Volver al inicio     
Suscripción
Información Personal

* E-mail:
Idioma / Language:


He leído y estoy de acuerdo con los términos y condiciones / I’ve read and agree to terms and conditions


Cerrar Ventana [x]
El parque de Zollverein (Essen, Alemania)

Complejo de la mina de carbón y planta de coque de Zollverein, Patrimonio de la Humanidad UNESCO

Sascha Wienecke

1. Historia – Zollverein en transformación

1.1. El desarrollo del parque

“Zollverein Park es una visión y la antesala de un nuevo tipo de paisaje que posiblemente no existe aún como tal, y para el que aún estamos empezandoa econtrar las palabras y terminología correctas”.

Así es como Stefan Rotzler, arquitecto del paisaje de Zurich, Suiza, describía Zollverein Park en el libro “Zollverein Park – Staub, Stille und Spektakel”, publicado en 2017.

Hace 30 años, después de 140 años de uso industrial, cuando esta área de 100 hectáreas que ocupaba la mina de carbón y la planta de coque de Zollverein al norte de Essen perdió su actividad, comenzó el desarrollo de Zollverein Park. El parque aún no tenía nombre por entonces, y en secreto, comenzó su crecimiento oculto tras los muros opacos.

Harald Fritz, quien por entonces era uno de los directores de Planergruppe Oberhausen, escribió sobre el origen de este nuevo tipo de parque en 1990:

“Existen paisajes olvidados de los que nadie se preocupa. Todo el mundo puede encontrar estos paisajes: en el campo y en las ciudades, son tierras olvidadas por el hombre, donde flora y fauna se esconden y a quienes se cede por completo estos suelos.

Casi no hay gente a su alrededor, excepto por unos pocos niños y adolescentes que huyen de sus casas, o por una serie de ‘extraños’, que ven estos paisajes olvidados como tesoros sin refinar.

Figura 1. Un paisaje modelado a base de la sobrecarga, un antiguo estanque de sedimentación de restos de carbón en el centro del sitio Patrimonio Mundial de la UNESCO, entre el área de la mina de carbón y la planta de coque, conforman el núcleo y el centro del parque actual. (©Claudia Dreyße, 2014)
Figura 1. Un paisaje modelado a base de la sobrecarga, un antiguo estanque de sedimentación de restos de carbón en el centro del sitio Patrimonio Mundial de la UNESCO, entre el área de la mina de carbón y la planta de coque, conforman el núcleo y el centro del parque actual. (©Claudia Dreyße, 2014)

La zona del antiguo estanque de sedimentación de la mina de carbón de Zollverein es todo un paisaje: lejos de los caminos habituales, con dificultad de acceso, amurallado y protegido por las vallas. Para el extraño es un parque, un espacio abierto distinto muy próximo a un monumento industrial excepcional. Un parque con bosques poco densos, arbustos oscuros, extensiones de agua y amplios espacios abiertos que revelan vistas entre caminos bajo el arbolado. En el transcurso de unos pocos años, el parque se desarrolló entre minas de carbón y plantas de coque, casi por sí mismo. Cierto es que las excavadoras han dragado los pozos de lodo de carbón, las pendientes se han nivelado, se han eliminado las acumulaciones y montones de restos, se han tendido las tuberías, se han instalado mástiles de celosía de acero, se han levantado torres de refrigeración y chimeneas, y se han tendido vías férreas.

El parque de Zollverein es solo un parque cuando  deseas involucrarte en él, aceptar sus condiciones y tomar posesión de él con un gran sentido y comprensión”. (1)

Este paisaje olvidado es hoy parte de Zollverein Park, su núcleo. Un paisaje modelado a partir de la sobrecarga, a partir de los antiguos pozos de sedimentación de restos de carbón situados en el centro del Sitio Patrimonio Mundial de la UNESCO, entre la mina de carbón y la planta de coque. Tras la desmantelación de la mina de carbón en 1986, se consideró la completa demolición de las instalaciones, aunque el conjunto del edificio de Shaft XII había sido declarado monumento histórico ese mismo año.  El paisaje de fosos sería usado como vertedero de restos de edificios, y posteriormente se plantarían robles y hayas.

Figura 2. Con la escultura “Castell”, de Ulrich Rückriem, las zonas de relleno se convierten es lugares de arte (izquierda) (© Claudia Dreyße, 2013) Figura 3. Cuatro esculturas ilustran la oposición al paisaje, sus referencias, sus historias y su transformación (derecha) (© Claudia Dreyße, 2013)   

Figura 2. Con la escultura “Castell”, de Ulrich Rückriem, las zonas de relleno se convierten es lugares de arte (izquierda) (© Claudia Dreyße, 2013)

Figura 3. Cuatro esculturas ilustran la oposición al paisaje, sus referencias, sus historias y su transformación (derecha) (© Claudia Dreyße, 2013)

Sin embargo, bajo el espíritu de la Internationale Bauausstellung IBA (International Building Exhibition) Emscher Park en el área del Ruhr de 1990, y bajo la Bauhütte Zeche Zollverein Shaft XII GmbH, surgió otra opción. En esta iniciativa de algunas personas, que reconocía el valor de la planta desmantelada y que debía ser preservada para el futuro, el escultor Ulrich Rückriem colocó la monumental escultura de granito “Castle” en este paisaje olvidado. Esto convirtió las zonas de relleno un espacio de arte, naturaleza y cultura, un destino para los interesados en la materia y para la gente. La siguiente composición de otras cuatro esculturas de Ulrich Rückriem ilustra la oposición sl paisaje industrial y su patrimonio. El paisaje olvidado se convierte en un “bosque de esculturas”, y los visitantes lo convierten en parque.

1.2. Una nueva dinámica

La demolición dejó de ser una opción y la nueva solución fue “conservación por conversión”. El Centro de Diseño NWR situado en la antigua sala de calderas (de Sir Norman Foster con Heinrich Böll y Hans Krabel), el casino restaurante en la antigua sala del compresor de baja presión (de Heinrich Böll y Hans Krabel), la exposición Sonne, Mond und Sterne (Sol, luna y estrellas) para la IBA Final en la antigua planta de mezcla, y por último, la “Kunstschacht”-centro de vida y trabajo del artista Thomas Rother en la antigua sala de máquinas del pozo 1/2/8 – probaron la viabilidad de esta idea a finales de los 90. La transformación de Zollverein cuenta cada vez con más impulso y constituye un ilustrativo ejemplo del papel que tienen el arte, la cultura y el diseño en el cambio estructural del área del Ruhr. Finalmente, en diciembre de 2001, todo el conjunto de la antigua mina de carbón y la planta de coque de Zollverein es incluida en la lista de Patrimonio Mundial de la UNESCO.

Esta nueva dinámica conlleva la planificación estratégica y conceptual. En 2002, Rem Koolhas (OMA) presenta su Masterplan de Zollverein, con la “ciudad amurallada” como elemento central, un anillo exterior que encierra el núcleo del monumento. Este masterplan sigue de forma consistente el principio de “conservación por conversión”, pero también aporta un nuevo ímpetu a través de la implementación de atractores en el anillo exterior. Se debía aportar nueva vida al terreno, y la reprogramación de los edificios existentes se debía hacer con una intervención externa mínima.

Figura 4. Los planificadores inspeccionan el parque durante el taller previo a la elaboración del masterplan Industrienatur Zollverein by Agence Ter(© Harald Fritz, 2002)
Figura 4. Los planificadores inspeccionan el parque durante el taller previo a la elaboración del masterplan Industrienatur Zollverein by Agence Ter(© Harald Fritz, 2002)

En 2003, después de un taller, el estudio de Karlsruhe Agence Ter – bajo la dirección de Henry Bava – completa el masterplan Industrienatur Zollverein y añade la componente del espacio libre al masterplan estratégico. El plan para el espacio libre reconoce el valor del paisaje salvaje surgido en los últimos años. La naturaleza industrial, con sus fuertes patrones y contrastes, que resulta de la historia del espacio va en línea con el concepto de Koolhas de ciudad amurallada. Las vías férreas existentes se transformarán en nuevos caminos-bulevares; el paseo anular se dispondrá como un nuevo elemento conceptual y como tal – claramente diferenciado de las estructuras existentes – define el núcleo del monumento y refuerza su conexión con los espacios urbanos que lo rodean.

1.3. El concurso de Zollverein Park

Al mismo tiempo, los trabajos para la recuperación, construcción y conversión del complejo iban progresando. El centro coreográfico NRW “Pact Zollverein” abre en el antiguo Waschkaue (Cristoph Mäckler), las instalaciones exteriores e infraestructuras son actualizadas para el nuevo uso (Planergruppe Oberhausen), y comienzan los trabajos de mejora del edificio más grande del complejo, la planta de lavado de carbón. Sin embargo, las instituciones responsables también confían en el potencial que reside en el desarrollo de las instalaciones exteriores, que complementan la mejora y la transformación. En 2005 se celebra un concurso paneuropeo al que se invitó a equipos interdisciplinares de arquitectos del paisaje, artistas, diseñadores y diseñadores de iluminación a presentar propuestas para su implementación y realización en Zollverein Park, teniendo como base el masterplan. Las propuestas debían combinar el diseño de los espacios abiertos con la realización de intervenciones artísticas, la creación de una nueva guía y sistema de orientación y la formulación de un concepto de iluminación apropiado. La prioridad era reforzar la naturaleza industrial, integrando las subáreas del complejo, y reflejar el encuentro entre los distintos intereses de propietarios, comercios, usuarios culturales, turistas, residentes y autoridades.

Nuestro equipo Planergruppe Oberhausen (Paisaje), Observatorium (Arte), F1rstdesign (sistema de orientación) y LichKunstLich (iluminación), bajo la dirección de Harald Fritz, se tomó muy en serio esta tarea como trabajo interdisciplinar, y desarrolló un concepto que no solo yuxtapone las disciplinas como  complementarias, si no que refleja los elementos importantes del diseño de una forma holística entre todas las disciplinas. Por ejemplo, el paseo anular diseñado en el masterplan se convierte en un elemento importante del sistema de orientación, que se enfatiza con la iluminación. Como consecuencia, el arte desarrollado en el parque no es solo escultural, sino que se entiende como vivo y no personal – como parte del paisaje y del conjunto, así como en forma de nuevos guardianes que dan la bienvenida al visitante al lugar y lo orientan. Por lo tanto, también la iluminación no es exclusivamente funcional y efectiva, sino que eclipsa a favor de una presentación casual, casi imperceptible de características especiales.

Figura 5. Panel del concurso de Zollverein Park, planta general con aspectos de los costes de financiación y mantenimiento de los elementos más importantes (Izquierda, © Planergruppe/ Observatorium/ F1rstdesign/ LichtKunstLicht, 2005) Figura 6. Panel del concurso de Zollverein Park, sistema de guía y orientación, puestos de guardia como elementos núcleo en la entrada del parque (derecha, © Planergruppe/ Observatorium/ F1rstdesign/ LichtKunstLicht, 2005)    

Figura 5. Panel del concurso de Zollverein Park, planta general con aspectos de los costes de financiación y mantenimiento de los elementos más importantes (Izquierda, © Planergruppe/ Observatorium/ F1rstdesign/ LichtKunstLicht, 2005)

Figura 6. Panel del concurso de Zollverein Park, sistema de guía y orientación, puestos de guardia como elementos núcleo en la entrada del parque (derecha, © Planergruppe/ Observatorium/ F1rstdesign/ LichtKunstLicht, 2005)

El núcleo de nuestro diseño vencedor para Zollverein Park es el estudio a consciencia de la larga implementación y realización en el tiempo. Gracias a los 20 años de experiencia en Zollverein, en 2005 ya sabíamos que este parque no podría ser terminado en dos, tres o cinco años. De hecho, el parque se transformará lentamente en un periodo de entre diez o incluso veinte años. Por lo tanto, se requiere un concepto claro y robusto que pueda adaptarse y ser flexible ante condiciones cambiantes. Además del principio de “conservación por conversión”, que está conectado a edificios e instalaciones, seguimos la idea de “desarrollo por mantenimiento” para el espacio libre. El mantenimiento y cuidado del parque, generalmente muy descuidado por ser supuestamente caro, se convierte en la herramienta más importante.

El requisito previo para este procedimiento es favorable: empezando con el bosque de esculturas, en el medio, la naturaleza industrial ha recuperado grandes áreas como las vías férreas o las tierras vacías entre las instalaciones abandonadas de la planta de coque. Los límites exteriores del sitio Patrimonio Mundial UNESCO están rodeados por una densa veta de bosque industrial, con el monumento formando un claro.

Cooperando estrechamente con propietarios y usuarios, autoridades, responsables de la protección de monumentos históricos, otros técnicos del complejo y ecologistas, nuestra propuesta se ajustó y subdivisión en áreas de realización y niveles. En paralelo, estamos desarrollando el plan de mantenimiento y cuidado de Zollverein Park, teniendo como base el mapeo del tipo de hábitat/biotopo (Hamann y Schulte), y de acuerdo con nuestro diseño. Tiene en cuenta tanto el estado actual como la inminente realización por fases que se ha diseñado de forma dinámica, y que será revisado de forma anual y continuamente adaptado al desarrollo del momento. En 2006, finalmente comenzó la realización de los primeros bloques del parque.

2. Construcción y mantenimiento – el crecimiento del parque

2.1. Concepto

Nuestra aproximación a Zollverein se basa en los siguientes principios: se enfatiza el conjunto arquitectónico, apoyado en la arquitectura del paisaje, reducción de elementos y materiales, respeto a lo existente, conservación del origen industrial, uso del espacio por parte de los visitantes, visualización y experiencia de la transformación desde un área industrial herméticamente cerrada hacia un destacado elemento público y turístico.

Zollverein Park, que ha sido desarrollado en un terreno industrial y no reniega de su origen, tiene su singularidad en el elevado contraste que juegan las formas y estructuras claras y simples de la arquitectura industrial con la variedad de la vegetación espontánea. La forma y la imagen del parque se desarrollan a través de un programa sistemático y continuo de mantenimiento. Por tanto, y tras un largo periodo de tiempo, se ha creado un parque a partir de una zona prohibida, listo para ser usado por los visitantes.

Figura 7. Implementación del Plan de Zollverein Park, estado en diciembre de 2017
Figura 7. Implementación del Plan de Zollverein Park, estado en diciembre de 2017

2.2. El bulevar de las vía férrea, la columna vertebral del parque

La estructura de Zollverein Park se organiza en las tres áreas del pozo 1/2/8, el pozo XII y la planta de coque, que se encuentra a modo de isla en el seno del bosque industrial. Todas se conectan mediante un amplio sistema de vías férreas a través del que se transportaba roca y carbón, clasificado en vagones. Se extiende por el área de sur a norte, y en el pasado recorría toda la batería de hornos de coque. Bajo los edificios industriales de Shaft XII, que en su mayoría están ubicados sobre pilotes de acero, las vías se abren en abanico, pasando por Shaft 1/2/8, y se agrupan en una vía que cruza la calle Arendahls Wiese y conduce a la planta de coque.

Cuando la planta estaba en funcionamiento, este sistema de vías – además de las cintas transportadoras en los puentes entre edificios – representaba el eje vertebral de infraestructuras del complejo. La mayor parte de materiales y bienes se transportaban y cargaban a través de estas vías, para después repartirlas por la red ferroviaria regional.

Hoy en día los trenes no recorren Zollverein, pero hay mucha gente que trabaja o descansa aquí, cruzando el parque de camino  o visitando museos y el itinerario de monumentos. La vía férrea forma parte obviamente del monumento, y actúa como eje vertebrador del sistema de desarrollo previsto. La estructura se transforma en un bulevar, cuyo patrón rítmico permite al visitante usar, experimentar y tomar posesión del parque.

Nuestro diseño del bulevar es simple y robusto. Los principales elementos son las propias vías transformadas en caminos, así como la emergente naturaleza industrial. En la dirección longitudinal el bulevar se divide en cuatro secciones, en las que se varían estos elementos de acuerdo con el medio y el uso.

Figura 8. Parte norte del bulevar de las vías (© Claudia Dreyße, 2013))
Figura 8. Parte norte del bulevar de las vías (© Claudia Dreyße, 2013))
Figura 9. Bulevar de las vías (izquierda, © Claudia Dreyße, 2013) Figura 10. Parte sur del bulevar (derecha, ©Thomas Mayer, 2014)     

Figura 9. Bulevar de las vías (izquierda, © Claudia Dreyße, 2013)

Figura 10. Parte sur del bulevar (derecha, ©Thomas Mayer, 2014)

La proximidad de la antigua planta de lavado de carbón, bajo la nueva pasarela, se mantiene. Solo se poda en un periodo cíclico bienal, de forma que se desarrolle rápidamente la vegetación, aunque los árboles no puedan crecer. Solo una de las vías se abre como senda ciclista.

Junto a los raíles de los vagones de la mina de Shaft XII, se extiende una gran plaza: justo junto al frecuentado núcleo del sitio Patrimonio de la humanidad – frente a un impresionante fondo de la arquitectura de Fritz Schupp y Martin Kremmer – ofrece una superficie variable para una variedad de usos distintos. La superficie pavimentada mantiene la vegetación bajo control, permitiendo por tanto que la vista hacia el monumento permanezca libre.

La parte norte del bulevar sin embargo tiene un claro carácter de parque. El bosque surgido se ha clareado cuidadosamente, de forma que el visitante puede caminar a través de una arboleda irregular dispersa, formada sobre todo por abedules. La variedad de las distintas etapas y formas del abedul y la lila es claramente perceptible y se cuida y mantiene continuamente.

Como un nuevo elemento añadido, la avenida del parque cruza el bulevar y conecta el pozo 1/2/8 con bosque de esculturas, conectando por tanto el centro del parque con el vecindario que lo rodea. La robusta vía de hormigón conforma un nuevo eje claramente visible en la red de caminos del parque.

2.3. El paseo anular – el camino, el bosque y la máquina

El perfil de diez metros de ancho, el llamativo esquema de colores, la banda de acero rojo que brilla en la oscuridad y el pequeño escalón en el interior del anillo hacen que tanto la función de conexión como la de separación del paseo del anillo sean visibles y tangibles. El paseo anular es generalmente el camino más fácil – y el más fácil de encontrar – entre dos puntos del complejo y genera una experiencia distinta de los multifacéticos espacios de Zollverein. Es un camino de cuatro kilómetros de longitud que guía a los visitantes y les ofrece una variedad de impresiones sensoriales, así como su propio espacio como tal, un espacio para todos los visitantes del parque, para turistas, así como para los residentes del vecindario y para los numerosos empleados en el sitio.

Figura 11. Norte de la batería de hornos de coque, el recorrido en zigzag del paseo mantiene a los visitantes cerca de la antigua sala de descarga. Grandes espacios abiertos en el bosque industrial abren la vista hacia la planta (© Claudia Dreyße, 2013)
Figura 11. Norte de la batería de hornos de coque, el recorrido en zigzag del paseo mantiene a los visitantes cerca de la antigua sala de descarga. Grandes espacios abiertos en el bosque industrial abren la vista hacia la planta (© Claudia Dreyße, 2013)

A la sombra de la batería de hornos de coque de la planta, en el zigzag del paseo, el visitante se acerca al Sitio Patrimonio Mundial. Sale aire frío y húmedo del interior de la sala de descarga abandonada, una placa de chapa metálica vibra en el viento, y en la semi-oscuridad se puede imaginar los misteriosos detalles del sitio. A continuación, en suave impulso, el camino despega de nuevo, la vista se extiende hacia el vecindario próximo, y el carácter aislado de la zona industrial en esta antigua parte agrícola del norte de Essen se vuelve más claro. El tren de la ciudad pasa apresuradamente, un edificio residencial una vez majestuoso y hoy ruinoso emerge, y en la siguiente esquina, incontables barras de acero y tuberías frente a estufas seriales en cascada determinan el área, y más abajo, seis chimeneas sobresalen en el cielo a lo largo del paseo. El espacio abierto se ensancha, rodeado por el camino, el bosque y la máquina. Un área de descanso soleada con algo de hierba, sobre el gris claro del balasto. Unos pocos bancos, unos cimientos excavados durante la construcción del paseo, y unas barras de acero oxidadas invitan a descansar, a hacer ejercicio o equilibrios y a maravillarse con el escenario.

El paseo anular pone el foco de atención en la gran atracción del parque del sitio Patrimonio Mundial. Aunque la batería de hornos de coque parece extenderse de forma uniforme por más de 600 metros, el curso del paseo presenta impresionantes y variados puntos de vista: una torre de extinción de madera, enredos futuristas de tuberías hoy sin función y tuberías dispuestas como un elaborado escenario escénico. A mitad de camino, la gigantesca planta de la mina domina la escena, con puentes de transporte aparentemente sin peso sobresaliendo de ella.

Figura 12. Paseo anular en la parte norte de la batería de hornos de coque. El camino, el bosque y la máquina (izquierda, © Claudia Dreyße, 2014) Figura 13. Paseo en el bosque de esculturas (derecha, © Claudia Dreyße, 2014)   

Figura 12. Paseo anular en la parte norte de la batería de hornos de coque. El camino, el bosque y la máquina (izquierda, © Claudia Dreyße, 2014)

Figura 13. Paseo en el bosque de esculturas (derecha, © Claudia Dreyße, 2014)

Más al sur, en la parte blanca de la planta de coque, el ancho de  las plantas dispuestas de forma ortogonal, de las líneas de tubería y los edificios determinan el área. Como no hay espacio entre el bosque industrial protegido y la tierra, el paseo sigue el camino histórico como una extensión, y una vez allí se acerca a la gigantesca estructura de acero de la chimenea de refrigeración, antes de enfilar de nuevo hacia el bosque.

Aquí el paseo da paso a una de las esbeltas esculturas de estela de piedra de Ulrich Rückriem – que en su día le dio nombre al bosque de esculturas – y la vista se extiende sobre una llanura amplia, negra, a veces polvorienta y a veces inundada con un tramo de bosque y los postes de acero de la línea de alta tensión como telón de fondo. El camino hace otra curva, separándose hacia la izquierda y dirigiéndose hacia el bosque, y a la derecha, introduciéndose en el valle y su punto de anclaje, la escultura “Castell”. El usuario se siente cada vez más tentado de dejar el paseo para examinar la piedra, tocar su superficie y descubrir sus perforaciones milimétricas. A continuación, seguir el estrecho camino hacia el bosque para buscar más objetos de granito, para descubrir un estanque con miles de ruidosos renacuajos, para maravillarse con los puentes transportadores entre las copas de los árboles, y finalmente para encontrar un bebedero amarillo brillante en la parte superior plana del montón de la mina con águilas ratoneras dando vueltas arriba.

De vuelta en el paseo, el visitante llega ahora al corazón del Sitio Patrimonio Mundial de Zollverein. Entre la antigua planta de lavado de carbón y su nuevo jardín frontal, el paseo atraviesa incontables vías, deja el nuevo Forum (Agence Ter) a la izquierda y la ruidosa estación transformadora a la derecha. Más adelante el paseo llega de pronto al patio de honor, frente a la doble torre de ventilación. Alrededor, los ladrillos están dispuestos como cajas de zapatos. Algunos visitantes se aventuran solos, mientras que otros en grupos a través de senderos estrechos y amplios ejes entre los edificios y el césped; los que tienen prisa siguen el canalón oxidado pasando la estación de bicicletas, el Casino y el Centro de Diseño para volver a apreciar de nuevo la marginalidad del paseo. Dentro del anillo se encuentra el conjunto de edificios de Shaft XII, y un poco más lejos la torre de la mina del Shaft 1. Fuera del anillo se encuentra un cubo de hormigón blanco con ventanas cuadradas dispuestas en fachada de forma irregular, y que excede visualmente el nivel del desarrollo residencial vecino. El edificio Sanaa – denominado así por sus arquitectos japoneses – es uno de los nuevos tractores del Masterplan de Rem Koolhas.

En la zona del Shaft 1/2/8, el paseo se acerca al jardín y al pozo de arte de Thomas Rother, a lo largo de la sala de transporte, del patio del centro coreográfico “Pact” y por el antiguo circuito de la mina que aún no ha sido transformado. Después de ascender por una pequeña pendiente, se alcanza de nuevo el bulevar de las vías férreas. Tras los árboles, surgen seis grandes chimeneas que atraen al visitante hacia la planta de coque. Cruzando el puente, hay un patio localizado en la planta de mezcla y la primera torre de extinción de madera anuncia la conocida sala de extinción de fuego.

2.4. Los pabellones – bienvenido a Zollverein Park

El sistema de orientación de Zollverein Park comienza con las casetas de bienvenida que aportan información y orientan a los visitantes a la llegada. Los cinco nuevos pabellones y la reconstruida casa del guardián en el patio de honor sirven de orientación, información y apoyo. De esta forma la llegada a Zollverein es más familiar, en contraste con la gran escala de la maquinaria de Zollverein. Un pabellón descompone las dimensiones industriales para generar un lugar para el individuo. El guardián comparte el interior y el exterior del pabellón con el visitante. ¡Bienvenido a Zollverein!

Los pabellones se sitúan en seis localizaciones estratégicas del lugar donde los visitantes llegan y se les aporta información, orientación y guía: la histórica casa del guardián en el patio de honor, el aparcamiento A1 en la entrada sur, el aparcamiento A2 en el centro de Shaft XII, el bulevar de las vías férreas al noroeste de Shaft XII, la antigua planta de mezcla de coque en el aparcamiento C y la entrada de la ciclovía de Emscher Park EN Zollverein Park, al noroeste de la planta de coque.

Más al sur, en la parte blanca de la planta de coque, el ancho de  las plantas dispuestas de forma ortogonal, de las líneas de tubería y los edificios determinan el área. Como no hay espacio entre el bosque industrial protegido y la tierra, el paseo sigue el camino histórico como una extensión, y una vez allí se acerca a la gigantesca estructura de acero de la chimenea de refrigeración, antes de enfilar de nuevo hacia el bosque. Aquí el paseo da paso a una de las esbeltas esculturas de estela de piedra de Ulrich Rückriem – que en su día le dio nombre al bosque de esculturas – y la vista se extiende sobre una llanura amplia, negra, a veces polvorienta y a veces inundada con un tramo de bosque y los postes de acero de la línea de alta tensión como telón de fondo. El camino hace otra curva, separándose hacia la izquierda y dirigiéndose hacia el bosque, y a la derecha, introduciéndose en el valle y su punto de anclaje, la escultura “Castell”. El usuario se siente cada vez más tentado de dejar el paseo para examinar la piedra, tocar su superficie y descubrir sus perforaciones milimétricas. A continuación, seguir el estrecho camino hacia el bosque para buscar más objetos de granito, para descubrir un estanque con miles de ruidosos renacuajos, para maravillarse con los puentes transportadores entre las copas de los árboles, y finalmente para encontrar un bebedero amarillo brillante en la parte superior plana del montón de la mina con águilas ratoneras dando vueltas arriba. De vuelta en el paseo, el visitante llega ahora al corazón del Sitio Patrimonio Mundial de Zollverein. Entre la antigua planta de lavado de carbón y su nuevo jardín frontal, el paseo atraviesa incontables vías, deja el nuevo Forum (Agence Ter) a la izquierda y la ruidosa estación transformadora a la derecha. Más adelante el paseo llega de pronto al patio de honor, frente a la doble torre de ventilación. Alrededor, los ladrillos están dispuestos como cajas de zapatos. Algunos visitantes se aventuran solos, mientras que otros en grupos a través de senderos estrechos y amplios ejes entre los edificios y el césped; los que tienen prisa siguen el canalón oxidado pasando la estación de bicicletas, el Casino y el Centro de Diseño para volver a apreciar de nuevo la marginalidad del paseo. Dentro del anillo se encuentra el conjunto de edificios de Shaft XII, y un poco más lejos la torre de la mina del Shaft 1. Fuera del anillo se encuentra un cubo de hormigón blanco con ventanas cuadradas dispuestas en fachada de forma irregular, y que excede visualmente el nivel del desarrollo residencial vecino. El edificio Sanaa – denominado así por sus arquitectos japoneses – es uno de los nuevos tractores del Masterplan de Rem Koolhas. En la zona del Shaft 1/2/8, el paseo se acerca al jardín y al pozo de arte de Thomas Rother, a lo largo de la sala de transporte, del patio del centro coreográfico “Pact” y por el antiguo circuito de la mina que aún no ha sido transformado. Después de ascender por una pequeña pendiente, se alcanza de nuevo el bulevar de las vías férreas. Tras los árboles, surgen seis grandes chimeneas que atraen al visitante hacia la planta de coque. Cruzando el puente, hay un patio localizado en la planta de mezcla y la primera torre de extinción de madera anuncia la conocida sala de extinción de fuego. 2.4. Los pabellones – bienvenido a Zollverein Park El sistema de orientación de Zollverein Park comienza con las casetas de bienvenida que aportan información y orientan a los visitantes a la llegada. Los cinco nuevos pabellones y la reconstruida casa del guardián en el patio de honor sirven de orientación, información y apoyo. De esta forma la llegada a Zollverein es más familiar, en contraste con la gran escala de la maquinaria de Zollverein. Un pabellón descompone las dimensiones industriales para generar un lugar para el individuo. El guardián comparte el interior y el exterior del pabellón con el visitante. ¡Bienvenido a Zollverein! Los pabellones se sitúan en seis localizaciones estratégicas del lugar donde los visitantes llegan y se les aporta información, orientación y guía: la histórica casa del guardián en el patio de honor, el aparcamiento A1 en la entrada sur, el aparcamiento A2 en el centro de Shaft XII, el bulevar de las vías férreas al noroeste de Shaft XII, la antigua planta de mezcla de coque en el aparcamiento C y la entrada de la ciclovía de Emscher Park EN Zollverein Park, al noroeste de la planta de coque.    

Figura 14. Pabellón 5, en la entrada noroeste. La escalera del cielo permite a los visitantes mirar hacia el exterior, hacia el espacio urbano vecino y sobre las vías del ferrocarril de Colonia-Minden, pero también hacia la sala de descarga de más de 600 metros de largo y la batería de horno de coque (izquierda, ©Claudia Dreyße, 2014)

Figura 15. El pabellón 4 en la planta de mezcla. Los guardianes reciben a los visitantes y les dan información y orientación (derecha, ©Claudia Dreyße, 2014)

Figura 16. El pabellón descompone las dimensiones industriales en lugares para el individuo. El vigilante comparte pabellón con el visitante (©Claudia Dreyße, 2014))
Figura 16. El pabellón descompone las dimensiones industriales en lugares para el individuo. El vigilante comparte pabellón con el visitante (©Claudia Dreyße, 2014))

“El diseño de los pabellones se basa en estructuras modulares apliacadas por los arquitectos Fritz Schupp y Martin Kremmer en las estructuras metálicas de las fachadas de la mina de carbón. El pabellón descompone estas dimensiones industriales en lugares para el individuo. La arquitectura de librerías, específicamente desarrollada para estos pabellones, ofrece espacio para material informativo, libros, y objetos encontrados, tanto dentro como fuera. Esto es muy apropiado para la recepción, pero también es una forma de arquitectura dialogante. El vigilante comparte pabellón con el visitante, el interior y el exterior parecen solo uno. Alrededor de la mesa de información hay una variedad de lugares donde estar”. (2)

3. 30 años de Zollverein Park – en continuo cambio

Hoy, más de 30 años después del cierre de la mina de Zollverein y 13 años después del concurso para la realziación e implementación de Zollverein Park, los elementos básicos del parque ya se han ejecutado. Pero Zollverein y Zollverein Park no están aún finalizados, y probablemente nunca lo harán.

Figura 17. Biotopo para el sapo protegido (izquierda, © Claudia Dreyße, 2014) Figura 18. Zollverein Park invita al visitante a descubrir y explorar. Las trazas del pasado son omnipresentes (derecha, © Claudia Dreyße, 2014)    

Figura 17. Biotopo para el sapo protegido (izquierda, © Claudia Dreyße, 2014)

Figura 18. Zollverein Park invita al visitante a descubrir y explorar. Las trazas del pasado son omnipresentes (derecha, © Claudia Dreyße, 2014)

Figura 19. Columpio en el pasillo del equipo (© Claudia Dreyße, 2014)
Figura 19. Columpio en el pasillo del equipo (© Claudia Dreyße, 2014)

Especialmente en los últimos años han pasado muchas cosas: Folkwan University of Arts se ha trasladado a la Design City (MGF Architekten). RAG Foundation y RAG Joint Stock Company (RAG Aktiengesellschaft) han terminado su nueva oficina en el sur de la planta de coque (kadawittfeldarchitektur). La Gran Sala -  una sala de eventos en la antigua sala de succión y compresión – ha comenzado a funcionar (Architekturbüro KWR). Los trabajos de reconstrucción de otros edificios e instalaciones del complejo de la planta de coque están progresando continuamente. En este momento, Hall 4 – la antigua sala de motores localizada al sur, a la sombra de la doble torre de ventilación y frente al Ruhr Museum – se prepara para un negocio gastronómico (architect Heinrich Böll).

De acuerdo con el Masterplan de Koolhas, el nuevo uso de los viejos y nuevos edificios aporta vida al sitio Patrimonio Mundial, y sobre todo cambia la demanda del parque hacia la que puede reaccionar con su robusta estructura. Así que continuamos construyendo el parque donde es necesario y desarrollándolo a través del continuo mantenimiento y cuidado en la dirección deseada, pero también a veces, sorprendente.

Zollverein Park no consiste solo en crear una especie de museo de un paisaje industrial, si no que el concepto pretende componer un paisaje del espacio a partir de los elementos existentes, incorporando los desarrollos y señales históricos y actuales de una forma consciente y creíble, y ofreciendo una superficie compleja y un desarrollo futuro y uso del espacio pragmático – quizás un nuevo tipo de paisaje.

 

Notas

(1) Harald Fritz; Die Halde Zollverein; Bauhütte Zeche Zollverein Schacht XII GmbH; Year unknown

(2) Andre Dekker; Zollverein Park – Staub, Stille und Spektakel; Stiftung Zollverein, ARGE Zollverein Park – Planergruppe, F1rstdesign, Observatorium; Publisher of the Bookstore Walther König; 2017

Nota Legal
Créditos
Suscripción
Directora: María A. Leboreiro Amaro, Dra. Arquitecto. Profesora Titular de la E.T.S. de Arquitectura de Madrid
Consejo de redacción: Miquel Adriá, director de la revista Arquine
Carmen Andrés Mateo, Arquitecta. Profesora Asociada de la E.T.S. de Arquitectura de Madrid
José Mª Ezquiaga Dominguez. Dr. Arquitecto. Profesor Titular de la E.T.S. de Arquitectura de Madrid
José Fariña Tojo. Dr. Arquitecto. Catedrático de la E.T.S. de Arquitectura de Madrid
Fernando Fernández Alonso. Arquitecto. Profesor Asociado de la E.T.S. de Arquitectura de Madrid
Josep Mª Llop Torne. Arquitecto. Profesor en la Facultad de Geografía de la Universidad de Lleida
Javier Ruiz Sánchez. Dr. Arquitecto. Profesor Titular de la E.T.S. de Arquitectura de Madrid
Secretaría: Llanos Masiá
Edita: planur-e
Avda. Valdemarin, 68
28023 Madrid
Traducción: planur-e
ISSN: 2340-8235
Copyright: (2013): planur-e
Cerrar Ventana [x]
Planur-e: www.planur-e.es es una revista digital editada en España en materias de territorio, urbanismo, sostenibilidad, paisaje y diseño urbano. Nació con el objetivo de exponer buenas prácticas dando voz a los profesionales, planteando que sean los propios autores de los trabajos quienes los presenten. Se colabora así a su difusión, al tiempo que se ofrece, a aquellos que se aproximan al proyecto, la oportunidad de ver otras formas de trabajar y contrastar sus propias reflexiones y propuestas. Planur-e por sus características pretende llenar un hueco, dada la escasez de publicaciones en estas materias. Alcanza en este momento su número diez, con un planteamiento monográfico y da, al tiempo, en su Miscelánea cabida a múltiples temas. Cuenta ya con un número importante artículos alrededor de 150, hasta el momento, y con autores de muy distintos países, lo que enriquece su tarea de divulgación.

Información General
En cumplimiento de lo dispuesto en el artículo 10 de la Ley 34/2002, de 11 de Julio, de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico (LSSICE), ponemos a su disposición la “información general”, que comprende los datos identificativos de la entidad titular de este sitio web:
Titular: planur-e
Dirección: Avda. Valdemarín, 68-28023 Madrid
Lugar de edición: Madrid

Nota Legal
Los trabajos firmados expresan únicamente la opinión de sus autores así como la documentación gráfica, y son de su exclusiva responsabilidad, a todos los efectos legales y no reflejan los criterios que pueda tener el equipo editorial. Ninguna parte de esta publicación puede reproducirse o transmitirse en ninguna forma sin autorización escrita por parte de la editorial. Aquellas imágenes en las que no se ha podido identificar el propietario de los derechos, se entiende que son de libre uso. En caso de identificar alguna imagen como propia, por favor póngase en contacto con planur-e.
Legal Notice
The signed works only express the opinion of their authors and also the graphic documentation, and are their sole responsibility, for all legal purposes, and do not reflect the criteria that the editorial team may have. No part of this publication may be reproduced or transmitted in any form without the written consent of the publisher. It is understood that those images for which it was not possible to identify the holder of the rights are free to be used. In the event you identify an image as your own, please contact planur-e.
Cerrar Ventana [x]
 Información Personal

* E-mail:
Idioma / Language:


He leído y estoy de acuerdo con los términos y condiciones / I’ve read and agree to terms and conditions



 Protección de Datos
planur-e te informa de que los datos personales que nos proporciones serán incorporados en el fichero “Atención al Consumidor” del que somos responsables, al objeto de gestionar las solicitudes de información, reclamaciones, consultas realizadas ante el departamento de atención al consumidor. Mediante el envío del presente formulario, prestas consentimiento expreso al tratamiento automatizado y documental de tus datos, en los términos de la Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre (LOPD) y el Real Decreto 1720/2007 de 21 de diciembre.
Te agradeceremos nos comuniques cualquier cambio o modificación en los datos que nos ha proporcionado con el fin de que éstos respondan con veracidad y exactitud a la realidad. Asimismo, te informamos de que puedes ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición mediante carta dirigida a planur-e, o bien, mediante correo electrónico a: planur-e@planur-e.es
Cerrar Ventana [x]