Volver al inicio     
Suscripción
Información Personal

* E-mail:
Idioma / Language:


He leído y estoy de acuerdo con los términos y condiciones / I’ve read and agree to terms and conditions


Cerrar Ventana [x]
Hacia el diseño de un paisaje resiliente en Jordanal, Altos del María (Panamá)

 

Luis Alfaro + Miriam García + Víctor Ténez

1. El contexto 

En 1950, tres cuartas partes de Centroamérica estaban cubiertas de bosques, pero en 2009 esa cobertura era ya inferior al 30%a causa de un proceso de deforestación que supera las 400.000 hecta?reas por año. A este vertiginoso ritmo se pierde la biodiversidad de una región que pese a no representar más que el 0,3% de las tierras emergidas, acoge al 7% de las especies del planeta, muchas de las cuales no se encuentran en ninguna otra parte del mundo. 

Figura 1. Situación de los Bosques del Mundo 2005. FAO Informes Nacionales CCAD-EFCA-UICN
Figura 1. Situación de los Bosques del Mundo 2005. FAO Informes Nacionales CCAD-EFCA-UICN

En el panameño valle del río Jordanal, este proceso ha sido descrito por el Dr. Stanley Heckadon en su libro “De selvas a potreros”, un interesante trabajo de investigación que presenta una panorámica sobre los flujos migratorios de los campesinos no del campo a la ciudad, sino hacia las fronteras selváticas internas, dónde los sectores hegemónicos del país fomentaron la colonización de los bosques sin tener en cuenta su valor ecológico en las poli?ticas pu?blicas. Así, entre 1960 y 1970 se produjo un éxodo masivo, apoyado por el Gobierno, de las ciudades de la península de Azuero, en pos de nuevas tierras para la ganadería en zonas de montaña. Los nuevos campesinos practicaban una agricultura de roza, tumba y quema que, junto con una explotación ganadera extensiva arrasó amplias extensiones selváticas, degradando los suelos, lo que constituyó un impacto severo sobre la biodiversidad tropical. Todavía hoy, muchas de las explotaciones, a pesar haber sido abandonadas por los agricultores hace ya lustros, no han recuperado toda su vitalidad y diversidad. 

Figura 2. Vista de Jordanal desde Altos de María. Autor: Luis Alfaro
Figura 2. Vista de Jordanal desde Altos de María. Autor: Luis Alfaro

2. El lugar

El ámbito de estudio y proyecto se sitúa en la cuenca alta del río Jordanal, afluente del río Indio, a 1000 metros sobre el nivel del mar, en Altos de María, una ámbito montañoso del Distrito de Chame en la Provincia de Panamá, a escasos 1.5 Kms del pintoresco pueblo de Sorá y a 8 km. del Valle de Antón. Altos de María, guarda muchas similitudes con los lugares y procesos descritos por Stanley Heckadon. Así, el paisaje que hoy podemos contemplar es una combinación de áreas de bosque húmedo selvático que aún es posible encontrar en aquellos lugares que han resultado inaccesibles para el ganado por sus condiciones topográficas y las explotaciones agropecuarias conocidas como potreros que se mantienen en la actualidad con el objetivo de impedir el crecimiento del bosque; o que presentan zonas de bosque de recolonización en los potreros ya abandonados. A este paisaje se añade el generado por nuevos procesos: Altos de María también es el resultado del cambio en el uso de los suelos antiguamente dedicados a la ganadería, a usos residenciales de baja densidad y segunda residencia que aprovechan las vistas, la exuberante vegetación, y la gran variedad de microclimas. Los nuevos habitantes proceden de la ciudad de Panamá, también son retirados de todas partes del mundo y habitantes de pueblos vecinos.

Figura 3. Localización. Fuente: Landlab, laboratorio de paisajes
Figura 3. Localización. Fuente: Landlab, laboratorio de paisajes

3. El reto

El proyecto se enmarca en el actual reto global de trabajar en paisajes fuertemente influenciados por la acción antrópica, con el objetivo de aumentar su biodiversidad y capacidad de auto-organización y adaptación. La arquitectura del paisaje adquiere aquí todo su alcance como herramienta de resiliencia, dotando de potencial adaptativo a los lugares y restaurando su capacidad de auto-organización. Estas nuevas simbiosis desencadenan patrones dinámicos de un conjunto de ecologías adaptadas que generan física, temporal y conceptualmente los proyectos, convertidos, ahora sí, en auténticas infraestructuras, en nuevos paisajes sintéticos. Esta aproximación nos dio las claves para girar la mirada hacia las relaciones y los procesos, como conjuntos de infinitas especies y espacios de conformación de un entorno dinámico para Altos de María. Y es que no parece que siempre la planificación urbanística deba ser el primer paso, o al menos el paso previo a la acción. 

En Altos del María se han reforestado 600 Hectáreas con 650 mil plantones de Pino Caribe y otras especies nativas, y se ha fomentado la auto-regeneración de los biotopos en las áreas con una topografía más accidentada y los espacios fluviales. Tanto la exuberante vegetación conservada como la recuperada es producto de la excelente calidad edafológica de los suelos proveniente de sus orígenes volcánicos. Así, encontramos especies arbóreas, como: el Pino de Montaña, el Espave, el Cedro Espino, el Corotú, el Amargo-Amargo, entre otros a los que se suman especies con floración colorida como: el Roble, el Guayacán, la María, el Laurel, el Madroño o el Macano. El alto grado de endemismos que podemos encontrar se debe a su posición de mayor altitud dentro de la cordillera central de Panamá, que aísla hábitats y especies de los bosques y potreros que rodean la zona, que tienen una menor altitud, mayor temperatura y menor pluviometría.  

 

Figura 4. Algunas de las especies reconocidas. Herbario: (1. Calophyllum brasiliense; 2 Centropogonsp; 3 Cyatheales; 4 Euterpe precatoria; 5 Heliconia mariae; 6 Melastomataceaesp; 7 Philodendronverrucosum; 8 Podocarpusoleifolius; 9 ocrateaexhorriza; 10 Welfia regia; 11 Werckleacocleana; 12 Tabebuiachrysantha). Fuente: Laap.space


Figura 4. Algunas de las especies reconocidas. Herbario: (1. Calophyllum brasiliense; 2 Centropogonsp; 3 Cyatheales; 4 Euterpe precatoria; 5 Heliconia mariae; 6 Melastomataceaesp; 7 Philodendronverrucosum; 8 Podocarpusoleifolius; 9 ocrateaexhorriza; 10 Welfia regia; 11 Werckleacocleana; 12 Tabebuiachrysantha). Fuente: Laap.space

Por todo ello, en este proyecto el estudio y la catalogación de las especies presentes y sus hábitats se ha constituido en un medio de acción fundamental para el diseño. Pero las estrategias de restauración ambiental consisten menos en mantener los procesos ecológicos históricos, que en promover la autonomía de procesos ecológicos autosuficientes, que no requieren de la intervención humana. En este sentido, el concepto de salvaje se sustituye por el de autónomo o si se prefiere, por el de resiliente. Pero la idea de crear vida salvaje no es nueva. A principios del siglo pasado ambientalistas estadounidenses desarrollaron la idea de conservación creativa. Por ejemplo, Harshberger concluyó que es posible reproducir la naturaleza tan estrechamente que se reconozca como originario un crecimiento cuando es artificial (Harshberger, 1923). Algunos años más tarde, la botánica Edith Roberts y la arquitecta paisajista Elsa Rehmann describieron como cultivar un jardín con plantas indígenas. Esta idea de incorporar al paisajismo especies no ornamentales que contribuyeran a ampliar el gradiente de biodiversidad surgió de su asociación con el Vassar College. Roberts y Rehman crearon un laboratorio botánico de carácter experimental, conocido como TheDutchess County Outdoor Ecological Laboratory. En él manipulaban plantas indígenas para su utilización en entornos más urbanizados (Roberts et Rehmann, 1996). De hecho, desde entonces, este enfoque ha ido creciendo en aceptación entre paisajistas y otros profesionales dedicados a la recuperación ambiental con el propósito de facilitar la recuperación autónoma de paisajes.

Figura 5. Algunas de las especies escogidas para la reforestación y vegetación de Jordanal. Fuente: Laap.space
Figura 5. Algunas de las especies escogidas para la reforestación y vegetación de Jordanal. Fuente: Laap.space

4. El proyecto

El desarrollo general de la propuesta, tanto a escala territorial como a escala local, persigue combinar la creación de un nuevo tejido residencial con la activación de los valores ecológicos del paisaje representativos del ámbito. Para conseguirlo, durante el primer año de elaboración del proyecto, se ha realizado el reconocimiento in situ y posterior mapeo de los elementos constituyentes de la geomorfología, hidrología, flora y fauna del lugar, como paso previo a la configuración de los distintos ámbitos de ordenación. La información generada se ha utiliza no solo para el diseño de los distintos barrios del proyecto, sino también para transmitirla a los futuros pobladores, a través de la redacción de un manual. 

Figura 6. Geomorfología, hidrología y configuración previa. Fuente: Laap.space
Figura 6. Geomorfología, hidrología y configuración previa. Fuente: Laap.space
Figura 7. Itinerarios y miradores paisajísticos. Fuente: Landlab.
Figura 7. Itinerarios y miradores paisajísticos. Fuente: Landlab.

Tomando estos estudios como punto de partida se definieron un conjunto de barrios unidos por un parque fluvial. De este modo, los elementos más representativos del paisaje, como los cerros y la red hídrica se configuran como los espacios de identidad de cada uno de los barrios, conectando visual y ecológicamente los diversos asentamientos.

Figura 8. Plano de los barrios. Fuente: Laap.space.
Figura 8. Plano de los barrios. Fuente: Laap.space.

El primero de los barrios a desarrollar, denominado Barrio del Humedal, es el más próximo a las zonas ya urbanizadas. Un lugar de vistas amplias y pendientes moderadas silas comparamos con los cerros de su entorno. En este paraje el rio Jordanal se convierte en el elemento estructurador de una amplia llanura y en el hilo conductor de nuevos programas y equilibrios ecosistémicos en desarrollo, alargando el Sendero de la Biodiversidad de Valle Bonito que continúa hasta el lago de Jordanal. Un lugar destinado a ser el centro social, no solo de este barrio, sino de todo Altos de María. Un lugar donde el paisaje como infraestructura, como esqueleto articulador de las relaciones humanas y ecológicas se convierte en el centro del proyecto.

Figura 9. Sección del ámbito. Estado actual. Fuente: Landlab.
Figura 9. Sección del ámbito. Estado actual. Fuente: Landlab.

El trabajo con la topografía, el agua y las zonas más densas de vegetación permitieron definir el trazado de una red de caminos que varían dependiendo el punto de la sección en la que se emplazan, minimizando a la vez los movimientos de tierras para proteger de este modo las laderas de la erosión. Por su parte, la tipología de los edificios, que se concentran para evitar una excesiva dispersión por el territorio, sigue el mismo objetivo de minimizar la impermeabilización y alteración del suelo, al mismo tiempo que se adaptan a la topografía y se articulan subrayando los elementos y vistas del paisaje más representativos.

Figura 10. Topografía y agua; caminos principales y secundarios y vegetación. Fuente: Landlab          
Figura 10. Topografía y agua; caminos principales y secundarios y vegetación. Fuente: Landlab

El paso de una vía sobre el cauce ya existente, que generaba una pequeña zona lacustre, se toma como invitación para, en vez de generar la idílica imagen de espejo de agua, delimitar ámbitos de marisma con diversos grados de humedad. En la zona se superan habitualmente pluviometrías de 4000 litros al año, con lo que los hábitats del agua son increíblemente diversos e interesantes. Por eso, pese a existir una intrincada y riquísima red hídrica se ha querido concentrar la actuación en un ámbito limitado, en el que a cambio se pretende generarla máxima diversidad mediante la recreación de espacios con diferentes gradientes de humedad en la vaguada y las terrazas fluviales. Los instrumentos para conseguirlo son una serie de sutiles intervenciones en el medio físico a través de los caminos ya mencionados y otros elementos puntuales como pequeñas plataformas capaces de acoger espacios dedicados a la construcción comunitaria del barrio, espacios dedicados a prácticas salutíferas, a la agricultura de pequeño formato o a la observación y disfrute de la espectacular biodiversidad. En este sentido, el ejemplo del Sendero de la Biodiversidad ya construido, ha aportado toda una experimentación sobre la implementación de recorridos de impacto y dimensiones mínimas.

Figura 11. Ordenación propuesta y relación con la topografía, vegetación y red hídrica. Fuente: Landlab.
Figura 11. Ordenación propuesta y relación con la topografía, vegetación y red hídrica. Fuente: Landlab.
Figura 12. Ordenación propuesta. Fuente: Landlab.
Figura 12. Ordenación propuesta. Fuente: Landlab.

Figura 13. Imágenes de la propuesta. Fuente: Landlab   

   
Figura 13. Imágenes de la propuesta. Fuente: Landlab

5. Un deseo

Finalmente, nuestra ambición es la de poder incorporar al proyecto acciones o convenios para el manejo del bosque atlántico natural, programas de repoblación forestal con la participación de las comunidades locales y los nuevos pobladores, así como un conjunto de buenas prácticas en conservación de suelo, agua, control y administración comunitaria sobre los recursos de la fauna silvestre. Deseamos que la biodiversidad ecológica y social del lugar se amplíe y sirva como laboratorio para la exploración de nuevos paisajes sintéticos.

 

Bibliografía citada

Harshberger. (1923). “Hemerecology: The Ecology of Cultivated Fields, Parks, and Gardens”en: Ecology, 4(3), 297–306. Disponible en web: http://doi.wiley.com/10.2307/1929052 

Roberts; Rehmann. (1996). American plants for American gardens. University of Georgia Press. 

Heckadon-Moreno, Stanley (2009), De selvas a potreros. La colonización santeña en Panamá: 1850 – 1980, Panamá, Exedra Books

Notas

(1) Este proyecto es fruto de una colaboración iniciada en el 2016 entre dos oficinas de arquitectura y paisaje de España y Panamá: LANDLAB, laboratorio de paisajes dirigida por Miriam García y Laap.space, arquitectura y paisaje dirigida por Luis Alfaro, respectivamente.

Equipo de diseño: Luis Alfaro, Miriam García, Víctor Tenez 

Colaboradores: LANDLAB, laboratorio de paisajes S.L: Manuel Esteban Álvarez, Sebastian Ballan, Dallely Cancino, Paola Cuitiva, Charles Roitel.

Nota Legal
Créditos
Suscripción
Directora: María A. Leboreiro Amaro, Dra. Arquitecto. Profesora Titular de la E.T.S. de Arquitectura de Madrid
Consejo de redacción: Miquel Adriá, director de la revista Arquine
Carmen Andrés Mateo, Arquitecta. Profesora Asociada de la E.T.S. de Arquitectura de Madrid
José Mª Ezquiaga Dominguez. Dr. Arquitecto. Profesor Titular de la E.T.S. de Arquitectura de Madrid
José Fariña Tojo. Dr. Arquitecto. Catedrático de la E.T.S. de Arquitectura de Madrid
Fernando Fernández Alonso. Arquitecto. Profesor Asociado de la E.T.S. de Arquitectura de Madrid
Josep Mª Llop Torne. Arquitecto. Profesor en la Facultad de Geografía de la Universidad de Lleida
Javier Ruiz Sánchez. Dr. Arquitecto. Profesor Titular de la E.T.S. de Arquitectura de Madrid
Secretaría: Llanos Masiá
Edita: planur-e
Avda. Valdemarin, 68
28023 Madrid
Traducción: planur-e
ISSN: 2340-8235
Copyright: (2013): planur-e
Cerrar Ventana [x]
Planur-e: www.planur-e.es es una revista digital editada en España en materias de territorio, urbanismo, sostenibilidad, paisaje y diseño urbano. Nació con el objetivo de exponer buenas prácticas dando voz a los profesionales, planteando que sean los propios autores de los trabajos quienes los presenten. Se colabora así a su difusión, al tiempo que se ofrece, a aquellos que se aproximan al proyecto, la oportunidad de ver otras formas de trabajar y contrastar sus propias reflexiones y propuestas. Planur-e por sus características pretende llenar un hueco, dada la escasez de publicaciones en estas materias. Alcanza en este momento su número diez, con un planteamiento monográfico y da, al tiempo, en su Miscelánea cabida a múltiples temas. Cuenta ya con un número importante artículos alrededor de 150, hasta el momento, y con autores de muy distintos países, lo que enriquece su tarea de divulgación.

Información General
En cumplimiento de lo dispuesto en el artículo 10 de la Ley 34/2002, de 11 de Julio, de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico (LSSICE), ponemos a su disposición la “información general”, que comprende los datos identificativos de la entidad titular de este sitio web:
Titular: planur-e
Dirección: Avda. Valdemarín, 68-28023 Madrid
Lugar de edición: Madrid

Nota Legal
Los trabajos firmados expresan únicamente la opinión de sus autores así como la documentación gráfica, y son de su exclusiva responsabilidad, a todos los efectos legales y no reflejan los criterios que pueda tener el equipo editorial. Ninguna parte de esta publicación puede reproducirse o transmitirse en ninguna forma sin autorización escrita por parte de la editorial. Aquellas imágenes en las que no se ha podido identificar el propietario de los derechos, se entiende que son de libre uso. En caso de identificar alguna imagen como propia, por favor póngase en contacto con planur-e.
Legal Notice
The signed works only express the opinion of their authors and also the graphic documentation, and are their sole responsibility, for all legal purposes, and do not reflect the criteria that the editorial team may have. No part of this publication may be reproduced or transmitted in any form without the written consent of the publisher. It is understood that those images for which it was not possible to identify the holder of the rights are free to be used. In the event you identify an image as your own, please contact planur-e.
Cerrar Ventana [x]
 Información Personal

* E-mail:
Idioma / Language:


He leído y estoy de acuerdo con los términos y condiciones / I’ve read and agree to terms and conditions



 Protección de Datos
planur-e te informa de que los datos personales que nos proporciones serán incorporados en el fichero “Atención al Consumidor” del que somos responsables, al objeto de gestionar las solicitudes de información, reclamaciones, consultas realizadas ante el departamento de atención al consumidor. Mediante el envío del presente formulario, prestas consentimiento expreso al tratamiento automatizado y documental de tus datos, en los términos de la Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre (LOPD) y el Real Decreto 1720/2007 de 21 de diciembre.
Te agradeceremos nos comuniques cualquier cambio o modificación en los datos que nos ha proporcionado con el fin de que éstos respondan con veracidad y exactitud a la realidad. Asimismo, te informamos de que puedes ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición mediante carta dirigida a planur-e, o bien, mediante correo electrónico a: planur-e@planur-e.es
Cerrar Ventana [x]