Volver al inicio     
Suscripción
Información Personal

* E-mail:
Idioma / Language:


He leído y estoy de acuerdo con los términos y condiciones / I’ve read and agree to terms and conditions


Cerrar Ventana [x]
El Plan Director de Infraestructura Verde de Zaragoza

 

Jaime Díaz Morlán + Oscar Miravalles Quesada + Irene Zúñiga Sagredo

1. Marco del Plan Director de Infraestructura Verde. LIFE Zaragoza Natural

La herramienta elegida para iniciar el planteamiento de un Sistema de Infraestructura Verde de Zaragoza (IVZ) ha consistido en un proyecto LIFE denominado “Creación, gestión y promoción de la infraestructura verde de Zaragoza” (LIFE12 ENV/ES/000567), y conocido como LIFE Zaragoza Natural. El Programa LIFE es el instrumento financiero de la Unión Europea dedicado, de forma exclusiva, al medio ambiente. El proyecto LIFE Zaragoza Natural se enmarca dentro de la línea de Política y Gobernanza Medioambiental, de la Convocatoria LIFE 2012 y está promovido por la Agencia de Medio Ambiente y Sostenibilidad del Ayuntamiento de Zaragoza.

El objetivo general de este proyecto LIFE era la creación, gestión, protección y promoción de la Infraestructura Verde de Zaragoza (IVZ), formada por diferentes matrices que agrupan e interrelacionan los espacios naturales de interés del término municipal, los paisajes de huerta, las zonas verdes del propio casco urbano, y todas sus conexiones. Aspiraba a mejorar el conjunto del espacio natural de Zaragoza, a través de varios tipos de acciones, de orden ecológico, social y económico.

En este marco se encuadra la redacción del presente Plan Director de la Infraestructura Verde de Zaragoza. El Plan desarrolla el concepto, la metodología para la identificación y las propuestas de acción, para la Infraestructura Verde de Zaragoza y los directores de este encargo dentro de la Agencia de Medioambiente han sido Luis Manso de Zúñiga González, jefe de la Unidad de Conservación del Medio Natural y Montserrat Hernández Martín, jefa de la Unidad Técnica de Gestión Forestal (Unidad de Conservación del Medio Natural).

2. Zaragoza en su territorio

El municipio de Zaragoza, con sus casi 1.000km², engloba múltiples ecosistemas debido principalmente a los fuertes contrastes entre el tipo de suelo y la disponibilidad de agua. De este modo, en pocos metros se desciende de la estepa más árida al valle más fértil. Esta variedad de paisajes aporta gran cantidad de diversidad de flora y fauna, en muchos casos única en el contexto europeo.

2.1. La singularidad de sus ecosistemas

El territorio zaragozano está definido por las siguientes singularidades:

Matriz esteparia: enmarcada por las cuatro muelas de yesos y calizas constituye un paisaje singular, hábitat de numerosas especies y reserva de biodiversidad endémica. Es necesario proteger y poner en valor la estepa para el disfrute y conocimiento de la ciudadanía como parte cultural de su territorio.

Figura 1. Estepa sur de Zaragoza. (Fuente: Atalaya)
Figura 1. Estepa sur de Zaragoza. (Fuente: Atalaya)

Bosques isla: dispersos en la estepa suponen un refugio para la vegetación y la fauna, aportando diversidad al paisaje. Es necesario fomentar su regeneración natural y conectarlos ecológicamente como garantía de su conservación.

Figura 2. Mosaico de cultivos y monte mediterráneo en el Vedado de Peñaflor. (Fuente: Atalaya)
Figura 2. Mosaico de cultivos y monte mediterráneo en el Vedado de Peñaflor. (Fuente: Atalaya)

Nudo hidrográfico: generador de vida a todos los niveles, su protección y regeneración debe ser continua y constante. Su buen estado influye positivamente sobre la calidad de los ecosistemas, así como en el bienestar de los ciudadanos.

Figura 3. El río Gállego en crecida a su paso por el paraje de la Peña del Cuervo. (Fuente: Atalaya)
Figura 3. El río Gállego en crecida a su paso por el paraje de la Peña del Cuervo. (Fuente: Atalaya)

Sistema urbano y zonas verdes: las zonas verdes son una vía de entrada de la naturaleza en la ciudad, crean ambientes agradables y saludables, mitigan el efecto isla de calor, captan CO2, permiten completar el ciclo del agua a través de sus suelos permeables y generan lugares propicios para las relaciones sociales.

Figura 4. Vista del barrio del ACTUR de la ciudad de Zaragoza. (Fuente: Atalaya)
Figura 4. Vista del barrio del ACTUR de la ciudad de Zaragoza. (Fuente: Atalaya)

Espacio agrícola: la huerta tradicional es el espacio más vulnerable de Zaragoza, ya que el sistema urbano se va extendiendo por la vega fértil y las áreas cultivables que perviven se enfocan a un mercado global. Revertir este proceso y devolver a este espacio su valor histórico repercutirá positivamente en la salud del territorio y sus ciudadanos.

Figura 5. Espacio de huerta y cultivos de regadío entre el Galacho de Juslibol y el río Ebro. (Fuente: Atalaya)
Figura 5. Espacio de huerta y cultivos de regadío entre el Galacho de Juslibol y el río Ebro. (Fuente: Atalaya)

2.2. La ciudad, tapón para los flujos naturales

Zaragoza está situada en un nudo hidrográfico, y su expansión ha llegado a interrumpir la continuidad ecológica de la llanura aluvial generando riesgos de inundabilidad y pérdida de ecosistemas y biodiversidad.

A la vez, la ciudad se encuentra rodeada por las grandes infraestructuras de comunicación, limitando las posibilidades de conexión con la naturaleza exterior. Sólo la red hidrográfica es capaz de penetrar linealmente en la ciudad con sus ejes de vida, capaces de atravesar el cinturón de hormigón: el Ebro y el Canal Imperial de oeste aeste; y el Gállego y el Huerva en el eje norte-sur.

A estos aspectos se suman el resto de problemas comunes a otras ciudades medias, que se resumen en altos grados de contaminación, falta de eficiencia y conectividad, y alejamiento de la naturaleza en general.

Figura 6. Evolución del crecimiento de la ciudad de Zaragoza. No es hasta el último cuarto del siglo XX cuando la ciudad comienza a interrumpir la continuidad ecológica de la llanura aluvial. (Fuente: Atalaya)
Figura 6. Evolución del crecimiento de la ciudad de Zaragoza. No es hasta el último cuarto del siglo XX cuando la ciudad comienza a interrumpir la continuidad ecológica de la llanura aluvial. (Fuente: Atalaya)

A pesar de los esfuerzos realizados en los últimos años, la realidad zaragozana presenta una evolución preocupante en cuanto a las afecciones ambientales de su desarrollo, que se resumen en los siguientes aspectos:

• La sucesión de usos, ocupaciones y alteraciones antrópicas, han dejado una profunda huella en el territorio zaragozano. En los últimos años, la vega ha seguido ocupándose y los suelos esteparios han dado soporte a inmensas instalaciones logísticas de gran impacto sobre el paisaje.

• La ciudad se extiende como una mancha aceite, que actúa como un tapón cortando la conexión de los distintos ecosistemas y corredores ecológicos (Fig.6). El entorno natural se aleja del ciudadano y se ha vuelto inaccesible a pesar de su relativa proximidad. La ciudad se aísla de los beneficios de la naturaleza y queda poco espacio para lo natural dentro de ella. Se ha interrumpido el ciclo del agua, se produce el efecto de isla de calor, se pierde biodiversidad y se dejan de disfrutar muchos servicios que la naturaleza ofrece.

• Las salidas y entradas de la ciudad prolongan el sistema urbano a lo largo de varios ejes que se extienden por el territorio. Junto a los anillos de circunvalación han creado barreras infranqueables para la continuidad de los ecosistemas y para el propio ciudadano (Fig.7)

• El territorio está fragmentado. Pero los ecosistemas son estructuras vivas, complejas y dinámicas, que requieren un tamaño mínimo y un cierto grado de conectividad para poder funcionar adecuadamente y mantenerse resilientes al cambio. Si se reducen por debajo de un umbral crítico no podrán regenerarse, y su biodiversidad, valor social, e incluso valor económico, descenderán drásticamente.

Figura 7. Vista de la N-2 y el polígono industrial de Malpica. (Fuente: A. Ibáñez, Agencia de Medio Ambiente y Sostenibilidad. Ayuntamiento de Zaragoza)
Figura 7. Vista de la N-2 y el polígono industrial de Malpica. (Fuente: A. Ibáñez, Agencia de Medio Ambiente y Sostenibilidad. Ayuntamiento de Zaragoza)

3. Retos concretos para el Plan Director

Los principales objetivos y retos a los que se enfrenta la Infraestructura Vede de Zaragoza son los siguientes:

RECUPERAR LAS CONEXIONES:

La conectividad en términos ecológicos es el grado de facilidad de un territorio para permitir los movimientos de las especies entre sus diferentes zonas de hábitat. Será fundamental para Zaragoza recuperar las conexiones con los espacios naturales exteriores, especialmente con los que forman la Red Natura 2000, logrando acercar e introducir la naturaleza en la ciudad, así como conectar los distintos ecosistemas de su territorio municipal.

Para ello habrá que atravesar y permeabilizar los cinturones de infraestructuras y las barreras existentes. Un importante apoyo para este objetivo será respetar y potenciar la función conectora de los elementos de pequeña escala como son los arroyos, la red de canales y acequias, los pequeños humedales dispersos, los barrancos de la estepa, los bosques isla, la vegetación de linderos y ribazos, olos caminos públicos. Algunos de estos elementos penetran en la ciudad enlazando con las zonas verdes y el arbolado urbano, los cuales conforman la red interior.

AUMENTAR E INTRODUCIR BIODIVERSIDAD:

Recuperar las conexiones conlleva introducir la biodiversidad en la ciudad, pero además será necesario modificarla tipología, estructura y gestión de las zonas verdes para aumentar la biodiversidad, de manera que se trabaje a favor de los procesos naturales. Se deberá romper la homogeneidad de estos espacios y naturalizar algunas áreas, incrementando la utilización de especies autóctonas bien adaptadas al entorno de la ciudad, diversificando los estratos y permeabilizando el suelo.

El aumento del arbolado urbano y del resto de vegetación de las zonas verdes, amortiguarán los rigores del clima, produciendo un ahorro energético en los edificios, además de purificar el aire. También supondrá beneficios en la salud y bienestar ciudadano.

Por otra parte, en los entornos naturales será necesaria la realización de acciones directas de mejora de hábitats para la fauna y la restauración de zonas degradadas para la recuperación y diversificación de los ecosistemas. Será prioritario el mantenimiento de la diversidad que aportan las manchas de vegetación autóctona, como los bosques de ribera y los pinares mediterráneos, debiendo asegurar su regeneración natural.

MEJORAR EL CICLO DEL AGUA:

En un entorno semiárido como es el de la ciudad de Zaragoza, es de vital importancia proteger el ciclo del agua y revalorizar el sistema hidrológico al completo: acuífero, simas, surgencias, arroyos, balsas, etc.

Para ello se deberán disminuir las escorrentías, y favorecer la infiltración, lo que a nivel urbano se conseguirá aumentando la utilización de pavimentos permeables y elementos de drenaje sostenible. Asimismo es necesario mejorar los procesos de depuración de las aguas residuales y hacer en general un uso eficiente del recurso agua.

MINIMIZAR LOS RIESGOS DE INUNDACIONES:

Parte del tejido urbano de Zaragoza, al norte del río Ebro, se sitúa en zona inundable, como es el caso del ACTUR. Por otra parte, sobre las amplias zonas de huerta de regadío situadas en la vega del río se producen asentamientos diseminados sin ordenación concreta, produciéndose un riesgo y generando cambios impredecibles en la curva de inundabilidad.

La protección eficaz de estos suelos se hace imprescindible para minimizar estos riesgos. Además será necesario disponer de espacios capaces de funcionar como zonas de laminación de avenidas, ya sea mediante algunos ámbitos recuperados al territorio fluvial original, o bien disponiendo de este tipo de superficies a través de una adecuada planificación en zonas específicas de los parques situados en las riberas (p.e. Parque del Agua).

AVANZAR HACIA LA SOBERANÍA ALIMENTARIA:

La huerta cumple servicios ecosistémicos de abastecimiento relacionados con la producción alimentaria, de mejora de la calidad del suelo y mitigación de las inundaciones. Mantener el uso de estos espacios posibilitará la conservación de un paisaje característico de Zaragoza.

Para esto hay que sumarse a todas las estrategias posibles, desde la local LIFE HuertaKm0 hasta la europea de ayudas de la PAC, con su requisito del 5% de la tierra de interés ecológico.

PONER EN VALOR LA ESTEPA:

La estepa y sus vales no sólo constituyen uno de los ecosistemas más característicos de Zaragoza, sino que configuran el “gran paisaje” de fondo que debe conservarse y conocerse mejor. A pesar de su aspecto duro e incluso inhóspito, forma parte de la cultura local y de sus tradiciones y, por lo tanto, aporta identidad y singularidad al territorio.

Son también espacios donde aprender muchos secretos de la naturaleza, como las técnicas que utilizan los seres vivos para vivir en un medio árido y limitante como este, o los procesos erosivos que han construido las formas geológicas y el paisaje actual.

AVANZAR HACIA UNA MOVILIDAD SOSTENIBLE:

Será necesario integrar objetivos y trabajar de la mano del Plan de Movilidad Sostenible de Zaragoza, en la medida en que las conexiones y la introducción de biodiversidad en la ciudad necesitarán en muchos casos del apoyo de actuaciones en vías y calles urbanas.

Se deberá estudiar qué tipos de vía, qué tipos de tráficos, qué carácter, qué diseño, qué protagonistas, etc. va a tener Zaragoza con la finalidad de hacer más eficiente y menos contaminante el transporte.

POTENCIAR EL USO SOCIAL Y LOS BENEFICIOS PARA LA SALUD:

Es deseable promover el uso social, recreativo, didáctico y deportivo de los espacios naturales y las zonas verdes. El contacto con la naturaleza aporta múltiples beneficios para la salud de las personas, tanto a nivel físico como psíquico. Las zonas verdes actúan como zonas de relación social y lugares para el ejercicio físico.

Para ello será necesario divulgar los valores ambientales del municipio entre la población, para que sean conocidos, apreciados y disfrutados.

4. El Plan Director de Infraestructura Verde

La ciudad ha impulsado en la última década una importante variedad de planes y estrategias alineadas en mayor o menor medida con la idea de la sostenibilidad ambiental y urbana. Así, el Plan Director se viene a sumar a esta tendencia con una vocación integradora, asumiendo la realidad compleja en la que se inserta y sumando su esfuerzo a aquellas iniciativas con las que se alinea.

Ante esta multiplicidad de esfuerzos se corre el riesgo de sufrir solapes, por lo que la visión global y a diferentes escalas ha sido un objetivo clave desde el inicio. No se trataba tanto de plantear un nuevo plan urbanístico al uso para reconfigurar la ciudad, como de dotar al municipio de una herramienta eficaz que dirigiera los esfuerzos de recuperación ambiental en una dirección coherente con los proyectos y tendencias que ya estaban presentes.

Así, se han pretendido superar las visiones territoriales basadas en soluciones urbanísticas al perseguir precisamente objetivos ambientales globales, no estrictamente urbanos, y resultar por lo tanto imprescindible profundizar, además de en el urbanismo, en estudios sectoriales relacionados con el estado del acuífero, los ríos, el aire, las masas forestales o la estepa, por citar algunos casos.

4.1. Herramientas y métodos

4.1.1. El tipo de documento elegido

Durante la fase inicial del trabajo se establecieron los objetivos generales para lo que debería ser el documento que impulsara el sistema de Infraestructura Verde del municipio:

• Generar un documento conciso y consensuado con la ciudadanía y con los agentes municipales.

• Diseñar un instrumento eficaz para la transformación ambiental progresiva de aquellas partes de la ciudad que lo necesiten.

• Crear un Plan abierto, en revisión permanente, capaz de adaptarse a las transformaciones inherentes al medio natural y urbano. 

• Establecer un Plan de Acciones con soporte presupuestario que desarrolle tanto actuaciones legales y administrativas, como obras concretas. 

• Conseguir hacer rentable y visible la multiplicidad de esfuerzos que desde hace años viene realizando la sociedad zaragozana para la mejora de su ciudad: desde los planes de barrio, hasta los estudios científicos, pasando por el urbanismo entendido como herramienta al servicio del progreso ciudadano.

Las condiciones arriba enumeradas para materializar el documento (consensuado, abierto, eficaz, progresivo, aglutinador, transversal, etc.) inclinaron la decisión del Ayuntamiento hacia una figura flexible como el Plan Director y con menos condicionantes en su tramitación que otros planes de carácter normativo. Se trataba de crear una herramienta de tramitación sencilla, con enunciados claros, de inequívoca vocación de mejora ambiental, que pudiera ser asumida por una amplia mayoría social y a la cual se incorporaran progresivamente nuevos enfoques y mejoras que emergieran en los próximos años.

Además, como complemento al Plan Director, se planteó la necesidad de impulsar otros documentos de carácter divulgativo, dentro del marco del Programa LIFE Zaragoza Natural, que hicieran llegar al mayor número posible de ciudadanos la labor que la Agencia de Medio Ambiente pretendía llevar a cabo (Fig.8).

Figura 8. Página interior del Documento de Divulgación del Plan Director de Infraestructura Verde de Zaragoza. (Fuente: Atalaya y Ayuntamiento de Zaragoza)
Figura 8. Página interior del Documento de Divulgación del Plan Director de Infraestructura Verde de Zaragoza. (Fuente: Atalaya y Ayuntamiento de Zaragoza)

4.1.2. Un documento participado con múltiples visiones

También dentro del marco del programa LIFE, el Ayuntamiento de Zaragoza inició un proceso de información, reflexión y debate sobre la Infraestructura Verde y sus implicaciones ambientales, de salud, calidad de vida, económicas y sociales. En septiembre del 2017 se inició el proceso con una sesión informativa y posteriormente se abrió un espacio de participación virtual tras el que se celebraron 3 talleres deliberativos y un taller conjunto final, celebrado en noviembre del 2017. A lo largo del procedimiento se expusieron cerca de 200 aportaciones al Plan Director cuyo contenido y alcance fue debatido durante las sesiones deliberativas.

Como resultado, el Plan se vio reforzado con la incorporación de nuevos enfoques y acciones que completaron el documento preliminar que se había elaborado para esa fecha.

Figura 9. Sesión del proceso de Participación Ciudadanaen el Centro Ambiental Ebro. (Fuente: Ayuntamiento de Zaragoza)
Figura 9. Sesión del proceso de Participación Ciudadanaen el Centro Ambiental Ebro. (Fuente: Ayuntamiento de Zaragoza)

4.2. Visión multiescalar

El diseño de un sistema territorial que persiga objetivos ambientales está obligado, por las características de los procesos a los que atiende, a conformarse como una red interconectada que contemple todos los niveles de funcionamiento: desde los elementos de tamaño discreto (pero de importancia clave para el conjunto) hasta las grandes unidades estructurales que conforman el paisaje y caracterizan el medio.

Queda patente por lo tanto la concepción multiescalar del territorio que una red de Infraestructura Verde debe asumir desde sus primeros planteamientos. Es necesario realizar continuos procesos de ida y vuelta, tanto en la fase de análisis como en la de propuesta, admitiendo que no es posible enfocar la solución de ninguno de los retos planteados sin entender las relaciones entre las partes que se mueven a diferentes escalas. Así, resulta tan importante conocer el funcionamiento de los pequeños elementos que componen las piezas mayores, como el marco y la lógica global de dichas piezas.

Esta condición va a marcar el modo de afrontar el proyecto, de manera que es difícil establecer un relato exacto del proceso seguido para la definición de cada parte de la red de la Infraestructura Verde. El resultado final, sin embargo, sí muestra el lógico esquema general de otros documentos de planificación: análisis y diagnóstico previos, planteamiento de retos y objetivos, diseño de estrategias para abordar esos objetivos y desarrollo de acciones capaces de materializar las estrategias.

Por lo tanto, para acercarse, manejar adecuadamente y seguir mejorando el Plan Director en el futuro, es necesario no perder la doble condición de la que ha partido:

1-La visión parcial de cada elemento por separado, como método de análisis y eficacia operativa.

2-La visión global del conjunto contemplado bajo la luz de grandes estrategias como modo de asegurarse una proporcionalidad en la gestión y el desarrollo equilibrado del conjunto.

4.2.1. La pequeña escala: estudio del Sistema elemento a elemento

Bajo un punto de vista ecológico, todo forma parte del sistema en mayor o menor grado: las cubiertas verdes sobre los edificios, el servicio de polinización de las abejas o las crecidas de los ríos. Todo es susceptible de jugar un papel importante en el funcionamiento global. Considerando la magnitud del ámbito, la multiplicidad de variables y la complejidad del sistema territorial, se opta por realizar un análisis por unidades homogéneas que nos ayude a entender el funcionamiento del medio. De este modo, cuando se entrecruzan los resultados, se puede definir el alcance global de la Infraestructura Verde de Zaragoza, establecer las grandes estrategias y proponer acciones concretas dentro del Plan Director.

Las unidades establecidas han sido las siguientes:

1.     Matriz azul: red hidrográfica, acuífero, red de drenaje,sistema de regadío y humedales.

2.     Masas de monte arbolado.

3.     Ámbito de la estepa.

4.     Zonas verdes urbanas.

5.     Sistema urbano, estudiado en su conjunto y por distritos y barrios.

6.     Sistema agrícola, incluyendo tanto las zonas de huerta como los secanos.

Cada unidad ha sido estudiada siguiendo los pasos de un proceso lógico que procura atender a las circunstancias en las que se encuentra y se orienta hacia la definición de futuras acciones. Dichas circunstancias son aquellas que le caracterizan tanto en su funcionamiento actual (el estado ecológico, su rendimiento o la efectividad de los servicios que presta, por ejemplo), como en el régimen normativo bajo el que está operando (si dispone de ordenación o cobertura legal, si se encuentra amparado bajo algún tipo de protección, si se ha incorporado a algún plan que ya esté en marcha, etc.)

Los pasos mencionados de este proceso han sido: 

A.    Identificación

B.    Estado Actual/Funcionamiento del Sistema

C.    Estado Normativo/Planificación existente

D.    Estado Futuro

E.     Confluencias

F.     Plan de Acciones

El conocimiento del medio, de su funcionamiento y problemática, de la normativa que lo rige, así como el planteamiento del estado que se desea alcanzar, culmina con la propuesta de una serie de acciones que atienden a la multiescalaridad puesto que están basadas a su vez en estrategias territoriales de gran escala.

4.2.2. La gran escala: estrategias sobre la Estructura Territorial

La consecutiva materialización de las acciones de pequeña escala irá resolviendo estas grandes estrategias territoriales. Éstas conforman estructuras legibles en el territorio que irán emergiendo según se vaya ejecutando el Plan de Acciones:

-Mallas territoriales: están configuradas por conjuntos de elementos estructurantes como la red de acequias, los caminos públicos y vías pecuarias, el conjunto de dolinas y humedales o la propia red de zonas verdes urbanas. Se enlazan en múltiples direcciones favoreciendo la relación campo-ciudad mediante el aumento de la conectividad. Su importancia es radical para el restablecimiento de las conexiones superando las barreras de las grandes infraestructuras. En el caso de la red de espacios verdes urbanos se plantea además la reorientación de su gestión con el objetivo de consolidar su funcionamiento en red, aumentar la biodiversidad y ampliar la presencia de naturaleza en la ciudad.

Figura 10. Plano de mallas territoriales con indicación de las acciones que es necesario llevar a cabo para su puesta en funcionamiento como Infraestructura Verde. (Fuente: Plan Director IV de Zaragoza)(izquierda) Figura 11. Paso del Canal Imperial bajo la autopista A2. Espacio residual pero con potencial para posibilitar las conexiones campo-ciudad.(Fuente: Atalaya)(derecha)   

Figura 10. Plano de mallas territoriales con indicación de las acciones que es necesario llevar a cabo para su puesta en funcionamiento como Infraestructura Verde. (Fuente: Plan Director IV de Zaragoza)(izquierda)

Figura 11. Paso del Canal Imperial bajo la autopista A2. Espacio residual pero con potencial para posibilitar las conexiones campo-ciudad.(Fuente: Atalaya)(derecha)

-Cuñas verdes: asociadas a los corredores fluviales, constituyen oportunidades de entrada masiva de la naturaleza en la ciudad. Se basan en la permanencia actual de dichos corredores sobre los que se busca la ampliación en las áreas colindantes. En Zaragoza destaca al sur la vertebrada por el río Huerva que penetra en la trama urbana acompañado por los Montes de Torrero en continuidad con la estepa (Fig.12 y 13). Es necesario reforzar su presencia, continuidad y extensión mediante la incorporación y restauración de nuevos espacios y la preservación de los que ya existen.

Figura 12. Plano de la Cuña Verde del Huerva. Conexión de la estepa con el sur de la ciudad a través del corredor fluvial en contacto con Montes de Torrero y el Parque José Antonio Labordeta. (Fuente: Plan Director IV de Zaragoza) (izquierda) Figura 13. Vista del corredor del Huerva y los Montes de Torrero, una conexión que permite la entrada de naturaleza en la ciudad y que requiere la restauración de terrenos baldíos sobre suelo no urbanizable.(Fuente: A. Ibáñez, Agencia de Medio Ambiente y Sostenibilidad. Ayuntamiento de Zaragoza)(derecha)   

Figura 12. Plano de la Cuña Verde del Huerva. Conexión de la estepa con el sur de la ciudad a través del corredor fluvial en contacto con Montes de Torrero y el Parque José Antonio Labordeta. (Fuente: Plan Director IV de Zaragoza) (izquierda)

Figura 13. Vista del corredor del Huerva y los Montes de Torrero, una conexión que permite la entrada de naturaleza en la ciudad y que requiere la restauración de terrenos baldíos sobre suelo no urbanizable.(Fuente: A. Ibáñez, Agencia de Medio Ambiente y Sostenibilidad. Ayuntamiento de Zaragoza)(derecha)

-Corredores ecológicos y entre ecosistemas: formados fundamentalmente por elementos lineales naturales que favorecen la conectividad ecológica cuyo mejor exponente son los corredores fluviales. Buena parte de las conexiones entre diferentes ecosistemas (bosques-estepa-ríos) permanecen a día de hoy interrumpidas. Se persigue su continuidad mediante la superación de las barreras existentes.

Figura 14. Plano de los Corredores Fluviales. (Fuente: Plan Director IV de Zaragoza) (izquierda) Figura 15. Vista del Galacho de Juslibol, espacio natural formado por un meandro abandonado del Ebro,en contacto con el escarpe, ecotono entre el ecosistema fluvial y la estepa.(Fuente: A. Ibáñez, Agencia de Medio Ambiente y Sostenibilidad. Ayuntamiento de Zaragoza)(derecha)   

Figura 14. Plano de los Corredores Fluviales. (Fuente: Plan Director IV de Zaragoza) (izquierda)

Figura 15. Vista del Galacho de Juslibol, espacio natural formado por un meandro abandonado del Ebro,en contacto con el escarpe, ecotono entre el ecosistema fluvial y la estepa.(Fuente: A. Ibáñez, Agencia de Medio Ambiente y Sostenibilidad. Ayuntamiento de Zaragoza)(derecha)

-Matriz esteparia y bosques isla: estos grandes espacios se sitúan en los cuadrantes que rodean a la ciudad y conforman el tapiz de fondo sobre el que la implantación de Zaragoza cobra sentido. Se necesita potenciar su conservación, acrecentar su conocimiento y avanzar en su regeneración natural como paisaje singular y santuario de biodiversidad.

Figura 16. Matriz esteparia y bosques isla del municipio de Zaragoza. (Fuente: Plan Director de Infraestructura Verde) (izquierda) Figura 17. Restos de un incendio forestal de 126ha en una masa de pinar en el perímetro noreste del campo de maniobras de San Gregorio. (Fuente: ATALAYA, 23 de agosto de 2016) (derecha, arriba) Figura 18. Implantación del Parque Tecnológico del Reciclado (PTR) sobre la estepa, con gran impacto sobre este espacio tan singular y vulnerable. (Fuente: ATALAYA) (derecha, abajo)   

Figura 16. Matriz esteparia y bosques isla del municipio de Zaragoza. (Fuente: Plan Director de Infraestructura Verde) (izquierda)

Figura 17. Restos de un incendio forestal de 126ha en una masa de pinar en el perímetro noreste del campo de maniobras de San Gregorio. (Fuente: ATALAYA, 23 de agosto de 2016) (derecha, arriba)

Figura 18. Implantación del Parque Tecnológico del Reciclado (PTR) sobre la estepa, con gran impacto sobre este espacio tan singular y vulnerable. (Fuente: ATALAYA) (derecha, abajo)

-Bordes y membranas: configuran superficies de intercambio tanto en el perímetro urbano como en el interior de la ciudad. Son enclaves estratégicos que comprometen el futuro de barrios enteros. Es necesario permeabilizar la trama urbana de borde introduciendo la naturaleza hacia el interior.

Figura 19. Plano de Bordes y Membranas.(Fuente: Plan Director de Infraestructura Verde) (left) Figura 20. Recreación de invasión natural bajo el puente de la Estación de Delicias. Barrera de gran impacto que imposibilita que gran parte de la ciudadanía disponga de conexión con el río Ebro. (Autor: Usue Ruiz Arana) (right)   

Figura 19. Plano de Bordes y Membranas.(Fuente: Plan Director de Infraestructura Verde) (izquierda)

Figura 20. Recreación de invasión natural bajo el puente de la Estación de Delicias. Barrera de gran impacto que imposibilita que gran parte de la ciudadanía disponga de conexión con el río Ebro. (Autor: Usue Ruiz Arana) (derecha)

-Matriz agrícola: está formada por la vega fértil de los ríos tradicionalmente dedicada a espacio de huerta y el resto de cultivos de secano. El Plan promueve crear una estrategia agroalimentaria municipal capaz de poner en valor el suelo agrícola, donde el papel de la huerta tradicional, huerta Honda, es fundamental desde el punto de vista del valor de los suelos, así como por su valor cultural.

Figura 21. Zonas agrícolas. (Fuente: Plan Director de Infraestructura Verde) (izquierda) Figura 22. Invasión de la huerta con infraestructuras y agrupaciones de viviendas ilegales. El PGOU permite la vivienda sobre suelo no urbanizable siempre y cuando no conforme agrupaciones. (Fuente: Google Earth) (derecha)   

Figura 21. Zonas agrícolas. (Fuente: Plan Director de Infraestructura Verde) (izquierda)

Figura 22. Invasión de la huerta con infraestructuras y agrupaciones de viviendas ilegales. El PGOU permite la vivienda sobre suelo no urbanizable siempre y cuando no conforme agrupaciones. (Fuente: Google Earth) (derecha)

4.3. El desarrollo del Plan Director: Catálogo de Acciones

El Catálogo de Acciones constituye la herramienta capaz de alcanzar los objetivos propuestos. A través de 155 acciones se desarrolla este Plan Director. Este catálogo se define como listado abierto, donde es posible incorporar nuevas líneas de actuación según surjan nuevas necesidades o amenazas al Sistema de Infraestructura Verde creado.

Las acciones se agrupan por bloques temáticos:

0. Generales, que afectan a todos los ámbitos del Plan, por lo que no se asignan a un bloque determinado. Su contenido guarda relación con aspectos de gestión, divulgación o estudios previos.

A. Matriz Azul: acciones relativas a los cursos y masas de agua de todo tipo, como son la red hidrográfica, acuífero, masas de agua superficiales y red de riego.

B. Bosques y estepas. Relativas a los montes arbolados y a las superficies esteparias.

C. Sistema Urbano, que integra el área interior de la ciudad y su área periférica inmediata. Recoge las zonas verdes urbanas.

D. Sistema Agrícola. Integra las zonas de producción agrícola, incluida la huerta.

Según la naturaleza de las acciones del Plan Director, éstas se clasifican en:

• Gestiones: de tipo administrativo, de coordinación, de organización, de elaboración de normativa, etc.

• Servicios: como la creación de planes, el desarrollo de campañas, redacción de proyectos o elaboración de estudios.

• Obras: de diferentes tipos, como urbanización, obra civil, forestales, jardinería, etc.

Además se especifica la función de cada acción según los siguientes grupos:

• Mejora del conocimiento.

• Mejora del estado ecológico.

• Mejora de la conectividad.

• Mejora del uso social.

También se señala la clase de servicios ecosistémicos que cada acción persigue mejorar o potenciar dentro de la Infraestructura Verde: Hábitat, Regulación, Abastecimiento y Culturales.

La prioridad de las acciones se establece en Alta, Media o Baja, de acuerdo a una valoración previa del impacto que dicha acción tiene sobre el medio ambiente, sobre el paisaje o sobre la población. Se incluye también para cada acción el plazo de ejecución orientativo, así como el periodo durante el cual se ejecutará cada una. El coste de realización de cada acción es estimado y se cuantifica en tramos de inversión.

A continuación se muestra un ejemplo de ficha de acciones de cuatro de los bloques temáticos, A, B, C y D:

Figura 23. Ficha A0101, Plan de Deslinde del Dominio Público Hidraúlico del río Ebro. (Fuente: Plan Director de Infraestructura Verde de Zaragoza)
Figura 23. Ficha A0101, Plan de Deslinde del Dominio Público Hidraúlico del río Ebro. (Fuente: Plan Director de Infraestructura Verde de Zaragoza)
Figura 24. Ficha B0206, Corredor entre el río Huerva y los Montes de Torrero. (Fuente: Plan Director de Infraestructura Verde de Zaragoza)
Figura 24. Ficha B0206, Corredor entre el río Huerva y los Montes de Torrero. (Fuente: Plan Director de Infraestructura Verde de Zaragoza)
Figura 25. Ficha C0704, Proyecto de Restauración ecológica del aparcamiento de la Expo. (Fuente: Plan Director de Infraestructura Verde de Zaragoza)
Figura 25. Ficha C0704, Proyecto de Restauración ecológica del aparcamiento de la Expo. (Fuente: Plan Director de Infraestructura Verde de Zaragoza)
Figura 26. Ficha C0102, Parque Agrario periurbano de las Fuentes. (Fuente: Plan Director de Infraestructura Verde de Zaragoza)
Figura 26. Ficha C0102, Parque Agrario periurbano de las Fuentes. (Fuente: Plan Director de Infraestructura Verde de Zaragoza)

5. Un plan en marcha

5.1 Los antecedentes

Las actuaciones enmarcadas dentro del Plan Director de la Infraestructura Verde se vienen a sumar a un esfuerzo realizado durante varias décadas por el Ayuntamiento de Zaragoza y Gobierno de Aragón en la recuperación de sus espacios naturales: el Galacho de Juslibol como espacio de interpretación ambiental, la Reserva Natural de los Sotos y Galachos del Ebro, el Plan de Riberas en los sotos urbanos de Zaragoza, el Plan Especial de la Estepa, etc.

Uno de los ejemplos más significativos ha sido la recuperación del último tramo del río Gállego antes de su desembocadura en el Ebro. Durante 20 años se han realizado obras de restauración fluvial que han dado como resultado la recuperación de parte de su espacio de ribera perdido, eliminando también canalizaciones y escolleras artificiales y dando paso a la vegetación natural (Fig.27).

Figura 27. Imagen del antes y el después (1980-2017) de la recuperación del tramo del río Gállego anterior a su desembocadura al río Ebro. (Fuente: Ayuntamiento de Zaragoza)
Figura 27. Imagen del antes y el después (1980-2017) de la recuperación del tramo del río Gállego anterior a su desembocadura al río Ebro. (Fuente: Ayuntamiento de Zaragoza)

Estas actuaciones han marcado el camino en la recuperación de zonas naturales, apoyando y dejando que la naturaleza recupere su espacio y sus funciones ecológicas. En muchos casos han servido de inspiración directa para las acciones que ha de desarrollar el Plan Director de la IVZ.

5.2 La finalización del Proyecto LIFE Zaragoza Natural

Una vez terminado el Proyecto LIFE Zaragoza Natural, se ha redactado un informe Layman, preceptivo para este tipo de proyectos europeos, que sirve como documento divulgativo de resumen final.

Este informe refleja los hitos conseguidos durante la ejecución del proyecto de manera cuantificable a través de las acciones demostrativas realizadas (Fig.28):

• La IVZ, ha sido incluida en el planeamiento urbanístico

• 8 estudios técnicos redactados

• 8 áreas naturales restauradas

• Más de 1000 nuevos árboles plantados

• Gestión forestal sostenible de 17 ha

• Conexión de dos humedales

• Recuperación de 21.050 m² en 2 zonas a lo largo del río Huerva

• Mejora y señalización de 59 km del anillo verde

• Difusión de los valores naturales del municipio a la población de Zaragoza y a sus visitantes

Figura 28. Portadas de diferentes programas de divulgación al amparo del Proyecto LIFE Zaragoza Natural. De izquierda a derecha: Congreso en Zaragoza “Caminando hacia la Infraestructura Verde. Presente y Futuro” , Portada del Informe Layman del proyecto LIFE Zaragoza Natural,  Jornadas-Debate sobre usos lúdico-deportivos en el Barranco de las Almunias. (Fuente: Ayuntamiento de Zaragoza)
Figura 28. Portadas de diferentes programas de divulgación al amparo del Proyecto LIFE Zaragoza Natural. De izquierda a derecha: Congreso en Zaragoza “Caminando hacia la Infraestructura Verde. Presente y Futuro” , Portada del Informe Layman del proyecto LIFE Zaragoza Natural, Jornadas-Debate sobre usos lúdico-deportivos en el Barranco de las Almunias. (Fuente: Ayuntamiento de Zaragoza)

5.3 Algunos reconocimientos

Para todas las personas y entidades implicadas en este trabajo, ha supuesto un reconocimiento importante y motivador el que la IVZ haya recibido el premio internacional EUGIC 2017 (Fig.29). Esta distinción fue otorgada en el II Congreso Europeo de Infraestructura Verde Urbana, al que se presentó la IVZ y que fue celebrado en Budapest en noviembre de 2017.Este certamen tiene como objetivo premiar los proyectos más innovadores, interesantes y creativos de Europa en relación a las acciones de infraestructura verde urbana.

Figura 29. Premio EUGIC 2017 concedido a la IVZ.
Figura 29. Premio EUGIC 2017 concedido a la IVZ.

Compartir experiencias de este tipo a nivel internacional ayuda a reflexionar sobre el contexto zaragozano con una visión global y refuerza el sentido y la necesidad de continuar con la línea de trabajo emprendida.

5.4 La andadura y el futuro del Plan Director

El desarrollo concreto de las acciones del Plan Director ha comenzado en 2018 con la licitación de los proyectos de ejecución de Infraestructura Verde de la Milla Digital y la restauración ecológica del aparcamiento sur de la Expo (Acciones C702 y C704 del Plan Director) (Fig.25). Estas acciones persiguen la mejora de la conectividad y renaturalización de un área concreta de la ciudad, así como la adecuación de espacios vacantes con criterios de Infraestructura Verde.

Asimismo el Ayuntamiento ha presentado a los vecinos la actuación de cierre del Anillo Verde de Zaragoza entre el barrio Oliver y el barrio de la Almozara (Fig.30).

Figura 30. Noticia aparecida en el Heraldo el 24 de mayo de 2018 donde se recoge la presentación de parte del proyecto de la IVZ licitado. (Fuente: Heraldo de Aragón)

Figura 30. Noticia aparecida en el Heraldo el 24 de mayo de 2018 donde se recoge la presentación de parte del proyecto de la IVZ licitado.

(Fuente: Heraldo de Aragón)

Todo esto refleja que el Plan Director de Infraestructura Verde ya está en marcha y comienza a dar pasos. Sus efectos comienzan a ser visibles en el territorio y los programas de difusión ya han creado en la ciudadanía un imaginario de ciudad más amable y de territorio valioso y próximo, al cual se debe aspirar.

Zaragoza cuenta con una herramienta de mejora y transformación ambiental, con una visión integrada del territorio y capaz de actuar de manera transversal. Su progreso requiere realizar ciertas inversiones económicas, pero sobre todo necesita un impulso institucional firme y consensuado.

Es deseable que el desarrollo del Plan se potencie continuando el camino emprendido hasta ahora y que los criterios de Infraestructura Verde sean asumidos e integrados en todos los ámbitos del funcionamiento municipal: urbanismo, movilidad, espacio público, zonas verdes, educación, etc.

A partir de aquí el éxito del Plan llegará cuando éste sea capaz de demostrar su validez y vocación de continuidad a medio plazo, dando solución a algunos de los principales problemas ambientales del presente y siendo capaz de adaptarse a los nuevos retos del futuro. En definitiva, tendrá que ser un Plan vivo y abierto, que periódicamente pueda actualizarse e incorporar las acciones concretas que Zaragoza necesita para mejorar su funcionamiento ecológico y la relación con su territorio.

Nota Legal
Créditos
Suscripción
Directora: María A. Leboreiro Amaro, Dra. Arquitecto. Profesora Titular de la E.T.S. de Arquitectura de Madrid
Consejo de redacción: Miquel Adriá, director de la revista Arquine
Carmen Andrés Mateo, Arquitecta. Profesora Asociada de la E.T.S. de Arquitectura de Madrid
José Mª Ezquiaga Dominguez. Dr. Arquitecto. Profesor Titular de la E.T.S. de Arquitectura de Madrid
José Fariña Tojo. Dr. Arquitecto. Catedrático de la E.T.S. de Arquitectura de Madrid
Fernando Fernández Alonso. Arquitecto. Profesor Asociado de la E.T.S. de Arquitectura de Madrid
Josep Mª Llop Torne. Arquitecto. Profesor en la Facultad de Geografía de la Universidad de Lleida
Javier Ruiz Sánchez. Dr. Arquitecto. Profesor Titular de la E.T.S. de Arquitectura de Madrid
Secretaría: Llanos Masiá
Edita: planur-e
Avda. Valdemarin, 68
28023 Madrid
Traducción: planur-e
ISSN: 2340-8235
Copyright: (2013): planur-e
Cerrar Ventana [x]
Planur-e: www.planur-e.es es una revista digital editada en España en materias de territorio, urbanismo, sostenibilidad, paisaje y diseño urbano. Nació con el objetivo de exponer buenas prácticas dando voz a los profesionales, planteando que sean los propios autores de los trabajos quienes los presenten. Se colabora así a su difusión, al tiempo que se ofrece, a aquellos que se aproximan al proyecto, la oportunidad de ver otras formas de trabajar y contrastar sus propias reflexiones y propuestas. Planur-e por sus características pretende llenar un hueco, dada la escasez de publicaciones en estas materias. Alcanza en este momento su número diez, con un planteamiento monográfico y da, al tiempo, en su Miscelánea cabida a múltiples temas. Cuenta ya con un número importante artículos alrededor de 150, hasta el momento, y con autores de muy distintos países, lo que enriquece su tarea de divulgación.

Información General
En cumplimiento de lo dispuesto en el artículo 10 de la Ley 34/2002, de 11 de Julio, de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico (LSSICE), ponemos a su disposición la “información general”, que comprende los datos identificativos de la entidad titular de este sitio web:
Titular: planur-e
Dirección: Avda. Valdemarín, 68-28023 Madrid
Lugar de edición: Madrid

Nota Legal
Los trabajos firmados expresan únicamente la opinión de sus autores así como la documentación gráfica, y son de su exclusiva responsabilidad, a todos los efectos legales y no reflejan los criterios que pueda tener el equipo editorial. Ninguna parte de esta publicación puede reproducirse o transmitirse en ninguna forma sin autorización escrita por parte de la editorial. Aquellas imágenes en las que no se ha podido identificar el propietario de los derechos, se entiende que son de libre uso. En caso de identificar alguna imagen como propia, por favor póngase en contacto con planur-e.
Legal Notice
The signed works only express the opinion of their authors and also the graphic documentation, and are their sole responsibility, for all legal purposes, and do not reflect the criteria that the editorial team may have. No part of this publication may be reproduced or transmitted in any form without the written consent of the publisher. It is understood that those images for which it was not possible to identify the holder of the rights are free to be used. In the event you identify an image as your own, please contact planur-e.
Cerrar Ventana [x]
 Información Personal

* E-mail:
Idioma / Language:


He leído y estoy de acuerdo con los términos y condiciones / I’ve read and agree to terms and conditions



 Protección de Datos
planur-e te informa de que los datos personales que nos proporciones serán incorporados en el fichero “Atención al Consumidor” del que somos responsables, al objeto de gestionar las solicitudes de información, reclamaciones, consultas realizadas ante el departamento de atención al consumidor. Mediante el envío del presente formulario, prestas consentimiento expreso al tratamiento automatizado y documental de tus datos, en los términos de la Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre (LOPD) y el Real Decreto 1720/2007 de 21 de diciembre.
Te agradeceremos nos comuniques cualquier cambio o modificación en los datos que nos ha proporcionado con el fin de que éstos respondan con veracidad y exactitud a la realidad. Asimismo, te informamos de que puedes ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición mediante carta dirigida a planur-e, o bien, mediante correo electrónico a: planur-e@planur-e.es
Cerrar Ventana [x]