del PATIVEL que pretende “rescatar” los escasos suelos que todavía permanecen libres en contacto con el mar. Del mismo modo, crecimientos aislados en las zonas de conexión territorial con la costa son incompatibles con el modelo urbano de desarrollo sostenible que propone el PATIVEL y que se desarrolla en la memoria justificativa.

5. VOCACIÓN DEL SECTOR

Una vez analizados los anteriores factores se determina la vocación del sector, los objetivos de calidad paisajística. Para sectores de gran afección a la Infraestructura Verde del litoral y margen de maniobra alto, su vocaciónes la de convertirse en piezas de la Infraestructura Verde. En caso de que el valor de la Infraestructura Verde no sea muy elevado, es decir no exista colisión con el sector, su vocación puede ser la de implementar medidas de integración paisajística.

 
 

5. Propuesta. Ordenación y dinamización

Las propuestas del PATIVEL se estructuran sobre tres ejes:

1.   INFRAESTRUCTURA VERDE. Define la ordenación que propone el PATIVEL, los criterios y metodología que se han seguido, así como la regulación que lleva asociada la zonificación.

2.   DESARROLLO URBANO SOSTENIBLE. Define las directrices para tejidos urbanos existentes y para futuros crecimientos. De este modo, la primera premisa será atender al modelo de infraestructura verde del PATIVEL. 

3.   USO PÚBLICO. Define los criterios para crear una infraestructura básica en el litoral a través de nodos y vectores. Se define una propuesta preliminar que incluye un posible trazado de Vía Litoral y una Red de Parques Litorales. El desarrollo de la vía litoral se ha iniciado a través de programas de paisaje como el que se muestra al final del artículo en el litoral de Vinarós-Benicarló.

 

5.1 Infraestructura verde

El eje de infraestructura verde se articula en torno a tres líneas de acción: 

• Preservar los espacios de alto valor, suelos abiertos al mar con conexión hacia el interior. 

• Preservar los espacios de alto valor, relictos y amenazados, abiertos al mar. 

• Preservar la continuidad de los espacios abiertos al mar con el interior a través de corredores ecológicos y funcionales

 

Principalmente se destacan cuatro tipologías de piezas que conforman el modelo de infraestructura verde de escala supramunicipal:

CONEXIÓN COSTA-INTERIOR. Suelos abiertos al mar o “ventanas” al mar. Estos espacios mantienen la conectividad ecológica, funcional, territorial y visual del interior con la costa. Son los espacios más comunes dentro del modelo de infraestructura verde puesto que salvaguardan los escasos tramos libres de edificación del litoral de la Comunitat Valenciana. Encontramos este tipo de espacios por toda la Comunitat Valenciana aunque son más escasos hacia el sur.

RESCATE DE SUELOS AISLADOS. Suelos relictos y amenazados del litoral. En esta categoría se recogen espacios de valor que han quedado confinados por suelo urbano. Su desconexión de la matriz paisajística original los convierte en piezas al borde de la desaparición. Cuando su valor es alto se apuesta por el rescate de estas piezas como es el caso de suelos en el entorno del Cap de la Nau.

REFUERZO ENP. Suelos de refuerzo para espacios litorales protegidos. En este grupo se engloban las cuñas de refuerzo de espacios protegidos como las Salinas de la Mata y Torrevieja o la Serra de Irta. Se salvaguardan áreas que mitigan la presión sobre las áreas de valor natural y favorecen la conectividad con el litoral.

REFUERZO ICONOS DEL LITORAL. Suelos de refuerzo de elementos identitarios para el litoral. El paisaje marítimo terrestre se nutre de referentes que marcan el carácter del paisaje. Se preservan espacios de alta presencia visual como el Morro de Toix, el Capd’Or o la Muntanya de Cullera.

 

La ordenación del PATIVEL introduce tres niveles en el régimen de protección del litoral, éstos son:

• Suelos no urbanizables de protección litoral (Suelo tipo 1 en los planos de ordenación). Son los suelos de mayor que se encuentran dentro del ámbito estricto en la franja de 500 metros. Cuentan con un régimen de los suelos no urbanizable más restrictivo que los otros dos niveles. 

• Suelos no urbanizables de refuerzo del litoral (Suelo tipo 2 en los planos de ordenación). Se incluyen en esta categoría, que presentan valores ambientales, territoriales, paisajísticos, culturales, educativos y de protección frente a riesgos, cuya vocación territorial es reforzar la protección y amortiguación de impactos sobre los suelos no urbanizables de protección litoral y ambiental, garantizando su continuidad ecológica, funcional y visual. Con carácter general, estos suelos se sitúan entre la franja de 500 metros y la de 1.000 metros medidos desde el límite interior de la ribera del mar. 

• Corredores ecológicos y funcionales.Son suelos que, con independencia de su clasificación urbanística, deberán ser concretados y ordenados por el planeamiento territorial y urbanístico para garantizar la conectividad ecológica y funcional. Aparecen grafiados en los planos de ordenación como vectores de localización aproximada para su concreción por el planeamiento territorial y urbanístico. Se suelen ubicar entre la franja de 1000 m y 2000 metros. 

 

El total de suelo protegido con los niveles 1 y 2 es de 7.500 hectáreas para todo el litoral, lo que supone un 7,89% del territorio en la franja de 2000 metros y un 12% en la franja de 500 metros. De las 7.500 hectáreas aproximadamente el 30% se corresponden con propuestas de reversión del planeamiento local.  

 

5.2 Desarrollo urbano sostenible

Dentro de este eje se definen tres líneas de acción: 

• Compatibilizar el crecimiento urbano con la infraestructura verde. 

• Favorecer el modelo compacto. En este sentido se trata de evitar el crecimiento en cordón a lo largo del litoral. 

• Integrar los nuevos usos en el paisaje. 

 

5.3 Uso público

El eje de uso público se divide en dos líneas de acción:

• Conectar los paisajes mejorando la accesibilidad peatonal-ciclista. Se propone una vía que recorra todo el litoral de la Comunitat Valenciana de norte a sur, la vía litoral. 

• Creación de espacios para el uso público en el litoral. Se trata de la dinamización turístico-recreativa-educativa de los espacios de valor ordenados por el PATIVEL. 

 

La vía litoral se convierte en la oportunidad de dinamizar el territorio litoral y para ello se han definido un conjunto de programas de paisaje en 4 áreas piloto de la costa de la Comunitat Valenciana. En el tramo de Benicarló-Vinarós la vía litoral es una oportunidad para dinamizar el parque agrario de la alcachofa en Benicarló, los cascos históricos y los puertos urbanos de ambas localidades y el parque ecoturístico de la desembocadura del Sénia donde se propone la restauración del hábitat disperso de las “Senies”.

 
 
 

6. Conclusión.

Sobre territorios extensos y complejos como el caso del litoral de la Comunitat Valenciana, la infraestructura verde se muestra como una herramienta eficaz para generar un relato del territorio en el que se visibilicen sus valores de una manera coherente.

La infraestructura verde como concepto permite aglutinar escalas diversas y aproximaciones multisectoriales. Turismo, patrimonio, paisaje, uso público, producto de proximidad o servicios ambientales son miradas que pueden integrarse en el planeamiento a través de la infraestructura verde dotándolas de sentido y contexto. 

En la metodología del PATIVEL se muestran tres tiempos para la conformación de la infraestructura verde del litoral. Recopilación, diagnóstico y diseño. Primeramente se analiza el paisaje y se cartografían los valores cualitativos y cuantitativos, en una segunda fase se explicitan los conflictos y áreas de re-cualificación, y finalmente, se dispone un conjunto de medidas de ordenación y dinamización.

La infraestructura verde no puede diseñarse únicamente en base a variables de corte ambiental de tipo cuantitativo. La observancia del territorio debe hacer aflorar los rasgos que hacen de cada lugar un espacio único, es necesario realizar una aproximación cualitativa que muestre el carácter del paisaje como expresión de la diversidad territorial, su visualidad.

A través del análisis de los servicios ambientales o ecosistémicos se pueden visualizar los beneficios que el ciudadano percibiría por una determinada gestión del territorio. Ahora bien, es necesario seguir profundizando en la definición de criterios y la elaboración de cartografías que ayuden en su implementación en la ordenación del territorio.

La valoración de la infraestructura verde a través de los servicios ecosistémicos no debe obviar una dualidad que se produce a la hora de establecer vínculos entre una sociedad y su territorio.  Ésta se basa en relaciones funcionales (servicios ecosistémicos de producción o regulación) o simbólicas (servicios ecosistémicos culturales).

La infraestructura verde es una oportunidad para construir una medianza entre una comunidad y su territorio, de este modo, debemos entender que esta malla de espacios que quedarán articulados a través de conexiones, debe funcionar como una infraestructura de proximidad, algo que sea cercano a la ciudadanía.

En último término, la infraestructura verde a escala territorial es la oportunidad para definir en el territorio áreas prioritarias que precisen acciones de gestión, dinamización o re-cualificación como es el caso de la vía litoral.

 
Nota Legal
Créditos
Suscripción
Directora: María A. Leboreiro Amaro, Dra. Arquitecto. Profesora Titular de la E.T.S. de Arquitectura de Madrid
Consejo de redacción: Miquel Adriá, director de la revista Arquine
Carmen Andrés Mateo, Arquitecta. Profesora Asociada de la E.T.S. de Arquitectura de Madrid
José Mª Ezquiaga Dominguez. Dr. Arquitecto. Profesor Titular de la E.T.S. de Arquitectura de Madrid
José Fariña Tojo. Dr. Arquitecto. Catedrático de la E.T.S. de Arquitectura de Madrid
Fernando Fernández Alonso. Arquitecto. Profesor Asociado de la E.T.S. de Arquitectura de Madrid
Josep Mª Llop Torne. Arquitecto. Profesor en la Facultad de Geografía de la Universidad de Lleida
Javier Ruiz Sánchez. Dr. Arquitecto. Profesor Titular de la E.T.S. de Arquitectura de Madrid
Secretaría: Llanos Masiá
Edita: planur-e
Avda. Valdemarin, 68
28023 Madrid
Traducción: planur-e
ISSN: 2340-8235
Copyright: (2013): planur-e
Cerrar Ventana [x]
Planur-e: www.planur-e.es es una revista digital editada en España en materias de territorio, urbanismo, sostenibilidad, paisaje y diseño urbano. Nació con el objetivo de exponer buenas prácticas dando voz a los profesionales, planteando que sean los propios autores de los trabajos quienes los presenten. Se colabora así a su difusión, al tiempo que se ofrece, a aquellos que se aproximan al proyecto, la oportunidad de ver otras formas de trabajar y contrastar sus propias reflexiones y propuestas. Planur-e por sus características pretende llenar un hueco, dada la escasez de publicaciones en estas materias. Alcanza en este momento su número diez, con un planteamiento monográfico y da, al tiempo, en su Miscelánea cabida a múltiples temas. Cuenta ya con un número importante artículos alrededor de 150, hasta el momento, y con autores de muy distintos países, lo que enriquece su tarea de divulgación.

Información General
En cumplimiento de lo dispuesto en el artículo 10 de la Ley 34/2002, de 11 de Julio, de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico (LSSICE), ponemos a su disposición la “información general”, que comprende los datos identificativos de la entidad titular de este sitio web:
Titular: planur-e
Dirección: Avda. Valdemarín, 68-28023 Madrid
Lugar de edición: Madrid

Nota Legal
Los trabajos firmados expresan únicamente la opinión de sus autores así como la documentación gráfica, y son de su exclusiva responsabilidad, a todos los efectos legales y no reflejan los criterios que pueda tener el equipo editorial. Ninguna parte de esta publicación puede reproducirse o transmitirse en ninguna forma sin autorización escrita por parte de la editorial. Aquellas imágenes en las que no se ha podido identificar el propietario de los derechos, se entiende que son de libre uso. En caso de identificar alguna imagen como propia, por favor póngase en contacto con planur-e.
Legal Notice
The signed works only express the opinion of their authors and also the graphic documentation, and are their sole responsibility, for all legal purposes, and do not reflect the criteria that the editorial team may have. No part of this publication may be reproduced or transmitted in any form without the written consent of the publisher. It is understood that those images for which it was not possible to identify the holder of the rights are free to be used. In the event you identify an image as your own, please contact planur-e.
Cerrar Ventana [x]
 Información Personal

* E-mail:
Idioma / Language:


He leído y estoy de acuerdo con los términos y condiciones / I’ve read and agree to terms and conditions



 Protección de Datos
planur-e te informa de que los datos personales que nos proporciones serán incorporados en el fichero “Atención al Consumidor” del que somos responsables, al objeto de gestionar las solicitudes de información, reclamaciones, consultas realizadas ante el departamento de atención al consumidor. Mediante el envío del presente formulario, prestas consentimiento expreso al tratamiento automatizado y documental de tus datos, en los términos de la Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre (LOPD) y el Real Decreto 1720/2007 de 21 de diciembre.
Te agradeceremos nos comuniques cualquier cambio o modificación en los datos que nos ha proporcionado con el fin de que éstos respondan con veracidad y exactitud a la realidad. Asimismo, te informamos de que puedes ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición mediante carta dirigida a planur-e, o bien, mediante correo electrónico a: planur-e@planur-e.es
Cerrar Ventana [x]