Volver al inicio     
Suscripción
Información Personal

* E-mail:
Idioma / Language:


He leído y estoy de acuerdo con los términos y condiciones / I’ve read and agree to terms and conditions


Cerrar Ventana [x]
Entrepatios: vivienda con valores

Francisco Romero Herrero

¿Qué es un Cohousing?

El Cohousing es un concepto que nació en el Norte de Europa, concretamente en Dinamarca en los años 80 y ya se ha extendido por numerosos países de todo el mundo: Alemania, Francia, Inglaterra, Uruguay, EE.UU., etc. También en nuestro país hay algún ejemplo como Laborda en Barcelona (1), la Comunidad Senior de Trabensol en Torremocha del Jarama (2) y, próximamente, Entrepatios Las Carolinas en Madrid.

Un Cohousing es una comunidad intencional, es decir, un grupo de personas que ha decidido conscientemente convivir de acuerdo a una serie de valores. No se trata de una suma de individuos, sino de una comunidad que comparte un estilo de vida y considera que lo común toma especial relevancia en su proyecto vital.

Por ello, no hay un modelo de “Cohousing estándar” que valga para cualquier grupo de personas, sino que cada uno se diseña por y para las personas que van a convivir en él, aunque existen ciertas características que todos los Cohousing comparten:

• Es un proyecto participativo de creación de comunidad. Las personas son las verdaderas protagonistas del proceso y toman todas las decisiones importantes, tanto en el plano de las relaciones y la convivencia, como en la financiación o en el diseño de los espacios. 

• Es auto-gestionado y en auto-promoción. Lo normal es que se acompañen de profesionales de distinto perfil para desarrollar el proyecto debido a las dificultades técnicas que conlleva, pero no es imprescindible. 

• El modelo de propiedad privada es incompatible con el Cohousing, desde el momento en que una unidad puede enajenar su propiedad (por ejemplo, alquilándola o vendiéndola) y poner en peligro la esencia del proyecto comunitario con la incorporación de nuevos miembros que no tiene por qué compartir los valores. 

Seguramente no hay una sola visión en torno a esto y habrá especialistas que consideren que hay más de estos tres puntos o que hay matices en torno a la definición de lo que es o no es un Cohousing, pero estos tres elementos son la esencia del proyecto de Entrepatios.

Metodología.

En general, cuando después de años de conversaciones y debates, un grupo de personas decide arrancar un proyecto de este tipo suele caer en el mismo error: vamos a buscar un suelo para el proyecto de Cohousing que hemos dibujado en un cuaderno.

Es un error lógico porque el sentido común dice que un proyecto de vivienda necesita suelo. Pero esta forma de pensar corresponde a la promoción de viviendas clásica, aquella en la que los profesionales de la promoción y la construcción deciden cómo van a ser las viviendas en las que tendrás que encajar. Cuando nos enfrentamos a un proyecto de Cohousing tenemos que cambiar radicalmente nuestra mentalidad, porque el edificio es lo de menos. No, no es una errata. Repetimos: el edificio es lo de menos.

A la hora de abordar un proyecto de Cohousing hay cinco áreas que engloban todo el trabajo que hay que desarrollar. Todas las áreas dependen unas de otras, hay que ir trabajándolas en paralelo y tienen una importancia vital para el éxito del proyecto: Comunidad, Legal, Suelo, Economía y Bioconstrucción.

1. Comunidad.

Sin un grupo semilla que comparta los valores esenciales del proyecto es muy difícil que salga adelante. Este trabajo de consenso de las afinidades y de los principios de convivencia exige un esfuerzo previo grande, pero es la única forma de comprobar que los miembros del grupo desean realmente convivir y poder dar los primeros pasos.

2. Legal.

La comunidad necesita un instrumento legal con el que operar. En el caso de los Cohousing normalmente se trata de una Cooperativa en Derecho de Uso o de Prestación de Servicios. A diferencia de un proyecto convencional la cooperativa no se disuelve tras la división horizontal de la propiedad y la adjudicación de las viviendas, porque en el Cohousing no hay división horizontal, sino todo el edificio pertenece a la Cooperativa y cede en una especie de usufructo el “derecho de uso” de una de las casas a cada uno de sus miembros.

3. Suelo.

Una vez que tenemos una comunidad consolidada y un instrumento legal, necesitamos un suelo sobre el que edificar. Este es el gran escollo con el que se encuentran los proyectos de Cohousing, dado que, a la escasez y carestía del suelo en nuestro país, se le une el hecho de que las normativas urbanísticas municipales no contemplan estas formas alternativas de hábitat.

4. Economía.

El proyecto económico-financiero requiere también un tratamiento especial, dado que es la cooperativa la que solicita el crédito y es la que responde ante la entidad financiera. Aunque ya hay casos como el de Entrepatios en el que Triodos y Fiare han adjudicado el crédito para la promoción del proyecto, no todas las entidades bancarias están abiertas a este tipo de financiación. 

5. Bioconstrucción.

Por último, el edificio. Si hemos llegado hasta el diseño del proyecto arquitectónico, es que vamos bien y ahora toca disfrutar de lo lindo. Los futuros inquilinos comienzan a tomar las decisiones más importantes en talleres con los arquitectos del proyecto. Desde el tamaño o disposición de los espacios comunes, hasta el proyecto energético o la gestión del agua, pasando por las calidades o la forma en que la naturaleza esté presente.

Un proyecto de Cohousing consiste en ir consensuando decisiones y resolviendo tareas en cada una de estas cinco áreas, de forma ordenada y de pasito en pasito. Así lo ha hecho la Cooperativa Entrepatios y este es el resultado.

Figura 1. La metodología de trabajo.
Figura 1. La metodología de trabajo.

Entrepatios, un mini pueblo.

Belén V. Conquero, periodista de La Razón (3), titulaba así un artículo sobre el Cohousing de Entrepatios, haciéndose eco de las reflexiones de Iñaki Alonso, futuro vecino y arquitecto del proyecto: “Un edificio en el que todas las puertas estuvieran abiertas (…) Recuperar las comunidades que teníamos hace 80 años y que hemos perdido. Que mis hijos puedan subir y bajar con libertad, sin que los padres nos preocupemos”.

Figura 2. La comunidad de Entrepatios.
Figura 2. La comunidad de Entrepatios.

¿Cuál son los valores de Entrepatios?

Sin duda, uno muy importante es recuperar el sentido de comunidad y el valor de la convivencia y el apoyo mutuo, apostando por fortalecer las relaciones sociales entre los futuros vecinos. Para Entrepatios lo que importa es el vínculo que se genera entre las personas que van a vivir en el Cohousing, pero también con el resto del barrio. Esto, que puede parecer declarativo o un brindis al sol, es una línea roja para los cooperativistas y se refleja en largos debates y decisiones difíciles a lo largo del proceso. Por ejemplo, cuando hubo que optar porque la corrala estuviera abierta al barrio (lo que suponía apertura, integración en el barrio y, por lo tanto, reforzar el carácter social) o de espaldas (con mejor orientación y por tanto más eficiente). Entrepatios se inclinó por la primera y dejó en manos del equipo de arquitectos resolver desde el punto de vista técnico la peor orientación del edificio.

Otro de los elementos definitorios del grupo es un rechazo rotundo a la utilización de la vivienda como objeto de compra-venta para especular. “Todos los que vamos a vivir aquí consideramos que la vivienda es un derecho y no un bien especulativo. Apostar por este modelo es una forma de demostrar que las cosas podrían hacerse de otra manera». Así se expresaba Berta Iglesias, cooperativista, en el diario 20 minutos (4). Y así es gracias al modelo de derecho de uso, en el que la cooperativa es la dueña tanto del suelo como del edificio y el cooperativista disfruta de un usufructo ilimitado de su casa, pero no puede enajenarla, de forma que se mantienen los valores del proyecto a lo largo del tiempo.

Un tercer gran valor del proyecto de Entrepatios reside en que sus integrantes le dan tanta importancia al proceso como al resultado. Tampoco en este caso nos referimos a un lugar común vacío de contenido, sino a algo que está enraizado en la naturaleza intrínseca del grupo. Así lo demostraron en momentos muy delicados como cuando el grupo debió prescindir de gente porque el suelo solo permitía 17 viviendas o cuando hubo que asignar las viviendas en plano. Las formas tradicionales de resolver este tipo de conflictos aconsejan realizar votaciones, dar preferencia a las personas con más antigüedad o dejar al azar del sorteo la decisión. Pero Entrepatios ha venido a poner en solfa todas estas ideas preconcebidas y ha demostrado que, utilizando metodología adecuada y con la buena voluntad de sus miembros, hasta las decisiones más difíciles pueden ser debatidas con transparencia y consensuadas democráticamente, llegando a un acuerdo en ambos casos.

Evidentemente, hay más señas de identidad que hacen de Entrepatios una comunidad intencional: una apuesta radical por la ecología, la solidaridad entre sus miembros, un fuerte compromiso político… Estos son sus valores y se va a ver reflejados en el proyecto, tanto en el modelo de convivencia como en el edificio.  

El edificio.

En las 17 viviendas vivirán 32 adultos y 20 niños (de momento). Cada casa cuesta una media de 280.000 €, un precio similar al de una casa nueva tradicional en ese mismo barrio, sin embargo, los plazos de amortización de determinados gastos como la energía, abaratarán el precio analizando los costes que genera una casa a medio y largo plazo.

El edificio tiene cuatro pisos con un garaje para 14 coches y 60 bicicletas en el que también se ubicarán una lavandería y un taller. El resto de espacios comunes serán dos locales multiusos, un patio común, un huerto, una biblioteca y una cocina común.

Figura 3. El edificio en estado de construcción.
Figura 3. El edificio en estado de construcción.

El edificio se está construyendo bajo los estándares Passivhaus, un tipo de construcción en la que se utilizan los recursos de la arquitectura bioclimática combinados con altos niveles de eficiencia energética. Esto se va a traducir en diferentes aspectos del edificio:

• Energía: Certificación energética A, edificio de energía casi nulo, instalación fotovoltaica y contratación de una comercializadora de energía 100% renovable.

• Materiales ecológicos: Estructura de madera certificada PEFC con sistema KLH, pinturas sin COVs, aislamientos ecológicos, revestimientos de barro, etc.

• Reciclaje de agua: Sistema de reciclaje de aguas grises y pluviales.

• Renaturalización de la ciudad: Huerto y jardín en la cubierta.

La ecología del edificio no ha sido fruto de una decisión del estudio de arquitectura SATT. Sus miembros llevaron a cabo hasta 9 Talleres en los que los miembros de Entrepatios pudieron aprender lo fundamental sobre estos conceptos y, mediante dinámicas, tomar las decisiones oportunas que han definido el proyecto.     

Los talleres que se han desarrollado a lo largo de estos meses han sido los siguientes:

1.   Roles, metodología y sueños.

2.   Mapeo, relación de lo público/común/privado y referencias.

3.   Proceso de co-diseño y definición de espacios comunes y privados.

4.   Instalaciones, energía y estrategia medioambiental (salud, materiales, agua, renovables, eficiencia).

5.   Prediseño del edificio y asignación de viviendas.

6.   Aprobación del proyecto básico.

7.   Envolvente.

8.   Climatización, renovables y aspecto del edificio.

9.   Acabados.

Figura 4. Maqueta del proyecto.
Figura 4. Maqueta del proyecto.

Tras la realización de estos talleres los proyectos arquitectónicos se limitaron a trasladar a lenguaje técnico lo decidido por los cooperativistas, asegurando que responde a sus necesidades colectivas.

Y más allá de esto, que va a repercutir directamente en los miembros de Entrepatios, es interesante reflexionar en torno a cómo este proceso mejora el diseño del barrio y de la ciudad, generando mejores espacios privados, comunes y públicos, que faciliten las relaciones entre las personas. Estamos acostumbrados a abordar el debate en torno a cómo la participación ciudadana puede mejorar el diseño de los espacios públicos, pero poco sobre cómo, desde lo privado también se puede contribuir a este objetivo. El Cohousing es un ejemplo claro de ello.   

Conclusiones

Aún quedan meses para que termine la construcción del proyecto de Entrepatios en Usera. Pero la Cooperativa no se limita a este proyecto. Ya está en marcha la segunda promoción para 10 viviendas en el distrito de Vallecas y el número de cooperativistas no para de crecer. En la actualidad son cerca de 70, lo que dará lugar a nuevos grupos semilla que seguirán el paso que marcó el grupo pionero.

Es evidente que decidir arrancar un proyecto de Cohousing no es una tarea sencilla y exige mucho tiempo y esfuerzo. Cambiar el adquirir una vivienda, habitar un piso o pertenecer a una comunidad de vecinos, por disfrutar del uso, compartir espacios o convivir en una comunidad no se hace de la noche a la mañana en un entorno social y cultural que fomenta el individualismo también en la forma de habitar nuestras viviendas.

Lo que tenemos hacia delante es un reto. Si los usuarios están empezando a participar en el diseño de los productos y servicios que disfrutan, customizando en mayor o menor medida los contenidos audiovisuales, los dispositivos electrónicos, la ropa, las formas de trasporte, la alimentación… ¿cómo no va a ser posible con la vivienda? En nuestras casas vivimos, educamos, compartimos, cuidamos, criamos, disfrutamos y sufrimos. Debemos terminar con el modelo que permite que sean otros los que decidan cómo tienen que ser nuestras casas y en el que los ladrillos pesen más que las relaciones. 

Notas

(1) Cooperativa Laborda. http://www.laborda.coop/es/

(2) Trabensol. https://trabensol.org/

(3) https://www.larazon.es/local/madrid/cohousing--un-mini-pueblo-en-usera-FA20573699

(4) https://www.20minutos.es/noticia/3613394/0/cohousing-vivir-comprar-alquilar-piso-ecologico-social-vecinos/#xtor=AD-15&xts=467263

Nota Legal
Créditos
Suscripción
Directora: María A. Leboreiro Amaro, Dra. Arquitecto. Profesora Titular de la E.T.S. de Arquitectura de Madrid
Consejo de redacción: Miquel Adriá, director de la revista Arquine
Carmen Andrés Mateo, Arquitecta. Profesora Asociada de la E.T.S. de Arquitectura de Madrid
José Mª Ezquiaga Dominguez. Dr. Arquitecto. Profesor Titular de la E.T.S. de Arquitectura de Madrid
José Fariña Tojo. Dr. Arquitecto. Catedrático de la E.T.S. de Arquitectura de Madrid
Fernando Fernández Alonso. Arquitecto. Profesor Asociado de la E.T.S. de Arquitectura de Madrid
Josep Mª Llop Torne. Arquitecto. Profesor en la Facultad de Geografía de la Universidad de Lleida
Javier Ruiz Sánchez. Dr. Arquitecto. Profesor Titular de la E.T.S. de Arquitectura de Madrid
Secretaría: Llanos Masiá
Edita: planur-e
Avda. Valdemarin, 68
28023 Madrid
Traducción: planur-e
ISSN: 2340-8235
Copyright: (2013): planur-e
Cerrar Ventana [x]
Planur-e: www.planur-e.es es una revista digital editada en España en materias de territorio, urbanismo, sostenibilidad, paisaje y diseño urbano. Nació con el objetivo de exponer buenas prácticas dando voz a los profesionales, planteando que sean los propios autores de los trabajos quienes los presenten. Se colabora así a su difusión, al tiempo que se ofrece, a aquellos que se aproximan al proyecto, la oportunidad de ver otras formas de trabajar y contrastar sus propias reflexiones y propuestas. Planur-e por sus características pretende llenar un hueco, dada la escasez de publicaciones en estas materias. Alcanza en este momento su número diez, con un planteamiento monográfico y da, al tiempo, en su Miscelánea cabida a múltiples temas. Cuenta ya con un número importante artículos alrededor de 150, hasta el momento, y con autores de muy distintos países, lo que enriquece su tarea de divulgación.

Información General
En cumplimiento de lo dispuesto en el artículo 10 de la Ley 34/2002, de 11 de Julio, de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico (LSSICE), ponemos a su disposición la “información general”, que comprende los datos identificativos de la entidad titular de este sitio web:
Titular: planur-e
Dirección: Avda. Valdemarín, 68-28023 Madrid
Lugar de edición: Madrid

Nota Legal
Los trabajos firmados expresan únicamente la opinión de sus autores así como la documentación gráfica, y son de su exclusiva responsabilidad, a todos los efectos legales y no reflejan los criterios que pueda tener el equipo editorial. Ninguna parte de esta publicación puede reproducirse o transmitirse en ninguna forma sin autorización escrita por parte de la editorial. Aquellas imágenes en las que no se ha podido identificar el propietario de los derechos, se entiende que son de libre uso. En caso de identificar alguna imagen como propia, por favor póngase en contacto con planur-e.
Legal Notice
The signed works only express the opinion of their authors and also the graphic documentation, and are their sole responsibility, for all legal purposes, and do not reflect the criteria that the editorial team may have. No part of this publication may be reproduced or transmitted in any form without the written consent of the publisher. It is understood that those images for which it was not possible to identify the holder of the rights are free to be used. In the event you identify an image as your own, please contact planur-e.
Cerrar Ventana [x]
 Información Personal

* E-mail:
Idioma / Language:


He leído y estoy de acuerdo con los términos y condiciones / I’ve read and agree to terms and conditions



 Protección de Datos
planur-e te informa de que los datos personales que nos proporciones serán incorporados en el fichero “Atención al Consumidor” del que somos responsables, al objeto de gestionar las solicitudes de información, reclamaciones, consultas realizadas ante el departamento de atención al consumidor. Mediante el envío del presente formulario, prestas consentimiento expreso al tratamiento automatizado y documental de tus datos, en los términos de la Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre (LOPD) y el Real Decreto 1720/2007 de 21 de diciembre.
Te agradeceremos nos comuniques cualquier cambio o modificación en los datos que nos ha proporcionado con el fin de que éstos respondan con veracidad y exactitud a la realidad. Asimismo, te informamos de que puedes ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición mediante carta dirigida a planur-e, o bien, mediante correo electrónico a: planur-e@planur-e.es
Cerrar Ventana [x]